Prueba: Ghost Lector FS SF Pro, una XC de competición única en su especie

Prueba: Ghost Lector FS SF Pro, una XC de competición única en su especie

La firma alemana ha tomado una corriente totalmente diferente a la tendencia en el Cross Country actual a la hora de diseñar su primera doble suspensión de competición. Así es la nueva y flamante Ghost Lector FS SF Pro.

PUBLICIDAD Content_1

Fotos: Israel Gardyn

La pasada temporada, y coincidiendo con la cita olímpica, Ghost decidió que el exigente circuito de Cross Country de Tokio 2020 sería el mejor escenario para dar a conocer de forma oficial la que sería su primera bicicleta de doble suspensión de alta competición: la nueva Ghost Lector FS.

Resulta llamativo que esta bicicleta sea su primera doble de XC, puesto que la firma alemana cuenta con una enorme tradición en Mountain Bike, con un vasto catálogo en múltiples modalidades. Además, poseen uno de los equipos más potentes en la Copa del Mundo, el Ghost Factory Racing, liderado por Anne Terspstra, a quien pudimos entrevistar aquí y ya nos dio sus primeras impresiones sobre la Ghost Lector FS.

PUBLICIDAD Content_2

Pero afortunadamente éste ha sido un ‘estreno’ por todo lo alto, con una bicicleta que resulta un soplo de aire fresco dentro de una modalidad que tiende a ofrecer propuestas muy similares entre sí. Y buena parte de su originalidad se debe a que supone una evolución de las bases sentadas con la Ghost Lector SF, la rígida de XC de la firma que también sorprende por su diseño único.

Ghost Lector FS en acción

Superfit: una forma de entender el MTB

Todo el cuadro está facturado en fibra de carbono. La única pieza que encontramos en aluminio es la bieleta inferior de la suspensión, pero más adelante nos centraremos en este esquema. De hecho, Ghost ha lanzado la gama con dos niveles de carbono y, de los cinco modelos que componen la gama, tres recurren a la fibra de carbono Ultralight, incluyendo el montaje Ghost Lector FS SF Pro que puedes ver en este artículo. El resto de la gama opta por fibra de carbono LC (lightweight carbon), algo más pesada y menos rígida para lograr un precio final más económico.

Cuadro de carbono UC en la Ghost Lector FS

PUBLICIDAD Content_3

Una de las características más interesantes de la nueva Ghost Lector FS es la adaptación del recorrido de las suspensiones al tamaño de la bicicleta. Forma parte del concepto SuperFit, donde se recurre a un algoritmo desarrollado específicamente para calcular una geometría única capaz de ajustarse, como ninguna otra, al ciclista. Así, de las cinco tallas disponibles, los cuadros XS y S proponen 100 mm de recorrido en cada eje, mientras que, desde la talla M hasta la XL, los recorridos aumentan a 120 mm en la delantera y 115 en la trasera. La suspensión no es el único elemento que se adapta según la talla, algunos de los componentes también varían su tamaño en base a las dimensiones del cuadro y, por ende, del usuario.

Recorrido de la horquilla en la Ghost Lector FS

Esta filosofía SuperFit se hace más presente si cabe en la geometría, apostando por unas cotas muy radicales nunca vistas hasta ahora en una bicicleta de estas características. La Ghost Lector FS lleva al extremo la tendencia de hacer las bicicletas más largas y con ángulos agresivos.

El triángulo delantero es de amplias dimensiones, con un tubo superior de nada menos que 649 mm en la talla M que hemos probado. La postura que propone es tendida, de ataque, pero Ghost ha sabido compensarlo apostando por potencias cortas y un ángulo del sillín de 75,5º. De este modo, tenemos una bicicleta muy estable en descensos técnicos, ágil en terreno revirado y, al mismo tiempo, con una posición que invita al pedaleo y que facilita trasladar nuestro peso corporal al frente para compensar la posible falta de ‘grip’ por esta abultada distancia entre ejes.

Cuadro de geometría de la Ghost Lector
Éste es el cuadro de geometría de la Ghost Lector FS en talla M.

Esta geometría tan particular es, como decíamos anteriormente, muy parecida a la que se propone en la Ghost Lector rígida. Una decisión encaminada a hacer más dulce la transición entre una y otra para quienes quieran cambiar de bici o tener ambas a su disposición, comenzando, por supuesto, por los corredores profesionales del equipo.

