Ghost ya hace tiempo que se está posicionando como una buena marca a tener en cuenta en el segmento de las bicis en general.

Normalmente, no es una compañía que marque la pauta, pero sí que va haciendo cosas interesantes y dándole mucha personalidad a sus últimas bicis. Y esto es lo que ha pasado con esta Ghost Hybride SL AMR X.

Con ella, la firma alemana marca una nueva tendencia en el segmento de las e-bikes que estamos seguros de que seguirán muchas otras del sector.

Personalidad propia

Con un cuadro espectacular de carbono LC de la marca, siguiendo las exitosas y atractivas líneas de uno de sus míticos modelos de mountain bikes no eléctricas, la Ghost Hybride SL AMR X se presenta como la e-bike referente dentro de la propia marca.

Y no solo eso, porque cuenta con unas características únicas y exclusivas, de momento: diferente tamaño de rueda delantera y trasera (27,5″ plus y 29″, respectivamente), bielas de 155 mm de longitud, horquillas con cambio de recorrido…

Solo con esto, ya demuestran marcar su propio camino, sin tener en cuenta las tendencias actuales del mercado, y se desmarcan del resto. Estamos hablando de una bici de 160 mm de recorrido delantero y 140 mm trasero.

Con el triángulo principal de carbono y el basculante de aluminio, equipa el motor Shimano Steps E-8000 con batería del mismo kit de motor, pero siendo esta la normal, no la específica, para integrar dentro del tubo diagonal.

Esto se debe a que prefieren optar por unas dimensiones más cortas (es más corta pero más gruesa) para facilitar el transporte en una mochila si hemos de hacer ruta y llevar una de recambio. Porque la longitud de la específica integrada es mayor y choca con la parte trasera del casco en caso de llevar una en la mochila, o si esta se tiene que bajar demasiado por la espalda, resulta bastante incómodo. Parece un atraso, pero hasta una evolución de las baterías tiene su sentido.

Y mucho más

En cuanto a la geometría, se ha hecho un serio replanteamiento para adaptar la bici a las necesidades de las e-bikes.

Para empezar, la apuesta ha sido la de contar con un bajo pedalier, pues aunque el propio peso de la bici ofrece un punto de gravedad bajo, no se ha querido perder esta cualidad. Para ello, y sabiendo que las e-bikes sufren los constantes impactos de las bielas en el terreno, se le han montado unas exclusivas bielas de 155 mm de longitud, lo que hará que eliminemos este problema. Una gran solución que ya pedíamos desde hace tiempo. Bien por Ghost.

También se le ha otorgado un ángulo de sillín vertical, de 75,2º. Esto permite un reach más bien largo, como las tendencias actuales, pero con una posición corporal óptima a la hora de bajar, ya que esto también se ha tenido muy en cuenta.

Además, las horquilla posee cambio de recorrido (de 160 y 130 mm), que nos posicionará todavía mejor sobre todo a la hora de subir, para que no se nos levante la e-bike y pierda la dirección en pendientes pronunciadas, también típico de las eléctricas.

Asimismo se ha adaptado la rueda delantera de 29″ y la trasera de 27,5″ plus, que ofrece una gran estabilidad en la parte delantera, la direccional, y unas vainas más cortas en la trasera, para ganar en manejabilidad y tracción.

Otro de los aspectos que le dan personalidad propia a la SL AMR X es montar un amortiguador de muelle, que los ingenieros justificaron porque requiere un menor mantenimiento, y una e-bike está pensada para disfrutar, no para perder el tiempo en el taller o ajustándola constantemente. Algo de razón tiene, sí…

Grata sorpresa

A decir verdad, las ruedas de diferente medida y el amortiguador de muelle nos descolocaron cuando la vimos la primera vez en Italia.

Sobre el papel, los ingenieros de Ghost nos la vendían de maravilla, pero hacía falta probarla. Ahí mismo, al día siguiente, ya nos sorprendió gratamente, pero no fue hasta que la tuvimos en casa cuando nos dimos cuenta realmente del gran trabajo de los alemanes.

