Merida es una marca de referencia en XC y maratón que ahora también quiere serlo en el enduro. La One-Sixty que probamos este mes es un claro ejemplo: la máxima tecnología de la marca taiwanesa aplicada a un cuadro completamente rediseñado idéntico al que, en manos de Toni Ferreiro, destroza los tiempos de sus rivales en el Campeonato de España de Enduro.

Texto: Rubén Pérez – Fotos: Jesús Andrés Fernández

Cómo (de bien) hemos cambiado! La nueva Merida One-Sixty es una bici imponente y estéticamente atractiva. Nada menos que 160 mm de recorrido trasero (como indica su nombre) a dúo con horquilla de 170 mm de recorrido, es decir, una enduro de manual. Una bici con la que, además de endurear, puedes llevar a un bike park y no quedarte corto.

Primeras impresiones
Estéticamente nos encanta. Se nota que merida se ha esforzado en dar un giro total a su línea de bicis de enduro. Examinando minuciosamente el cuadro, podemos constatar que el nivel de acabados es muy bueno. Además, está muy bien protegido con protecciones muy bien integradas en la zona del pedalier y en la línea de cadena. El triángulo delantero está realizado en carbono y destaca el perfecto acabado de los tubos de sección hidroformada.

Por razones de fiabilidad y mejor tolerancia a la fatiga, se ha apostado por montar un basculante y bieleta en aluminio de alta calidad (el 6013 que emplea Merida para sus modelos tope de gama de aluminio). Este binomio entre cuadro de carbono y basculante de aluminio se traduce en la báscula en un peso (y en talla M) de 2.500 g sin amortiguador, un peso competitivo, sin duda, pero tampoco estratosférico para una bici de enduro.

Los números que no se ven
La geometría de la nueva Enduro de Merida también se ha revisado por completo. Se ha buscado una enduro agresiva, casi una bici de mini-DH. Una bici con ruedas de 27,5”, vainas muy cortas (tan solo 430 mm para ganar en reactividad), un Reach generoso de 445 mm y un lanzamiento del ángulo de dirección, que cuenta nada menos que 65,3° y que se traduce en una distancia entre ejes de 1.201 en la talla M que hemos probado. Con ese triángulo trasero tan compacto los ingenieros de la compañía taiwanesa han conseguido una bici reactiva y con ese reach tan largo ganar estabilidad en los tramos más rápidos. Pero por encima de esta revisión geométrica, creemos que la decisión más acertada ha sido la de abandonar su ya antiguo sistema de suspensión VPK, que tenía cierta interferencia con el pedaleo, para acoger un sistema con el amortiguador en posición flotante especialmente optimizado para trabajar con transmisiones de un solo plato.

Así va
Sorprendente lo bien que pedalea la One-Sixty. Evidentemente no es su punto fuerte, ya que está pensada para bajar fuerte, pero la efectividad del pedaleo es muy buena. Tenemos la sensación de que contamina muy poco nuestro pedaleo. Tan solo el extra de agarre que ofrecen las cubiertas Maxxis Minion DH que monta en ambas ruedas hace que en las subidas nos enganchemos un poco. El amortiguador RockShox Super Deluxe RC3 con sus tres posiciones de firmeza es camaleónico.

Cuando seleccionamos su posición más firme (no llega a bloquear el amortiguador), nos permite pedalear más a bloque dejándonos sentir más la firmeza del triángulo trasero de la bici. Pero como os podréis imaginar, la One-Sixty saca a relucir lo mejor de sí en las bajadas. Nos encanta el tacto de la suspensión. Es muy sensible, suave y con una progresividad lineal muy bien medida. Interfiere muy poco en la frenada y consigue que al comprimirse la rueda trasera se mueva verticalmente haciendo que la línea de cadena no sufra más tensiones de las necesarias. El reparto de pesos de la bici es muy bueno. Cuando toca volar, la bici es muy noble. Es una excelente trazadora de líneas. Además, el generoso lanzamiento de dirección nos da mucha seguridad para atacarlas. En las bajadas más rotas se muestra estable y su elevado pedalier nos permite volar raso minimizando el peligro de golpearnos con algún obstáculo. Es una bici de fácil manejo para su gran recorrido.

El montaje, un acierto
Nos sentimos cómodos y recogidos gracias a un tubo no especialmente largo, una potencia supercorta de tan solo 30 mm y la acertada decisión de montar un manillar de 35 mm de diámetro, de aluminio y muy sólido. Realmente, el montaje de la 7000 es especialmente acertado. Monta unos potentes discos (de 203 y 180 mm del./tras.) y unas ruedas fiables con unos neumáticos ideales para el enduro. La transmisión y el precio son dos aspectos que tal vez mejoraríamos. Nos gustaría tener esta misma bici, pero con transmisión de 12 velocidades, algo que a día de hoy, sólo puede ofrecer SRAM y a diferentes niveles de precios gracias a la expansión de la tecnología Eagle. Veremos que ocurre en próximas temporadas, pues esta sería una mejora previsible. Por todo lo demás, una enduro con mayúsculas.

