Probamos la espuma reparadora de esta firma que tiene como peculiaridad el convertirse en líquido tubeless. Alpcross distribuye este producto en España, cuya función es reparar cortes y pinchazos en neumáticos sin cámara. Generalmente, estamos más acostumbrados a que este tipo de productos se usen con neumáticos de montaña, pero también se pueden emplear en bicicletas de carretera y gravel; de hecho, es válido para cualquier tipo de neumático tubeless (sin cámaras).

Espumas reparadoras de pinchazos hay varias en el mercado. GUP aporta algunas características diferenciadoras: la mayor capacidad de la bombona de 125 ml, el compuesto especial biodegradable y la conversión final en producto tubeless de la espuma. La primera característica permite que el producto entre con más fuerza y presión en el neumático, lo que permite talonar más fácilmente y también llenar grandes neumáticos de MTB (fat bikes, medidas plus). En cuanto al compuesto, el GUP cuenta con un producto reparador que permite tapar agujeros de hasta 4 mm y, finalmente, al convertirse en líquido tubeless, el neumático queda automáticamente reparado y no hay que desmontarlo e introducirle ese tipo de líquido una vez llegamos a casa.

Fácil de usar y transportar

Usar la espuma GUP es muy fácil. En marcha es fácil de llevar en la bici (se vende un soporte con velcro para llevarlo atado a la tija de la bici); apenas pesa, no tiene mucho volumen y cabe perfectamente en el bolsillo trasero. Usarlo en mitad de una salida es tan sencillo como agitar bien el bote antes de colocarlo sobre la válvula de la rueda, entonces basta con colocarlo bien y apretar el bote contra la válvula para que salga la espuma a presión. A partir de aquí, hay que hacer girar la rueda y esperar que la espuma tape el pinchazo en cuestión. La bocana del GUP es compatible para válvula Presta y Schrader, sin necesidad de usar ningún adaptador. En este vídeo vemos cómo se usa la espuma GUP en un neumático ya montado:

Como hemos visto, usarlo no plantea ningún problema, de hecho este tipo de productos se han diseñado para que puedan usarse rápidamente en plena ruta. Aquí lo interesante era comprobar qué pasaba después de usar el GUP en un neumático. Nosotros hemos hecho esta prueba en unos neumáticos tubeless ready para ciclismo gravel. Y lo cierto es que ha funcionado muy bien. Pudimos tubelizar nuestras cubiertas gravel de 700x38C sin ningún problema y después estas han aguantado perfectamente. Obviamente, las ruedas van perdiendo aire, como pasa normalmente con los tubeless, pero en nuestra bici gravel el neumático se ha mantenido talonado y con cierto aire.

Para comprobar cómo evoluciona el producto, esparcimos un poco en una cartulina. Al inicio, GUP es claramente una espuma, de muy poca densidad y con mucho volumen y aire. Al cabo de una hora más o menos, la espuma va evolucionando hacia un tipo de látex, con cierta elasticidad y esparcido como una película por todo el interior del neumático. Hay que decir que apenas hay un paso intermedio líquido del GUP, es decir, funciona como un producto tubelizador pero no tiene ese estado líquido; pasa de espuma aireada a película de látex casi directamente.

¿Para quién?

GUP nos parece una espuma reparadora muy útil y práctica para resolver casi cualquier pinchazo, tanto en bici de montaña como de carretera o gravel. Su mayor capacidad (125 ml) y el que el producto reparador se convierta en tubelizador son dos puntos a favor de su utilidad. También hay que destacar que es biodegradable.

Lo mejor: Facilidad de uso.
A mejorar: El soporte para la bici se paga como accesorio aparte.

FICHA TÉCNICA
Producto: Espuma sellante biodegradable
Compatible: Válvulas Presta y Schrader
Volumen: 125 ml
Precio: 14,99 €
Distribuye en España: Alpcross

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.