Colosal. Si echas un vistazo a la web de Pivot, además de dejar volar la imaginación mientras chafardeas sus sibaritas modelos, verás claramente cómo la marca de Arizona cataloga su última creación, la Firebird 29 que probamos, como una bici de enduro.

Pero a nuestro entender, después de varios días familiarizándonos con sus capacidades, creemos que es mucho más que eso.

Estamos de acuerdo en que es una montura ideal para el enduro profesional, póngase de ejemplo las EWS, pero resulta más polivalente de lo que realmente parece. Es una gran opción para emplear en un bike park, pero también para jugar por nuestros senderos/trails más amigables.

Cuadro de museo

El cuadro es vigoroso. Superlativo. El principal responsable de que la bici se sienta imperturbable en cualquier circunstancia.

3,2 kg de peso del mejor tratamiento del carbono unidireccional de alto módulo de Pivot tienen la culpa. Es un cuadro con un centro de gravedad muy bajo y unas vainas sorprendentemente compactas para un cuadro de tal magnitud y recorrido: 431 mm. Unas cifras de referencia para las enduro de 29 de largo recorrido.

Según el propio Chris Cocalis, CEO de Pivot, cumple con los mismos estándares de resistencia y rigidez que su bici de DH, la Phoenix. Y no seremos nosotros quienes digamos lo contrario.

No se acaban ahí las similitudes que le encontramos con su homóloga de DH, la Phoenix, el dibujo de la curva de compresión de la amortiguación es muy tipo DH, en gran parte también gracias al tacto del amortiguador FOX X2 Factory (superpersonalizable), pero gracias a la recolocación de las bieletas del sistema DW-Link resultan más focalizadas a lograr una plataforma de pedaleo más estable.

Todo es grande en el cuadro de la Firebird 29, incluso sus sobredimensionados cojinetes. Un aspecto por mejorar que no nos ha pasado inadvertido son sus guiacables, que enrutan el cableado internamente por el cuadro. Se fijan mediante un pequeño tornillo allen, pero no son muy estancos, con lo que si abusamos del agua a presión intuimos que puede llegar a entrar agua en el interior del cuadro. Además, el cableado no está enfundado en el interior del cuadro. Más que nada que lo sepáis, no es un inconveniente, pues durante nuestros días de prueba no hemos detectado ruidos ni vibraciones.

Super Boost Plus

El cuadro esconde detalles como un supersólido triángulo trasero reforzado con un doble brazo que, a su vez y gracias a la implementación del eje Super Boost Plus de 157 mm, permite un paso de rueda clarividente. Podemos montar neumáticos de 29” de hasta 2,6” y de 27,5” hasta 2,8” sin problemas.

La apuesta del estándar Super Boost, además, les permite lograr una cadena corta, de tan solo 431 mm, junto con un incremento notable (y perceptible) de la rigidez de la rueda y el basculante. Mayor paso de rueda y mayor rigidez gracias a un mejor aparaguado de los radios que hace posible que la llanta permanezca en el centro simétrico de la bicicleta.

¿Te van las sensaciones fuertes?

Como en la mayoría de las 29 de largo recorrido, la velocidad y la inercia son cómplices de la Firebird 29. En cuanto eres capaz de lanzarla, de ponerla en órbita, se convierte en una bici con unas capacidades cuesta abajo envidiables.

La solidez del cuadro y la gran personalización que permiten las suspensiones provoca que las líneas más difíciles dejen de serlo. Pero cuando atacamos zonas más lentas o reviradas, el talón de Aquiles de muchas de estas 29 de majestuosos recorridos es donde apreciamos el gran trabajo de Pivot.

La bici se muestra ágil, reactiva. Los culpables son varios. Para empezar, el triángulo trasero se siente muy compacto y rígido, con lo cual contribuye a que con un golpe de cadera la bici dibuje con facilidad las curvas. Además, al no ser extremadamente larga de pedalier al eje de la horquilla, hace que no se sienta lenta de movimientos, lo que facilita los cambios de dirección.

Nos sentimos seguros y confortables. Las inclemencias del terreno se ven minimizadas y por tanto podemos exprimir más nuestra conducción durante más kilómetros sin que nuestro rendimiento decaiga.

Una de las claves de su armonioso funcionamiento son las suspensiones. Al poder ajustar tanto la horquilla como el amortiguador al dedal, incluso en las bajadas más abruptas y rotas se consigue que no nos desgastemos en exceso.

En nuestro caso hemos optado por un reglaje con los rebotes muy abiertos, tanto en alta como en baja velocidad, para que, además de recuperar rápidamente, nos brinde una experiencia más vivaz que contribuye a no tener esa sensación adormecida de movimientos típica de las 29 más perezosas. No es el caso.

