Prueba: Ghost E-Riot Trail, una e-bike eficaz y funcional
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Israel Gardyn

Prueba: Ghost E-Riot Trail, una e-bike eficaz y funcional

Erigida sobre un cuadro de carbono y basculante de aluminio, la  Ghost E-Riot Trail sorprende por ser una plataforma versátil capaz de integrar multitud de soluciones prácticas que mejoran la experiencia en marcha. Funcionalidad y eficacia se dan la mano en esta e-bike con sello alemán.

Una experiencia lo más similar posible a la que ofrece una bicicleta trail sin motor. Es el objetivo que se han impuesto multitud de fabricantes de e-bikes y una pugna en la que persigue la Ghost E-Riot Trail. Se trata de una robusta plataforma de genética alemana. Su diseño austero carece de ornamentos que edulcoren el acabado final y sus virtudes se ciñen a la funcionalidad en rutas sobre el firme. Por tanto, puede que no enamore a primera vista, puesto que prefiere guardarse sus armas para lucirlas cuando el biker se sienta en el sillín y comienza a pedalear.

Ghost E-Riot Trail perfil

El primero de sus argumentos estrella lo encontramos en el cuadro, con una combinación de triángulo principal en fibra de carbono y un basculante, sin puntos de giro, de aluminio. En su diseño, Ghost ha empleado una técnica que denominan Superfit, utilizando un algoritmo que calcula holísticamente una geometría destinada al mejor encaje entre ciclista y bicicleta.

Es un sistema utilizado por la firma en buena parte de su catálogo de Mountain Bike, incluyendo las bicicletas de Cross Country de competición como la Ghost Lector FS. En la Ghost E-Riot Trail encontramos una geometría eminentemente ‘descender’, con una generosa distancia entre ejes, una dirección abierta a 65,5º y un reach abultado. La plataforma se erige sobre ruedas de 29 pulgadas en todas las tallas salvo la S, que opta por aros de 27,5”.

Una suspensión compleja

Ghost E-Riot Trail suspension

Como avanzábamos, el cuadro persigue mayor funcionalidad que estética. Así, la distribución del cableado es semi oculta, puesto que en realidad es externa al marco, aunque queda protegida por una tapa superior de plástico que se puede extraer sin necesidad de herramientas. Esta pieza protectora y embellecedora también alberga los orificios para anclar el portabidón y, por supuesto, permite un fácil acceso a las fundas en caso de necesitar cualquier ajuste, reparación o sustitución. En la trasera se repite el mismo concepto, aunque en esta ocasión es un protector de las vainas el encargado de integrar la camisa del cambio y evitar golpes de la cadena en el cuadro.

Respecto al esquema de suspensión, la E-Riot se sustenta en un complejo sistema de doble bieleta con ubicación vertical del amortiguador. Ambas bieletas son de una sola pieza mediante un exquisito trabajo de mecanizado y acepta amortiguadores de muelle. Además de trabajar en base a una cinemática determinada, la bieleta principal conecta con el amortiguador, el tubo vertical y el basculante, aporta una gran rigidez torsional y libera estrés sobre los tornillos y puntos de giro de la trasera, que deberán lidiar con los casi 25 kg de la bicicleta. Como curiosidad, todos los puntos de pivote de la suspensión de la Ghost E-Riot Trail emplean rodamientos del mismo tamaño, con el fin de obtener un movimiento uniforme.

Ghost E-Riot Trail bloqueo
Detalle de la dirección Acros que limita el radio de giro.

El cuadro se completa con detalles funcionales como la compatibilidad con el anclaje de soportes tipo ‘pata de cabra’, la presencia de un bloqueo de la dirección para evitar que el manillar impacte con el marco de carbono o el anclaje independiente de la pinza de freno trasera para que la frenada no se vea afectada por el trabajo de la suspensión.

Motorización alemana

La mayor parte del catálogo de e-bikes de Ghost apuesta por la motorización Bosch y la gama E-Riot no es una excepción. Es importante destacar que el modelo que hemos probado está equipado con una unidad motriz Bosch Performance Line CX de cuarta generación, pero la gama 2022 ya incluye el Smart System de Bosch y la E-Riot, lo que también implica un ligero rediseño del triángulo principal para dar cabida a la batería de mayor capacidad.