AL DETALLE, 5 PUNTOS CLAVE DE LA ONE-SIXTY

Merida ha renovado por completo su modelo de más largo recorrido de su catálogo aportando toda su experiencia en cuanto a fabricación de cuadros y adaptándose a los nuevos estándares cinemáticos y de geometría. Estas son sus cinco principales bazas para posicionarse como una de las mejores bicis de enduro de su categoría:

1 Estrena sistema de suspensión. Totalmente renovado, ya nada tiene que ver con el antiguo sistema VPK. Han decidido apostar por un nuevo sistema que sitúa el amortiguador en una posición flotante que potencia la baja contaminación del pedaleo. Además, se ha optimizado para el uso de transmisiones monoplato, presente en toda la familia de la nueva One-Sixty.

2 La geometría de la nueva Enduro de Merida también se ha revisado. Se ha buscado una enduro agresiva, casi una mini-DH. Una bici con ruedas de 27,5, vainas muy cortas (tan solo 430 mm para ganar en reactividad), un Reach generoso de 445 mm y un lanzamiento del ángulo de dirección de nada menos que 65,3º que se traduce en una distancia entre ejes de 1.201 en la talla M que hemos probado. Esto la convierte en una bici muy reactiva y, gracias a ese generoso reach, gana estabilidad en los tramos más rápidos.

3 Cuadro en carbono; basculante y bieleta en aluminio. El cuadro se ha mejorado muchísimo, especialmente en el peso, que lo sitúa casi por debajo de la barrera de 1 kg (1.050 g). En clave de fiabilidad, han apostado por conjuntarlo con un basculante y bieleta de aluminio 6013, la mejor aleación de Merida, que deja el peso del conjunto en solo 2.500 gramos sin amortiguador.

4 Amortiguadores del futuro: métricos y con sistema de anclaje Trunion, un sistema de anclaje del amortiguador con el cuadro que permite mayor recorrido de amortiguación, del que se benefician especialmente las tallas de cuadro más pequeñas de las bicis de mayor recorrido, como la One-Sixty. Además, esta circunstancia varía también y a la vez simplifica las medidas y las carreras de los amortiguadores que vengan en el futuro.

5 Montajes optimizados. Los tres modelos que conforman la familia One-Sixty ofrecen montajes muy equilibrados, a la par que acertados: montan horquillas de 170 mm de recorrido junto a transmisiones monopolizadas por el monoplato, las tijas telescópicas, llantas y neumáticos más anchos y manillares de 35 mm

FICHA TÉCNICA
5.499 euros – 13,792 kg (sin pedales en talla M) – 170/160 mm
CUADRO
Material: Monocasco de carbono CFA. Tallas: S, M y L. Garantía: De por vida previo registro
SUSPENSIÓN
Horquilla: RockShox Lyrik RC Air 27 Boost TC. Amortiguador: RockShox Super Deluxe RC3
TRANSMISIÓN
Pedalier: Shimano XT / 32 d./Bielas de 175 mm. Casete: Shimano XT 11/40 11 vel. Cadena: KMC X11-1 de 11 vel. Mandos de cambio: Shimano XT de 11 vel. Cambio: Shimano XT GS Shadow+ de 11 vel.
RUEDAS
Llantas: DT Swiss E 1700 SPLINE TWO, 25 ancho/28 radios delante y detrás. Bujes: DT Swiss Boost Ratchet System, delantero 110 x 15 mm y trasero 142 x 12 mm
COMPONENTES
Neumáticos: Del. Maxxis Minion DHR II TR EXO 3C 2.4 / Tras. Minion DHR II TR EXO Dual 2.4
Frenos: Shimano XT
Discos: Shimano XT Ice Tech, 203 mm delante y 180 mm detrás
Manillar: Merida Expert de Alum. 35 x 760 mm
Potencia: Merida Expert TR 35 /+6º / 30 mm
Dirección: FSA integrada tipo tapered
Tija de sillín: RockShox Reverb Stealth 30.9 mm
Sillín: Prologo Nago Evo X15
MÁS INFO
Contacto: Merida Bikes SWE, (+34) 91 830 65 15, correo: infomerida@meridaswe.com – Website: www.merida-bikes.com

A FAVOR
●Estética y protecciones del cuadro
●Eficacia de pedaleo muy alta
●Geometría muy agresiva
●Brillante selección de los componentes
●Manillar de 35 mm de diámetro
● Incluye portabidón

EN CONTRA
●Solo disponible en tres tallas (S, M y L)
●Precio un tanto elevado respecto a otras opciones.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.