Una suspensión más compleja y completa

Si la geometría trata de replicar un comportamiento muy versátil en marcha, la suspensión trasera resulta clave para reforzar esta idea. Se trata de un esquema de pivote virtual articulado por dos bieletas con un basculante rígido. Un sistema más complejo que los cada vez más extendidos (y sencillos) monopivotes, aunque también implica mayor presencia de puntos de giro y, por tanto, más peso.

Sistema de suspensión trasera en la Ghost Lectro FS traction link

Ghost lo denomina Traction Link y está presente en buena parte de sus bicicletas de doble suspensión, también las de mayor recorrido. De hecho, mientras otras firmas han rechazado este tipo de esquemas más elaborados apostando por la ligereza de diseños básicos, la Ghost Lector de nuevo se desmarca ofreciéndonos una absorción propia de modelos Trail en lugar del tacto seco de otras XC.

Se trata de una suspensión muy sensible, donde se hace un uso óptimo de todo el recorrido. La bicicleta puede filtrar irregularidades de baja frecuencia y soportar con progresividad impactos de mayor volumen y todo ello sin sacrificar la eficiencia de la pedalada. En fuertes arrancadas, cuando exprimimos las bielas, la Ghost Lector FS ofrece una respuesta directa, sin una excesiva compresión del sistema que anule buena parte de nuestra potencia.

Ghost Lector FS en un salto

Y todo esto a pesar de no haber contado con un bloqueo remoto del amortiguador, componente que sí equipa el modelo de serie. Ghost, como el resto de marcas, se ha visto afectada por la falta de stock del mercado actual y se ha visto obligada a montar algunos modelos, como esta unidad de test, con un amortiguador sustituto.

Recursos prácticos: race ready

El cuadro posee multitud de detalles interesantes que mejoran la experiencia en marcha y la hacen más completa. La dirección cuenta con un bloqueo Across que limita el radio de giro para evitar impactos del manillar en el tubo horizontal, la pinza de freno trasera se asienta sobre un soporte externo al cuadro, lo que consigue disipar las vibraciones procedentes de la frenada y en el interior del manillar encontramos un completo set de herramientas y un kit antipinchazos de la firma Smart Tubes que podemos extraer desde los extremos de cada puño.

Además, el anclaje inferior del amortiguador se asienta sobre una oquedad en el cuadro que puede acumular suciedad (y de hecho lo hace) y se ha incluido un orificio de drenaje que sirve como puerto de salida para evacuar el agua acumulada. Por supuesto, no pasa desapercibida la posibilidad de instalar dos portabidones, uno de ellos ubicado bajo el tubo vertical.

Dos portabidones en la Ghost Lector FS

Ghost ha logrado, de una forma ingeniosa (aunque poco estética y no tan funcional) integrar dos portabidones en una bicicleta con ubicación vertical del amortiguador, algo que ha dado más de un quebradero de cabeza a otras marcas punteras. De serie, la bicicleta se entrega con soportes Fidlock para ajustar los bidones de forma magnética. En el lado opuesto, no nos ha convencido el guiado externo del cableado del freno trasero a través del basculante, quedando algo expuesto bajo el eje de pedalier y rompiendo, en cierto modo, la brutal estética del conjunto.

Gama y montaje Pro

Tal y como hemos avanzado anteriormente, la gama Ghost Lector FS 2021/22 está compuesta por cinco montajes, con un precio de entrada de 3.699 € hasta los 7.999 € de la réplica World Cup. La Ghost Lector FS SF Pro de nuestro test ofrece un precio algo más acotado (6.999 €) con componentes súper deportivos y un trabajo de pintura atractivo que no pasa desapercibido.

Para satisfacer el exigente uso que demanda la bicicleta y dar cabida a los 120 mm de recorrido que propone, cuenta con una horquilla Fox 34 de la serie Performance. A nuestro juicio, una horquilla Factory con acabado anti fricción Kashima hubiera sido un acierto a la hora de atraer a más potenciales usuarios.

Tanto en la transmisión como en los frenos encontramos la serie Shimano XTR, el grupo más ligero y deportivo de la firma nipona. Se ha optado por un desarrollo muy versátil dado por un plato de 32 dientes (combinado con el cassette de 10-51 dientes) en un juego de bielas RaceFace Next SL, fabricado en carbono.

El juego de ruedas está firmado por la propia Ghost y están facturadas en fibra de carbono, con un ancho interno de 26 mm que sirve como soporte para un set de cubiertas Maxxis Recon Race EXO de 2,35 pulgadas. 100% Cross Country de última generación.