Ghost E-Riot Trail motor

Sea como fuere, en este modelo la integración del motor es soberbia, gracias al acople específico del motor, con una inclinación de -20º, que mejora el reparto de pesos, ajusta el centro de gravedad y permite acortar la longitud de las vainas a pesar del tamaño de las ruedas. La batería, de 625 Wh, es extraíble aunque se bloquea con una llave de seguridad, y está protegida por una nueva tapa de plástico, en esta ocasión en la parte inferior. El mando de control de los modos de asistencia integra el propio display Purion de Bosch que, aunque no sea a color, presenta una generosa pantalla en la que visualizar rápidamente todos los parámetros incluso cuando rodamos a gran velocidad.

Ghost E-Riot Trail display

Feeling natural

Como fabricante de bicicletas de montaña, Ghost posee una dilatada trayectoria en el desarrollo de Mountain Bikes de largo recorrido y, en los últimos tiempos, se ha ganado una plaza entre las firmas más reputadas en XC de competición. En la E-Riot, en cierto modo, ambas corrientes confluyen para proponer una plataforma muy absorbente y, al mismo tiempo, rígida y reactiva.

Ghost E-Riot Trail en accion

El motor se ubica muy bajo y en una posición centrada, de tal forma que el conjunto entero transmite equilibrio, algo que se agradece cuando somos nosotros quienes debemos desplazar el peso corporal o bien cuando despegamos ambas ruedas del suelo.

Ghost E-Riot Trail

Además, el sistema de suspensión, denominado Tractionlink propone una plataforma de pedaleo muy eficiente, con una rápida transmisión de la fuerza que ejercemos desde los pedales. Sin duda a ello colabora la presencia de un basculante rígido, sin puntos de giro que desmultipliquen esta fuerza, aunque se pierda sensibilidad en el eje trasero. No obstante, el esquema de doble bieleta y multitud de rodamientos en la zona central de la bici aumenta la tracción y la sensación de absorción natural, como si de una bicicleta no motorizada se tratase.

Si quieres conocer más detalles sobre la Ghost E-Riot Trail Advanced puedes acceder a la web oficial de la marca a través de este enlace. Además, puedes leer un test en mayor profundidad de esta e-bike en el número especial en papel Solo Bici-E que aún puedes adquirir. Más información, aquí.

LO MEJOR

  • Cuadro de carbono
  • Buen trabajo de la trasera
  • Concepto funcional, facilita el mantenimiento.

LO PEOR

  • Estéticamente, el cableado semi integrado no es lo más atractivo.
  • Motor Bosch Performance sin integrar el Smart System.

Ghost E-Riot Trail Advanced / Ficha técnica

Ghost E-Riot Trail exterior

Precio: 5.499€

Peso: 24,45 Kg (talla M sin pedales)

Recorrido: 150/140 mm

Cuadro

Material: Carbono/Aluminio

Tallas: S, M, L, XL

Suspensiones

Horquilla: RockShox 35 Gold RL 150 mm

Amortiguador: RockShox Super Deluxe Select R 140 mm

Transmisión

Pedalier: e*thirteen e*spec Plus 34d

Casete: SRAM PG-1210 11-50d

Mando de cambio: SRAM SX Eagle Single Click

Cambio: SRAM SX Eagle 12-S

Motor: Bosch Performance Line CX

Batería: Bosch PowerTube 625 Wh

Display: Bosch Purion

Ruedas

Llantas: WTB ST i30

Bujes: DT Swiss 370 Classic

Neumáticos: Maxxis Minion DHF 3C MaxxTerra Exo+ 2.5 / Minion DHR II + 2.6

Neumáticos: Maxxis Minion DHF 3C MaxxTerra Exo+ 2.5 / Minion DHR II + 2.6 ruedas

 

Componentes

Frenos: Tektro HD-M750 203 mm

Potencia: Ground Fiftyone Dia. 31.8 mm

Manillar: Ground Fiftyone Dia. 31.8 mm 780 mm

Dirección: Acros Blocklock 135° AZX-582

Tija del sillín: Ghost Alpha 1 34.9 mm 125 (S) 150 (M) 170 (L/XL)

Sillín: Fizik Terra Aidon

Ghost E-Riot Trail frenos

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1