Dentro de la familia de bicis de XC rígidas de Mondraker, la gama Chrono representa la gama media, es decir, justo por encima de la Leader de aluminio y por debajo de la Podium, la bici de carbono tope de gama tecnológicamente hablando de Mondraker para XC (mientras no se presenta su doble de XC, la Podium FS que Coloma y compañía están acabando de desarrollar).

La gama Chrono es muy pragmática y corta (en número). Tan solo dos modelos, la Mondraker Chrono Carbon y la Mondraker Chrono Carbon R (la que probamos), ambas solo disponibles en tres tallas: M, L y XL. Si bien la talla M que hemos probado corresponde a una bici de 17”, es decir, una talla mediana pequeña con un tubo de sillín de 430 mm, echamos en falta para la próxima generación de la gama una talla S también en 29”, para que así todos los usuarios/as por debajo del 170 cm podamos disfrutar de una gama de gran atractivo por su elevado equilibrio entre calidad, peso, precio y prestaciones. Muy apetecible, por tanto, para usuarios que buscan una bici de altos vuelos.

Cuadro sólido

Nos hemos sentido rápidamente a gusto y en perfecta sincronía con el cuadro de la Chrono. Es un cuadro que podríamos diferenciar en dos partes. El triángulo delantero posee unas secciones de tubo bastante marcadas y sobredimensionadas que aportan gran precisión a la hora de pilotar la bici transmitiendo en todo momento nobleza. La parte de la caja del pedalier también está muy sobredimensionada (emplean un pedalier PF30).

Y por otra parte, el triángulo trasero de la bici, con secciones de vainas y sobre todo tirantes mucho más aplanados que aportan un punto de absorción y confort que nos ayuda a mantener la rueda trasera pegada al suelo el máximo de tiempo posible potenciando así la efectividad de pedaleo.

A nivel postural, la geometría de la Chrono es ante todo equilibrada. No han experimentado con avances de horquilla marcados ni vainas ultra compactas ni angulaciones exigentes. Todo ello hace que cuando te subas a ella te familiarices rápidamente con sus medidas.

Es una bici fácil. Noble. Y aunque el cuadro está fabricado con el carbono Stealth 2.0 Carbon, algo más pesado que el carbono tope de gama que emplea la gama Podium, gracias al espléndido montaje logran ofrecer una bici de peso muy reducido, de tan solo 10,7 kg (sin pedales y tubelizada).

Sin Boost, ¿y qué?

La Chorno no incluye la tecnología Boost, pero con sinceridad os decimos que es inapreciable. En marcha, si no lo sabemos con anterioridad, no lo hubiéramos detectado. En cierta manera resulta hasta positivo, pues creemos que monta una horquilla de altísimas prestaciones como la RockShox SID, algo no habitual en esta gama y precio de bicis, porque las deben haber adquirido a un mejor precio ahora que la mayoría de las bicis apuestan por la medida Boost, que seguro que Mondraker, cuando renueve la gama (algo que intuimos que podría pasar el año que viene), implementará en sus nuevas Chrono. Esperemos que la talla S en 29”, también.

De nuestro agrado

Nos gustan los colores de esta bici que aporta un diseño muy racing, corporativo y limpio gracias al cableado interno, algo que no todas las bicis de carbono de primer precio incluyen; pregúntele a Trek con su Procaliber, por ejemplo.

Otros detalles estético-funcionales que nos agradan y que, como decimos, potencian su línea es la de incluir un eje tipo Maxle Stealth delantero o un cierre de tija de sillín minimalista (sin palanca, ambos requieren llave de allen). Detalles que suman.

Gran dinamismo

En marcha, como decíamos, hemos hecho buenas migas. Es una bici que por su excepcional montaje, ya muy competitivo, te permite ir ciertamente rápido y acercarse a las prestaciones de las bicis de XC rígidas tope de gama a un precio mucho más accesible. Nos ha gustado sobremanera el comportamiento de la horquilla RockShox SID RL. Esta bici, con una horquilla inferior, no funcionaría igual. Gran aplomo, sensible, lineal y predictiva. Además, bloquea de forma sólida, sin juegos y desde su mando de acción mecánica muy fiable y pragmático.

