No hay mejor piropo para una e-bike que serlo y no parecerlo. Esa es la mejor carta de presentación de la Orbea Gain All Road, su principal baza: una eléctrica que no lo parece.

Y este planteamiento tan simple y a la vez difícil de llevar a cabo sobre lo que debiera ser la bici eléctrica del futuro Orbea lo ha decidido implantar en la Gain All Road, la versión off-road de la Gain, una plataforma donde Orbea ha experimentado, ha buscado, nuevas líneas de desarrollo, nuevos conceptos de lo que debería ser la bici eléctrica del futuro: una bici sostenible, dinámica y todo uso.

Inadvertida y sigilosa

Casi de incógnito. Solo levanta curiosidad entre los demás usuarios cuando, especialmente en las subidas, ven que tu pedaleo fluye con facilidad. Nos encanta las caras extrañadas de cicloturistas y conductores que te repasan con disimulo porque descubren que hay algo que no les cuadra.

Que tu lenguaje corporal no casa con la velocidad a la que transitamos. Que esa bici esconde algo. Y lo esconde muy bien. La batería principal, por ejemplo, la han integrado en el tubo vertical y el motor, en el buje trasero. Los motores de buje trasero no representan ninguna novedad como tal, las primeras e-MTB eléctricas lo utilizaban y en la actualidad muchas bicis urbanas lo siguen utilizando.

Con la llegada de los discos de freno a las bicis de carretera (gravel, urbanas y ciclocross incluidas) y gracias también a la inclusión de las transmisiones de un solo plato con sus majestuosos casetes de 36 dientes, el motor instalado en el buje trasero pasa muy desapercibido.

Ello acarrea algunas ventajas que hemos podido experimentar durante estos días de prueba. Para empezar, no altera el factor Q (la distancia entre ejes), algo que en las e-bikes con motores en el pedalier no ocurre. Además, nos permite utilizar las bielas que queramos.

Por otro lado y muy acertadamente, también se ha descartado incluir pantallas o displays exagerados. Un solo botón nos informa del estado de la batería y de gestionar los tres grados de asistencia. Una aplicación nos permite gestionar y controlar toda la información de la ruta y estado de la bici.

Cuando menos es más

Pero hablemos de su motor y peculiar entrega asistida. Se trata de un motor dócil. Sus 40 nm de par máximo así lo constatan. Algo que podría resultar ser contraproducente (la falta de potencia bruta) se torna toda una ventaja en una bici como la Gain. Hace que conserve la esencia de bici.

Goza en todo momento de una asistencia muy lineal, con una entrega muy suave y poco intrusiva. Incluso cuando corta a 25 km/h no se produce un salto brusco. Porque es una bici que en llano y bajada pedalea bien.

Pesa tan solo 14 kg, algo por debajo o a la par, por ejemplo, que muchas MTB de iniciación. Ese peso contenido nos permite pedalear sin asistencia sin que se note en exceso salvo en las cuestas. En las subidas es donde juegas más con la asistencia. El motor E-Bike Motion X35 nos asiste muy bien en subidas tendidas, especialmente por asfalto o pista compactada, pero en las subidas más duras es cuando echamos en falta algo más de par motor si lo comparamos con las e-MTB de hoy en día, donde un motor Yamaha, por ejemplo, puede llegar a entregar cerca de 90 Nm.

Pero ese es su encanto. Nos obliga a jugar con las marchas, a sudar un poco. A andar más ágiles sobre la bici, a jugar con ella. Sigue conservando la esencia de bici.

La sensación es realmente curiosa, porque, especialmente en los dos primeros modos de asistencia, al ser el sistema tan silencioso, la sensación es de pedalear con el viento de cola constantemente. Aquella sensación de pedaleo fluido, ágil… Es sinceramente sensacional.

La mayor de las asistencias es ideal para las subidas, donde sube exponencialmente tu media de velocidad, pero sobre todo te permite reservarte. No es una bici eléctrica concepcionada en clave rendimiento que te pueda permitir destrozar todos tus registros de Strava. De hecho, hemos visto cómo, en nuestro caso, en los puertos cortos de carretera que frecuentamos nos acercamos a nuestros mejores registros, pero nos supondría un esfuerzo considerable superarlos.

De hecho, algunos creemos que no lo lograríamos. Simplemente nos acercamos a nuestros mejores registros gestionando nuestro grado de esfuerzo y conservando la mayor parte del tiempo la idea de que pedaleamos, de que sudamos, de que nos movemos por culpa de nuestro esfuerzo sobre la bici.

Una bici ideal para aquel tipo de usuario que quiere o necesita de la ayuda extra que proporciona el motor eléctrico, pero que a su vez no quiere perder la esencia de la clásica bici de carretera.

Valoraciones

Cuadro: 3/5 – Correcto. Un cuadro vigoroso, geometría cómoda y equilibrada, preparado para instalar portabultos. El guiado del cableado es mejorable y el paso de rueda trasera justo para off-road.

Transmisión: 4,5/5 – Simple, precisa y robusta. Ofrece un rango de desarrollo perfecto gracias a la asistencia, muy poco intrusiva, que permite un cambio de piñón suave incluso en el modo más potente de asistencia.

Motor: 4/5 – Suave, lineal, con una entrega muy dulce y sobre todo silencioso. Le falta algo de par motor para subir con más alegría las rampas superiores al 7 u 8 %. Es poco intrusivo, así que conservamos la esencia del ciclismo.

Batería: 4/5 – Por su bajo peso, cinemática, montaje y geometría se siente rápida y efectiva, especialmente en terreno compacto al ir bloqueado. Una posición intermedia potenciaría más su rendimiento.

Frenos: 4.5/5 – Son muy potentes, lo que nos viene bien para frenar la Gain donde queremos con gran precisión aun con esos kilos de más. La maneta es compacta y muy ergonómica, ideal para manos pequeñas.

Ruedas: 3/5 – Uno de los hándicaps de incluir el motor en el buje trasero es que nos limita un poco la selección de ruedas. Las Ready GR cumplen con su cometido: fiables y tubeless, pero algo pesadas.

Neumáticos: 3/5 – Los Kenda no van mal, pero poseen una carcasa algo endeble y un dibujo poco off-road. Los modelos 2019 ya incluyen cubiertas Schwalbe G One. Un acierto. Rápidas, cómodas, fiables y polivalentes.

Calidad-Precio: 4/5 – Un concepto sostenible y revolucionario al que no acompañan cifras mareantes. Desde 2.899 euros puedes disfrutar de una bici eléctrica todo uso de solo 14 kg. Nos parece, más que un gasto, una inversión.

Ficha técnica

General

Bici: Orbea Gain All Road 18”

Precio: 2.899 euros

Peso: 13,898 kg

Cuadro

Material: Aluminio

Tallas:  XS, S, M, L y XL

Garantía: De por vida previo registro

Motorización

Motor: Ebikemotion X35, potencia nominal de 250 w, 40 Nm de par, un voltaje de 36 V y 2,10 kg de peso

Batería: 250 WH, Ebikemotion 36V/6.9A

Transmisión

Pedalier: SRAM Force Carbon, 40 dientes,170 mm

Casete: SRAM Force PG-1170, 11-36, 11 velocidades

Cadena: KMC e11 Turbo Silver

Mandos de cambio: SRAM Force, 11 vel

Cambio: SRAM Force 1 de 11 velocidades

Ruedas

Llantas: Ready GR de aluminio, ambas de 32 radios y tubeless ready

Bujes: Delantero 100 x 9 mm, trasero motor con eje de 12 mm

Componentes

Neumáticos: Kenda Flintridge Sport, 700 X 40C, 60 TPI DTC en ambas ruedas

Frenos: SRAM Force hidráulicos

Discos: SRAM de 160mm

Manillar: FSA Gossamer, aluminio

Potencia: FSA Gossamer, 7075 Alu., 1-1/8”, 31,8, 7º

Dirección: 1-1/8” SemIintegrada, rodamientos sellados

Tija de sillín: FSA SL-K SB20, 27.2 x 350mm Di2 compatible

Sillín: Prologo Kappa Space STN de 147 mm

Más información

Contacto: Orbea, info@orbea.com, tel. 902 04 29 29

Website: www.orbea.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.