El líquido sellante es un esencial que nunca puede faltar en la redacción de Solo Bici. Con tanta prueba y tipos de terrenos tener los neumáticos bien protegidos con líquido sellante, como el de Gum, es crucial.

Todavía más sí, como este año, acudimos a pruebas en las que el terreno es especialmente exigente. Este es el caso de nuestra participación el pasado mes de mayo en la Titan Desert.

Una prueba realmente dura para los neumáticos de la bici. El terreno allí es especialmente pedregoso, con etapas de más de 100 km y temperaturas que superan ampliamente los 40ºC. Creímos que estas condiciones eran ideales, extremas diríamos, para poner a prueba un líquido sellante.

Introdujimos en nuestros neumáticos de la Titan unos Maxxis Tubeless Ready, uno de los últimos líquidos de calidad aparecidos en el mercado, el Gum.

Una joven marca española que sobre el papel ofrece un líquido con un extra de durabilidad y una mayor velocidad en sellado.

No es el más económico si comparas otras marcas equiparables, pero os aseguramos que el rendimiento que nos ha proporcionado todos estos meses ha sido excepcional.

Para la Titan Desert empleamos 125 ml por neumático, un poco más que los 100 ml recomendados por el fabricante en cada neumático. Las altas temperaturas de Marruecos y el alto riesgo de perforar la goma de la cubierta nos hizo ser cautos.

Durante la prueba, con más de 600 km en seis días, no tuvimos ningún pinchazo. Ni siquiera la típica pérdida de aire de un día para otro que se produce por microporos. El efecto de sellado fue por tanto excepcional.

Nos gustó además comprobar que, a pesar de las altas temperaturas, al cabo de las seis etapas el líquido conservaba casi todo el volumen inicial, algo que no ocurre en otros producto de la competencia, pues el látex, uno de los principales activos de este tipo de productos, tiende a evaporarse con el calor.

Nos gustó también no encontrarnos con acumulaciones gomosas en las válvulas, que se acaban taponando y que sí hemos visto en líquidos equiparables, así como el tapón que incluye el pack de 200 ml, para desmontar el obús e introducir el líquido en la cubierta con más facilidad.

¿Para quién es?

Para quien busque un líquido sellante de alta calidad y con uno de los mayores niveles de fiablidad del mercado.

¿Qué falta?

En cuanto a rendimiento, nada que objetar. Cumple su cometido a niveles excepcionales, incuso superior a la competencia. Nos habría gustado una mejor presentación del packaging.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This