Valoraciones

Cuadro3.5/5 – Un cuadro atractivo, de buenos acabados y una geometría clásica pero tremendamente efectiva. Tan solo echamos en falta la inclusión de la tecnología Boost. Cumple con creces con su cometido.

Transmisión5/5 – Ahora mismo no se nos ocurre una mejor transmisión para bicis de XC de gama media que las doce velocidades del GX Eagle. Incluye de serie un plato de 32, pero creemos que un 34 le probaría mejor.

Suspensiones5/5 – Le da ese plus de rendimiento a la bici gracias a su peso reducido, solidez y sobre todo gran sensibilidad. Sin duda es, de sus componentes, el que saca mejor nota junto con la transmisión.

Eficacia pedaleo4/5 – Gracias a su gran selección de componentes logramos un peso muy competitivo que, unido a la buena dosis de absorción trasera, más que aceptable, nos permite pedalear con gran eficiencia.

Frenos3.5/5 – Los Level T son unos frenos fiables, de tacto algo más duro que los Shimano, más progresivos y con sobrado mordiente para el XC contemporáneo. Sin destacar en nada, no pecan tampoco en ningún apartado

Ruedas3.5/5 – Cumplen perfectamente sin ningún problema en todos los aspectos. Está claro que nos gustarían unas más ligeras pero por la relación calidadprecio no podemos pedir más. Bien.

Neumáticos: 4.5/5 – Muy fiables. La versión de 60 tpi de los Ikon de Maxxis son toda una garantía de fiabilidad, buena capacidad para rodar y cierta polivalencia en todo tipo de terrenos. El único hándicap, ese poco más de peso.

Calidad-Precio4.5/5 – El punto fuerte de esta bici. Un montaje de escándalo que se traduce en un peso muy reducido y a un precio muy atractivo para los que buscan una bici de XC rígida de gama media-alta.

Ficha Técnica

General

Bici: Mondraker Chrono Carbon R
Precio: 2.599 euros
Peso: 10,722 kg

Cuadro

Material: Chrono 29er Stealth 2.0 Carbon
Tallas:  M, L y XL
Garantía: Vitalicia previo registro

Suspensión

Horquilla: RockShox SID 29 RL Solo Air eje de 15 x 100 mm

Transmisión

Pedalier: Truvativ Stylo 6k Eagle, 32 dientes, 170 mm
Casete: SRAM XG-1275, 10-50d, núcleo XD para 12v
Cadena: SRAM GX Eagle 12v
Mandos de cambio: SRAM GX Eagle tipo Trigger
Cambio: SRAM GX Eagle Type 3 con Roller Bearing Clutch y Cage Lock, 1x12v, caja larga, sistema X-Horizon

Ruedas

Llantas: Mavic Crossmax 29, Tubeless Ready, ancho interno de 22 mm, asimétrica, sin pestañas interiores, 24 radios
Bujes: Mavic eje de 15 x 100 mm, rodamientos sellados

Componentes

Neumáticos: Maxxis Ikon Exo 29×2.35, 60 TPI, plegable
Frenos: Sram Level T, con pastillas orgánicas
Discos: 160 mm, disco de una pieza con 6 tornillo
Manillar: Onoff Notion 0.2. Aluminio 6061 T6 doble conificado, 710 mm, 9º, 31,8º
Potencia: Onoff Notion. Aluminio 6061, 31,8º, 80 mm
Dirección: Onoff Titan tapered
Tija de sillín: Onoff Notion 0-R. Aluminio, 31,6, 400 mm
Sillín: Mondraker XC Chrono 29er

Más info

Contacto: Monadraker España (Blue Factory Team S.L.U.), infoweb@mondraker.com
Website: www.mondraker.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.