Probamos la MMR Adrenaline SL en el Desafío Lagos de Covadonga
Fotos: Charly López

Probamos la MMR Adrenaline SL en el Desafío Lagos de Covadonga

Hemos tenido el privilegio de probar la gran bicicleta escaladora y de competición de la firma asturiana en un escenario incomparable como la marcha cicloturista que finaliza en los míticos Lagos de Covadonga. Así ha respondido a este desafío la nueva MMR Adrenaline SL 50.

PUBLICIDAD Content_1

Cuando, desde el departamento de marketing de MMR, nos propusieron venirnos a Cangas de Onís para participar en la marcha cicloturista Desafío Lagos de Covadonga no nos lo pensamos dos veces. No todos los días se tiene la oportunidad de montar en bici en una de las ‘catedrales’ del ciclismo en España. Pero el plan mejoró exponencialmente cuando nos dijeron que, para llevarlo a cabo, nos cedían una unidad de test de la nueva MMR Adrenaline SL 50. A priori, el combo perfecto.

MMR Adrenaline SL lagos de covadonga

Dicho y hecho. Nos ponemos rumbo a esta coqueta localidad asturiana ubicada en el corazón de los Picos de Europa y bañada por el cauce del rio Sella. La jornada previa a la marcha se celebra una Zona Expo en la que poder ver, e incluso comprar, productos de algunos de los patrocinadores de la prueba. Auspiciada por Unipublic, nos sorprende la presencia del gran camión-escenario que la empresa utiliza cada año en la Vuelta a España para la entrega de premios en el pódium. Un despliegue que incluye al speaker oficial de la ronda española, Juan Mari Guajardo.

MMR tampoco se queda atrás y han venido con el camión del MMR Factory Racing Team de la Copa del Mundo, así como buena parte de sus modelos de alta competición en exposición. Entre multitud de curiosos que querían ver estos auténticos objetos de deseo, pudimos ver, por ejemplo, la MMR Kenta SL de Ivan Feijoo personalizada.

PUBLICIDAD Content_2

Lagos de Covadonga

Pero nosotros no podíamos esperar más, queríamos ver cuanto antes la máquina con la que participaríamos en la marcha del día siguiente y hacer los ajustes pertinentes. Resultó ser uno de los modelos que estaban expuestos y no es para menos. Amor a primera vista. La MMR Adrenaline SL 50 de 2022 es una preciosidad que atrae a los sentidos. Disponible en el clásico color rojo ‘marca de la casa’, nuestro modelo de test sin embargo se erige sobre un cuadro de fibra de carbono pintado en un llamativo color verde que replica el diseño de las tres bicicletas utilizadas por los miembros del equipo Caja Rural – Seguros RGA.

Una gama completa y muy deportiva

MMR Adrenaline SL
Detalle de uno de los puntos fuertes de la MMR Adrenaline SL 50, el nuevo grupo Shimano Ultegra Di2 12v.

Antes de sumergirnos en la experiencia sobre la bici, conviene hacer un análisis previo de su estructura y los componentes que la acompañan. Recuerda que la plataforma Adrenaline es la más deportiva y de corte escalador dentro del catálogo de ciclismo de carretera de la firma asturiana. Una gama que se divide en dos en función del tipo de carbono al que recurre. En paralelo, MMR propone una versión aero que nosotros pudimos probar en primicia en este artículo.

La gama Adrenaline (a secas) emplea fibra de carbono de módulo intermedio, lo que permite obtener un rango de precios asequibles, desde 2.199 hasta 4.299 euros. La gama MMR Adrenaline SL, como la que hemos probado nosotros, cuenta con fibras de ultra alto módulo, concediendo al cuadro unos registros de peso y rigidez mucho más competitivos. Como consecuencia, el rango de precios aumenta, así como la calidad de los componentes. La tope de gama presenta una tarifa de 7.699 euros mientras que el modelo que hemos probado, la MMR Adrenaline SL 50, es el modelo de entrada a esta gama y arroja un precio extraordinario (5.299 €) a juzgar por las prestaciones que ofrece. Sigue leyendo y verás.