Es una bici de enduro en toda regla, con grandes posibilidades. Lógicamente, la sensibilidad de la parte trasera es tremenda por ser un muelle (y un sistema más que probado), pero lo mejor es que el amortiguador cuenta con bloqueo para subir.

Es verdad que no lo controlamos desde el manillar, pero lo tenemos, que a la postre es lo que nos interesa. Y delante cuenta con una buenísima absorción de la mano de la Lyrik, con 160 mm, pero para subir podemos bajarla a 130 mm para que no se nos levante. Además, también dispone de bloqueo, ¿qué más queremos?

La combinación de ambas es tremenda, absorbe de maravilla. Y el invento de las ruedas nos encantó. Estabilidad espectacular en la delantera (aunque le cambiaríamos el neumático por tener un perfil demasiado recto) y absorción y tracción en la trasera.

La verdad, nos cuesta encontrarle algo negativo a esta e-bike, aparte del neumático delantero, que por una cuestión personal no nos da confianza. Por el resto, perfecto: los frenos, tremendamente efectivos; la posición, muy buena… Es una de las e-bikes que nos compraríamos.

Valoraciones

Cuadro: 4/5 – Su calidad es muy buena, y destaca sobre todo el triángulo delantero de carbono. A pesar de ser de aluminio, el basculante está muy bien trabajado también.

Transmisión: 5/5 – Ya solo por montar unas bielas de 155 mm, que evitará impactos no deseados de estas con el suelo, nos encanta. El EX-1 de SRAM, lógicamente, responde.

Suspensión: 5/5 – Tanto la delantera como la trasera funcionan perfectamente. Destaca la horquilla con dos posibles posiciones y el amortiguador de muelle.

Motor: 4/5 – Nada que decir en este sentido. Funcionó como se espera del Steps E-8000 de Shimano. Retocamos la potencia del motor con la app E-tube de Shimano.

Batería: 4/5 – A ver, nosotros preferiríamos una batería integrada que pase más desapercibida en el diseño, pero hay que decir que los argumentos de Ghost son buenos.

Ruedas y neumáticos: 4/5 – Una grata sorpresa. Cuando la vimos, pensamos en inventos raros, pero la verdad es que tiene todo el sentido del mundo, y se nota un buen comportamiento gracias a ello

Calidad-Precio: 5/5 – La verdad es que es espectacular. Un cuadro parcialmente en carbono y todo lo que ofrece es inmejorable. Si así fuera, sería la repera. Excelente.

Ficha técnica

General

Bici: Ghost Hybride SL AMR X SL 7.7+ LC

Precio: 6.499 euros

Peso: 21,240 kg (sin pedales)

Cuadro

Material: Triángulo principal de carbono y basculante de aluminio

Tallas: S, M, L

Garantía: 5 años en el cuadro y 2 años en motor, batería y componentes electrónicos

Suspensión

Horquilla: RockShox Lyrik RCT3 Dual position (160-130 mm)

Amortiguador: RockShox Super Deluxe Coil RCT

Transmisión

Pedalier: Ground Fiftytone/34 dientes/155 mm

Casete: SRAM XG-899/11-48

Cadena: SRAM PCEX-1

Mandos de cambio: SRAM EX-1

Cambio: SRAM EX-1

Motor: Shimano Steps E-8000/504 Wh

Batería: Shimano BT-E8010

Ruedas

Llantas: DT Swiss H 1700 Spline 30 mm delantera y DT Swiss H 1700 Spline 35 mm trasera

Bujes: DT Swiss H 1700 Spline 110 x 15 mm delantero y 148 x 12 mm trasero

Componentes

Neumáticos: Maxxis Shorty 29″ x 2,5″ delantero y Minion DHR II 27,5″ x 2,8″ trasero

Frenos: SRAM Code R. Discos de 200 mm

Manillar: Ground Fiftyone Carbon/780 mm

Potencia: Ground Fiftyone Team Dia/35 mm

Dirección: Tapered

Tija de sillín: Kind Shock LEV Integra/31,6 mm

Sillín: Ergon SME30

Más información

Contacto: Ghost-Bikes GmbH, 938 498 851

Website: www.ghost-bikes.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Fotos estudio: Jesús Andrés Fernández // Fotos acción: Carlos García

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.