Los tramos de pedaleo son un trámite que debemos cumplimentar antes de firmar las bajadas. Ahí es donde agradecemos que podamos endurecer el amortiguador trasero, el FOX X2 Factory, con su palanca superaccesible, situada justo debajo del tubo superior.

No todo van a ser flores…

A nuestro entender, el único pero real que tiene este cuadro es la inclusión del portabotellas en la cara externa del tubo vertical. Una posición muy expuesta a recibir golpes y suciedad. La boquilla del bidón acaba perdida…

En nuestro caso hemos empleado una práctica riñonera para solventar el tema de la hidratación y demás, pues, honestamente, montar un portabidón en la parte baja de este cuadro nos parece estéticamente indecente. Un sacrilegio.

Valoraciones

Cuadro: 5/5 – Intachable. Sólido, de calidad, con una geometría envidiable (y tuneable), unas vainas ultracompactas, acabados superlativos, compatible con 27,5” plus… ¿Qué más podemos pedirle?

Transmisión: 4/5 – La fiabilidad del Shimano XT con la guinda de calidad del cambio XTR. Poco que objetar. Unas bielas de carbono vestirían un poco más la bici y un plato de 32 dientes nos aportaría algo más de velocidad.

Suspensión: 5/5 – Tacto brutal y altas prestaciones. No puede ser más personalizable de la mano de FOX. Podemos ajustar la compresión y el rebote en ambas suspensiones tanto en alta como en baja velocidad.

Eficacia pedaleo: 3,5/5 – Correcto, bueno. El sistema DW-Link, ideado por Weagle, se nota que se ha jugado con el tarado de la suspensión y la posición de las bieletas para optimizar el pedaleo. No es su punto más fuerte.

Frenos: 4,5/5 – Nos han agradado muchísimo (y sorprendido). Muerden muy fuerte, el único hándicap que presentaban las últimas generaciones del Shimano XT. No decaen… ¿También en bike park?

Ruedas: 4/5 – Cumplidoras. No poseen la rigidez de un aro de carbono, pero cumplen con su cometido. La calidad de giro de los bujes DT son una delicia y la fiabilidad, fuera de toda duda. Ideales para un trato tan duro.

Neumáticos: 4,5/5 – Una combinación a medida para las bajadas. Ofrecen grandes dosis de tracción y agarre. Si bien lastra un poco en los tramos de transición (pedaleo), los Maxxis Minion DHF/DHR son para lo que son…

Calidad-Precio: 4/5 – Vale una pasta pero bien lo vale. Si atendemos a la exclusividad del cuadro y montaje, el precio es razonable, más si lo comparamos con el resto de las marcas generalistas americanas.

Ficha técnica

General

Bici: Pivot Firebird 29 C Pro XTR/XT

Precio: 7.749 euros

Peso: 14,045 kg

Cuadro

Material: Fibra de carbono

Tallas: S, M, L y XL en 29″

Ruedas:  Compatible con 29 y 27,5+

Garantía: 10 años

Suspensión

Horquilla: FOX 36 Float Factory 29” 170 mm GRIP 2, tubo cónico, eje 15 mm Boost, avance de 44 mm, negra

Amortiguador: FOX Float X2 DH air

Transmisión

Pedalier: Race Face Aeffect SL, 170 mm, 30 dientes

Casete: Shimano XT M8000, 11-46, 11 velocidades

Cadena: Shimano XT HG701, 11 vel., 116 eslabones, QL

Mandos de cambio: Shimano XT 11 vel.

Cambio: Shimano XTR GS de 11 vel

Ruedas

Llantas: DT Swiss 29 M1700, de 28 radios DT competition straightpul, tubeless ready y ancho interno de 30 mm

Bujes: DT Swiss 350, delantero 110 x 15 mm/trasero Super Boost Plus 157 x 12 mm

Componentes

Neumáticos: Delantero: Maxxis Minion DHF WT 29×2.5” TR/3C/EXO/ Maxxterra. Trasero: Maxxis Minion DHRII WT 29×2.4” TR/3C/EXO/ Maxxterra

Frenos: Shimano XT M8020 de 4 pistones

Discos: Shimano XT 180/180 mm tipo centerlock

Manillar: Phoenix Team Enduro, 35 mm, carb., 8º, 800 mm

Potencia: Phoenix Team Enduro, alu., 35 mm, 45 mm, 7º

Dirección: Zero stack 49,6 mm top, zero stack 56 mm

Tija de sillín: Telescópica KS LEV Integra, 150 mm, 31,6º

Sillín: Hightail Trail Pro

Más información

Contacto: Camdau Bikes, camdaubikes@gmail.com

Website: www.pivotcycles.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.