PUBLICIDAD Content_3

El diseño del cuadro destaca por su corte clásico. Los tubos están ligeramente perfilados aunque con secciones cuadradas y llamativas aristas. La unión de los tirantes con el tubo vertical no es a media altura como en la mayoría de bicicletas deportivas de la actualidad, sino que se produce en lo más alto evocándonos a las monturas ganadoras de tiempos pretéritos.

MMR Adrenaline SL

Una de sus cualidades más llamativas es la total ausencia de cualquier tipo de cable o funda a la vista. Esto es posible gracias al montaje de un cockpit firmado por FSA que enruta los cables de los frenos por su interior entrando desde la dirección. Una ligera ganancia aerodinámica y enorme presencia estética.

También es posible gracias al montaje del nuevo grupo Shimano Ultegra Di2 de 12 velocidades, sin duda uno de los puntos fuertes de este modelo concreto. Las manetas son inalámbricas y, de hecho, el cuadro no posee orificio alguno para la entrada de cables.

MMR Adrenaline SL
En detalle, el paso de rueda de los tirantes altos, así como la cubierta de serie de 28 mm.

Completan el ‘set’ componentes periféricos FSA de carbono, un sillín Selle Italia SLR Boost Superflow, también con raíles de carbono y, cómo no, un juego de ruedas DT Swiss ERC 1400, con llanta de carbono y un perfil de nada menos que 45 mm. Estas ruedas quedan rematadas por un juego de cubiertas Hutchinson Fusion 5 de 28 mm de ancho, revelando así su carácter moderno y de vanguardia.

En total, el peso de este modelo en talla M y sin pedales (declarado por la marca, no pesado por nosotros) es de 7,4 Kg, una cifra extraordinaria que repercute favorablemente en su rendimiento sobre el asfalto.

Tramos rodadores, con nota

Faltan pocos minutos para las 8 de la mañana, pero nosotros ya formamos parte del pelotón de 3.000 ciclistas citados frente al ayuntamiento de Cangas de Onís para participar en la 30ª edición del Desafío Lagos de Covadonga.

Desafío Lagos de Covadonga

Por delante tenemos un recorrido lineal de 111 kilómetros, con 2.340 metros de desnivel positivo con el colofón final de la ascensión a los míticos Lagos de Covadonga. Arrancamos pedaleando suavemente hasta formar una grupeta numerosa en la que rodamos a ritmo ágil en dirección a la costa. Este primer tramo del recorrido es muy agradecido, incluso ‘picando’ hacia abajo, lo que nos permite acumular una velocidad media superior a 40 kilómetros por hora. Atravesamos localidades muy atractivas, como Arriondas, Ribadesella (con preciosas vistas a sus acantilados) o Posada de Llanes. En todas ellas nos reciben con ánimos y aplausos. El cielo está encapotado y amenaza lluvia, pero esto no es sinónimo de bajas temperaturas. La humedad es alta y la sensación térmica es superior a la que registra el mercurio.

En este sector, la MMR Adrenaline SL 50 nos sorprende gratamente. Suponíamos que sería una gran escaladora, pero no sabíamos que estábamos ante una excelente bicicleta para rodar acoplados a velocidad punta. El ángulo del tubo del sillín, a 73,5º, nos coloca en una posición muy vertical, prácticamente sobre el eje de pedalier, invitándonos a aplicar potencia a las bielas en cada pedalada. La inercia generada por el amplio perfil (45 mm) de las llantas DT Swiss ERC 1400 de fibra de carbono se encarga del resto.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

MMR Adrenaline SL en acción

Por si no fuera suficiente, el ángulo de la dirección es bastante cerrado (72,5º) y su reach comedido, lo que nos confiere una postura algo más erguida de lo habitual en bicicletas de competición, muy útil a la hora de acumular kilómetros. Pero, sobre todo, sus medidas compactas aportan un feeling muy directo para mover la Adrenaline SL con agilidad y responder inmediatamente a cualquier aceleración para cubrir los huecos en el pelotón.