Tija telescópica: máxima integración

Sin embargo, lo que merece capítulo aparte es la tija telescópica. Es de la firma austriaca Eightpins y presenta un recorrido variable en función de la talla (en la talla M, por ejemplo, es de 216 mm). Su particularidad radica en que emplea el propio tubo vertical del cuadro como estructura para integrar el mecanismo interno, dejando toda la parte visible como recorrido aprovechable.

Su estética es extraordinaria y es, junto a la BMC Fourstroke, la bicicleta de montaña que mejor integra la tija telescópica, haciéndola totalmente imperceptible. No obstante, para poder equipar este modelo de tija, el cuadro tiene que estar adaptado para ello. Por el contrario, este marco sí permite la instalación de tijas telescópicas ‘convencionales’, aunque su diámetro es de 34.9 mm, una medida poco común, a pesar de que comienza a extenderse en el MTB actual.

Tiaj telescópica eightpins

Su peso, entre 500 y 600 gramos según la talla, es muy competitivo si tenemos en cuenta el gran recorrido que proporciona, aunque es cierto que la nueva generación de tijas telescópicas para XC ofrecen mejores cifras en la báscula.

En la Ghost Lector la presencia de este componente es un acierto pleno, puesto que nos permite exprimir todas sus propiedades bajadoras y disfrutar del enorme espacio que tenemos hasta el manillar para desplazar el peso corporal. No nos ha convencido tanto el tacto del pulsador, que requiere de una pequeña adaptación, ni el escalonado para ajustar la altura del sillín, aunque se realiza fácilmente con un dial colocado en la zona superior.

En total, el peso de este modelo en talla M, sin pedales y tubelizado es de 11,86 Kg, una cifra ligeramente abultada para una bicicleta de competición que monta llantas de carbono, pero más competitiva si tenemos en cuenta su propuesta de bici tan completa y contundente, así como las soluciones prácticas que integra el cuadro.

Conclusión

Para concluir, consideramos que la nueva Ghost Lector FS arriesga… y gana. Su propuesta de bicicleta de XC radicalmente diferente a la corriente más extendida no sólo es un soplo de aire fresco a la modalidad, también cuenta con valores coherentes como su particular geometría, una suspensión muy articulada o los componentes adaptados a la talla. Estamos ante una mountain bike forjada para situarse en una parrilla de salida y adaptarse a la perfección a las exigencias (físicas y técnicas) del Cross Country de última generación, aunque no compita de tú a tú con las opciones más ligeras del mercado. Pero también podrá llevar al límite a cualquier biker aficionado que busque una montura con la que vivir aventuras sobre todo tipo de escenarios. Cuanto más salvajes, mejor. Por el camino, sabrás que con esta Lector FS no pasarás desapercibido.

Lo mejor

  • Diseño totalmente vanguardista, original.
  • Geometría, componentes y recorrido de la suspensión adaptado a cada talla.
  • Suspensión muy sensible en la absorción y eficaz en la pedalada.
  • Tija telescópica perfectamente integrada.

Lo peor

  • Cableado externo y expuesto en el basculante.
  • Un set de suspensiones Factory mejoraría el montaje.
  • No es una peso pluma entre las XC de competición.

Ghost Lector FS en estático

Ficha técnica / Ghost Lector FS SF Pro

Cuadro

Material: Fibra de carbono Ultralight Carbon

Tallas: XS, S, M, L, XL

Colores: Único

Peso: 11,86 Kg (talla M sin pedales y con kit antipinchazos)

Precio: 6.999 €

Suspensión

Horquilla: Fox 34 Float SC Factory FIT4 Remote 100 mm (XS-S) 120 mm (M-XL)

Amortiguador: Fox Float DPS Factory Remote 100 mm (XS-S) 120 mm (M-XL)

Transmisión y frenos

Pulsador: Shimano XTR SL-M9100

Bielas: Race Face Next SL 32d

Cambio: Shimano XTR RD-M9100 12-S

Cadena: Shimano CN M9100

Cassette: Shimano XTR CS-M9100 10-51

Frenos: Shimano XTR BR-M9100 180 mm Disc

Ruedas

Llantas: Ghost Carbon Wheelset 26 mm

Neumáticos: Maxxis Recon Race Exo 29×2.35

Periféricos

Dirección: Acros Blocklock AZX-220-R4

Manillar: Syntace Vector 7075 31.8mm Dia. 700 mm (XS) 720 mm (S) 740 mm (M-L) 760 mm (XL)

Puños: ESI Grips

Potencia: Syntace Megaforce2 Dia. 31.8 mm

Tija: Eightpins mechanical 34.9 mm

Sillín: Selle Italia SLR Boost

Más información en el site específico de Ghost España para este montaje en concreto.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario