Desde que el cuadro de la Big Nine se remodelara en 2017, se ha convertido en uno de nuestros cuadros fetiches al dar paso a unas líneas más estilizadas y mostrarse más ligero.

Ahora ofrecen una familia con nada menos que trece modelos, seis en carbono y otros siete en aluminio.

Estábamos avisados

Ya en la presentación internacional celebrada en Alemania, donde su bici trail, la One Twenty, fue la gran estrella, el responsable de marketing de la marca, Davida Galán, nos adelantó que estaban trabajando en una edición especial de la Big Nine para adaptarse a los gustos y deseos de nuestro mercado. Y vaya si lo han conseguido.

Aquí un servidor es un fan de este tipo de bicis, las hardtail de 29, bicis que te permiten rodar muy rápido por todo tipo de terrenos y con una calidad, precio, rendimiento y peso por encima de la mayoría de las bicis de doble suspensión, salvo excepción de las bicis top dobles que redoblan también su precio.

 

Así con todo, nos envió la que es la Merida Big Nine 8000. Una bici mate. Todo es mate, todo va conjuntado. Nada desentona. Basta con montar pedales, portabidón y soporte GPS para tener desde ese preciso momento una bici que funciona redonda. Lista incluso para colgarle el dorsal.

Porque, por nuestra experiencia, una bici de XC rígida por debajo de los 10 kg de peso es mucha bici. Todo lo hace más fácil. La geometría de la bici es muy equilibrada. Vainas traseras compactas y aplanadas que nos transmiten tracción y aceleración del triángulo trasero de la bici a partes iguales.

Los tirantes traseros, tan finos y estudiosamente aplanados, permiten una flexión de hasta 10 mm. Un punto clave este en el rendimiento de una buena XC.

La Big Nine no peca de rigidez, posee el compromiso justo entre absorción vertical y rigidez lateral. Porque, en cuanto a la rigidez, se ha optado por integrar un pedalier tipo BB92 (como el que emplea Trek, por ejemplo) y potenciar el tubo vertical, muy sobredimensionado e inspirado en el tubo vertical de la Merida Scultura, la bici aero del Team Merida Lampre de carretera.

En lo que se refiere al triángulo delantero, el frontcenter (la distancia entre el pedalier y el eje de la rueda delantera) es algo largo. Con ello logran dar con un comportamiento más estable a altas velocidades sin perder en maniobrabilidad gracias a que la dirección es muy compacta, el manillar ancho y la potencia corta.

Por cierto, cabe resaltar que la nueva línea de periféricos de Merida, como la potencia o el manillar, destacan por su buen compromiso entre peso, acabados, rigidez y precio.

Por poner un ejemplo clarificador, la potencia, una Merida Expert de aluminio que viene de serie, de angulación negativa (-17º) y 80 mm de longitud, solo pesa 121g y apenas cuesta 25 euros. ¿No me digáis que no está bien? Más que bien, diríamos.

¿Su gran valor?

Su excepcional montaje Una de las mayores virtudes de esta bici es que no tienes que invertir en componentes para acabar de dejarla a tu gusto.

Conocen al público español y la han dotado de serie con potencia negativa, transmisión monoplato de 12 velocidades, ruedas con aro de carbono, tijas de carbono de gran absorción para mitigar las interferencias del terreno, confortables puños de silicona, la horquilla de moda FOX Step Cast 32 y unos infalibles frenos Shimano XT, la receta del éxito.

Y ello se traduce en un comportamiento intachable. No podemos estar más contentos con el comportamiento de este modelo, al que auguramos muchos éxitos comerciales.

Todo ello se traduce en un comportamiento a la altura de lo que esperábamos. Una bici muy precisa. Gracias al bajo peso del conjunto, al centro de gravedad bajo (especialmente del pedalier) y a la precisión con la que trazan sus rígidas ruedas de aro de carbono FSA mayúsculas, se convierte en un juguete para todo buen fan del XC de buen paladar.

No cambiaríamos nada de la bici, es más, desde aquí felicitamos al responsable de producto. Ya que pocas objeciones le encontramos, la verdad.

Siendo algo puntillosos, os diremos que los neumáticos Continental Race King son más fiables en la versión protección y que, aunque las ruedas con aro de carbono FSA SL-K LTD contribuyen altamente al dinamismo de la bici, el peso es algo más elevado que algunos montajes menos glamorosos en aluminio. Poco más de 1,6 kg, una cifra correcta. Porque no todo es el peso, amigos. No las cambiaríamos por otras.

Valoraciones

Cuadro: 5/5 – Nos tiene enamorados. Creemos que es el mejor cuadro de XC rígido que ha ofrecido Merida a sus fans desde sus inicios. Y ojo que en su currículum había modelos tan icónicos como el O-Nine…

Transmisión: 4,5/5 – Impecable. A estas alturas de la película, apostar por una transmisión Eagle de 12 vel. es una garantía de éxito. Simplicidad, desarrollo y bajo peso. Ideal para XC. Un plato de 34 no estaría de más.

Suspensión: 4,5/5 – Estructuralmente no es la horquilla más sólida del universo biker, pero un peso reducido y el excelente trabajo del cartucho hidráulico la convierten en la más deseada para XC. Y no es por casualidad

Eficacia pedaleo: 4,5/5 – Un rayo. Una rígida de gama alta solo acusa una menor efectividad de pedaleo en los tramos rotos. Es ahí donde las vainas aplanadas y la tija nos ofrecen un plus de absorción determinante.

Frenos: 4,5/5 – Ni son los más glamorosos del mercado ni los más ligeros, pero la frenada progresiva y el fácil mantenimiento nos tiene cautivos. No se han andado con experimentos, en Merida.

Ruedas: 4,5/5 – La dotan de una estética brutal con ese perfil pronunciado de las llantas de carbono. La bici, como decíamos, cobra enteros. No son las más ligeras del mercado, pero sí ofrecen un tacto muy preciso y estable.

Neumáticos: 3,5/5 – Es un buen neumático, el Race King, no vamos a decir lo contrario, pero son algo endebles. Son superrápidos, pero hay que tubelizarlos con una buena dosis de líquido sellante para no quedarte tirado.

Calidad-Precio: 4,5/5 – Nos parece que con este modelo Merida entra al trapo en los modelos de gama alta con mejor relación calidadprecio a la altura de marcas como Giant o Canyon. Le auguramos una gran acogida comerc

Ficha técnica

General

Bici: Merida Big Nine 8000

Precio: 3.899 euros

Peso: 9,788 kg

Cuadro

Material: : carbono CF3

Tallas: S, M, L, XL y XXL en 29”

Garantía: Vitalicia previo registro

Suspensión

Horquilla: FOX Performance 32 Float SC; Air; 100 STR; Tapered; con bloqueo mecánico, tipo tapered

Transmisión

Pedalier: SRAM Stylo 6K Eagle, de 32 dientes, 175mm

Casete: SRAM XG 1275 Eagle, 10-50, 12 velocidades

Cadena: SRAM GX Eagle, 12 velocidades

Mandos de cambio: SRAM GX Eagle, 12 vel. tipo Trigger

Cambio: SRAM GX Eagle de 12 velocidades

Ruedas

Llantas: FSA SL-K LTD 29er con aro de carbono, ambas de 24 radios, tubeless ready y ancho interno de 25 mm

Bujes: 110 × 15 delantero; 148 × 12 tras. con núcleo SRAM XD

Componentes

Neumáticos: Ambas Continental Race King en 29 × 2.20, plegables, Black Chili Compound Racesport

Frenos: Shimano XT

Discos: Shimano de 180/160 mm tipo seis tornillos

Manillar: MERIDA Expert plano, aluminio, 8º, 720 mm

Potencia: MERIDA Expert, aluminio, 31.8, -17º

Dirección: Integrada, 1-1/8 – 1,5”, rodamientos sellados

Tija de sillín: MERIDA Team, 30.9, Carbon s-Flex, 27,2 x 400 mm

Sillín: Prologo Scratch

Más información

Contacto: Merida Bikes SWE, infomerida@meridaswe.com

Website: www.merida-bikes.es

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de estudio: Jesús Andrés Fernández / Fotos de acción: Sebas Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This