Primeras rampas

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

En un suspiro, y casi sin darnos cuenta, llegamos al kilómetro 50 de la marcha donde nos esperan las primeras ascensiones duras. Por delante debemos superar dos puertos encadenados, el primero de ellos con un tramo cronometrado patrocinado por MMR en el que se establece una clasificación.

La Tornería presenta una longitud de 7 kilómetros, con un desnivel total de 387 metros y una pendiente media del 7,7%. El siguiente, el Alto de Riensena (o Alto del Torno) es algo más largo, 9 km, aunque con una pendiente más suave, 3,5 %. Las ascensiones son preciosas y muy entretenidas, nada tediosas. Alternamos tramos de espectaculares paisajes de las verdes colinas asturianas con segmentos boscosos más cerrados. En todos ellos nos acompaña ganado pastando a ambos lados como si de aficionados siguiendo ‘la serpiente de colores’ se tratasen.

La MMR Adrenaline SL 50 se siente en su salsa en este terreno. Sentados podemos mantener un ritmo alegre beneficiándonos de la ligereza del conjunto. Y cuando la pendiente se eleva, especialmente en curvas cerradas, nos ponemos de pie para aprovechar la rigidez de toda la estructura y lanzar la bicicleta hasta el siguiente desafío.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

MMR Adrenaline Lagos de Covadonga

En estos tramos hemos podido disfrutar además de varias charlas con diferentes cicloturistas que preguntaban curiosos sobre la bicicleta. No es casualidad, puesto que MMR es, con diferencia, la marca de bicicletas más presente en la marcha, se nota que estamos en su feudo. Pero la línea espectacular de esta Adrenaline SL, unido a su llamativo color verde brillo, acentúa aún más la curiosidad de muchos aficionados.

Si las ascensiones han sido duras, aunque agradables, en las bajadas llega la diversión. No son descensos para alcanzar velocidades altas sino para ‘hilar fino’, con muchas curvas entrelazadas. La pericia del ciclista es importante, pero también lo es contar con una bicicleta que cumpla y no se muestre nerviosa.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

La MMR Adrenaline SL aprueba y con nota alta en este contexto. El manejo es muy fácil, como si llevásemos montando con ella toda la vida. Se muestra estable y facilita el cambio del peso corporal y, por ende, del centro de gravedad en cada giro y pequeño repecho.

Además, nos ha encantado la apuesta por equipar de serie a esta bicicleta de competición con cubiertas de 28 mm. No sólo mejoran el grip de la bici sobre un firme húmedo como el que nos encontramos, también aumentan el confort y la capacidad de filtración del cuadro si rebajamos las presiones. Una vez has probado neumáticos de 28 mm ya no querrás volver a gomas más estrechas, y con esta Adrenaline SL 50 se cumple esta máxima.

El desafío final: Lagos de Covadonga

Kilómetro 95, llega el coloso. Alcanzamos la localidad de Covadonga, cuya visita a su basílica y Santa Cueva es obligatoria, punto de partida de una de las cimas más míticas del ciclismo español y escenario de gestas históricas a cargo de figuras como Marino Lejarreta, Perico Delgado o, más recientemente, Primoz Roglic.

En temporada alta la ascensión en vehículo privado está restringida, por tanto, contar con la carretera cerrada para nosotros es todo un lujo que no hemos querido desaprovechar. La subida a los Lagos de Covadonga es especialmente dura por la conjunción de una distancia larga que alterna fuertes pendientes. Desde el Santuario, se trata de una ascensión de 14 kilómetros, con un desnivel acumulado de 962 metros y una pendiente media de 6,87%. Este punto, en el inicio del puerto, concentra el mayor número de aficionados en los arcenes, sin duda un fuerte impulso emocional que nos anima a acelerar el ritmo en las primeras rampas.

Avanzamos kilómetro a kilómetro disfrutando de las vistas que nos regala el macizo occidental de los Picos de Europa, hasta llegar a la temida Huesera. Las pintadas sobre el asfalto nos recuerdan que estamos ante un clásico de la Vuelta a España, donde leemos llamadas de ánimo a Enric Mas o Mikel Landa, entre otros.

Estamos en el punto más duro de la jornada. Una recta de unos 800 metros con rampas constantes de entre el 12 y el 15%. Nosotros, afortunadamente, contamos con un aliado como nuestra MMR Adrenaline SL 50. El nuevo grupo Shimano Ultegra Di2 posee como principal novedad un desarrollo de 12 coronas. Este cambio no ha afectado en concreto al rango del dentado del cassette, que en nuestro caso es de 11-30 dientes combinado con platos de 52-36 dientes. La diferencia está en la suavidad en la transición entre piñones, especialmente en los últimos. De este modo, aunque debemos exprimir las pocas fuerzas que nos quedaban en este punto, logramos superar el escoyo con solvencia, acariciando ya la meta final.

Pero la marcha no está sentenciada. Comienzan a caer las primeras gotas de agua y pronto se convierte en un chaparrón. Además, alcanzamos el Mirador de la Reina, de nuevo con rampas del 15% ante nosotros, nadie dijo que iba a ser fácil. Afortunadamente, una vez atravesado este tramo la llegada está a punto y, de hecho, el último kilómetro es negativo. Con frío y sin tiempo de detenernos en el arco de meta, completamos los 111 kilómetros de este inolvidable Desafío Lagos de Covadonga, bajo la silenciosa presencia de Enol y Ercina, los dos lagos que dan nombre a esta legendaria ascensión.

Conclusión

Necesitaríamos acumular más kilómetros para realizar una valoración completa de la MMR Adrenaline SL 50, pero desde luego esta marcha es una toma de contacto inmejorable. La bicicleta más deportiva de la firma asturiana es mucho más que una bici de carreras.

Para nosotros, supone el pack completo. Es rígida, aunque cómoda; ligera, pero también rápida y, quizá lo mejor, exclusiva, aunque a un precio muy inferior al de otros modelos rivales equipados con un montaje similar.

Si disfrutas del ciclismo deportivo o del cicloturismo con recorridos variados y predilección por sumar desnivel, sin duda estamos ante una de las mejores propuestas del año. Si te animas, como nosotros, a exprimirla en un escenario como la marcha Desafío Lagos de Covadonga, acertarás de pleno.

Ficha técnica / MMR Adrenaline SL 50

General

Precio: 5.299 €

Peso: 7,4 kg (declarado por la marca)

Cuadro

Material: Fibra de carbono de ultra alto módulo y módulo intermedio

Horquilla: Adrenaline – G2 Carbon Concept Lite

Tallas: XS, S, M, L, XL

Transmisión

Desviador: Shimano Ultegra R8150 DI2 12v

Cambio: Shimano Ultegra R8150 DI2 12v

Manetas: Shimano Ultegra R8170 DI2 12v

Bielas: Shimano R8100 36x52d

Cassette: Shimano Ultegra R8100 11-30 12v

Cadena: Shimano M7000 12v

Frenos: Shimano Ultegra R8170 160/160

Ruedas

Llantas: DT Swiss ERC 1400 Carbon 45

Cubiertas: Hutchinson Fusión-5 Performance 700×28

Periféricos

Manillar: FSA SLK ACR Compact Carbon

Potencia: FSA ACR

Tija de sillín: FSA SLK Carbon 27.2

Sillín: Selle Italia SLR Boost Superflow Kit Carbon

Más información

Distribuye: SLS Bikes

Website: MMR Bikes

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.