Probamos el potenciómetro Stages integrado en la biela, perfecto para MTB

Probamos el potenciómetro Stages integrado en la biela, perfecto para MTB

Los medidores de potencia en Mountain Bike se han extendido gracias a propuestas tan integradas, fiables y resistentes como el sistema de potenciómetro Stages Power en la biela izquierda.

PUBLICIDAD Content_1

Hemos probado el potenciómetro Stages Power integrado en la biela y compatible con transmisión y eje de pedalier SRAM. Uno de los potenciómetros más ligeros del mercado (entre otras virtudes) que nos permitió montarlo en nuestra Specialized Epic Dream Build con un peso inferior a 8 kilos. Este tipo de potenciómetros comienza a ganar en popularidad y es la elección de multitud de ciclistas profesionales de MTB.

Esta es la espectacular Specialized S-Works Epic en la que hemos probado el potenciómetro Stages Power.

Si no estás familiarizado con la firma Stages, se trata de una marca nacida en 2012, fecha en la que lanzó al mercado su primera generación de medidores de potencia. Una época en la que el registro del rendimiento a través de la potencia aplicada por el ciclista no era tan común como lo es en la actualidad. Las posibilidades de montar un potenciómetro en la bicicleta de un usuario amateur eran muy reducidas y, sobre todo, a un precio prohibitivo.

De este modo, Stages nació con la premisa de ofrecer al ciclista una generación de potenciómetros simples, ligeros y que se pudiesen adaptar a cualquier tipo de biela. Así, esta tecnología podría ser accesible a la mayoría de ciclistas y, además, a un precio mucho más asequible que el resto de opciones del mercado.

De hecho, los medidores de potencia Stages para la biela izquierda se pueden instalar en bielas de carbono y en sistemas poco comunes, como las bielas FSA o las Hollowgram de Cannondale, además de las opciones más extendidas del mercado (Shimano, SRAM y Campagnolo). Si no fuera por esta firma norteamericana, muchas bicicletas equipadas con estos crancksets no podrían incorporar potenciómetros económicos como los Stages.

PUBLICIDAD Content_2

potenciómetro Stages

Desde su sede en Boulder, Colorado (EEUU), Stages posee dos grandes divisiones o departamentos, una dedicada a ciclismo en múltiples modalidades y otra exclusiva para ciclo indoor, creada en 2014 y de gran peso y trascendencia en su sector. En ambos casos Stages se ha consolidado como una referencia en la medición de potencia a través de un producto eficaz y distintivo respecto al resto de propuestas existentes. Más allá de los potenciómetros, Stages cuenta en su catálogo con smart bikes y una nueva generación de ciclocomputadores que os mostrábamos aquí.

nuevo ciclocomputador Stages Dash 200

Opciones de montaje

En el área que nos ocupa, la división de ciclismo, Stages permanece fiel a su idea inicial, con un medidor de potencia sencillo integrado en la biela que añade tan solo 20 gramos de peso a la biela original.

PUBLICIDAD Content_3

El suministro del potenciómetro se puede hacer mediante dos vías, bien adquiriendo la biela con el medidor ya instalado y montarla en tu propia bicicleta o mediante el ‘factory install’, un sistema a través del cual Stages recoge tu biela, instalan el potenciómetro en su sede Europea y te lo devuelven con el dispositivo ya integrado.

La segunda opción no está disponible para todas las bielas del mercado y, de hecho, en nuestras bielas de test, al ser de carbono, no es posible esta fórmula. En otro artículo explicaremos en detalle en qué consiste el proceso Factory Install, que además es ligeramente más económico.

potenciómetro Stages

Por tanto, hemos recurrido a la primera opción, adquiriendo por separado una biela de carbono compatible más un eje específico para sistema SRAM DUB que nos permite acoplar el potenciómetro a nuestro sistema de bielas.

En cuanto a los medidores de potencia integrados en la biela, además del sistema de biela izquierda que hemos probado, también lo ofrecen en la derecha y en sistema dual con medición para las dos piernas, instalando un dispositivo en cada una de las bielas para recoger los datos de forma individualizada y por separado. Una opción interesante para los usuarios más avanzados que necesiten información completa y de alta precisión.

De nuevo, este sistema Dual no está disponible para el juego de bielas SRAM XX1 que hemos probado y hemos accedido al sistema de biela izquierda. Cabe destacar que el potenciómetro Stages Power recoge los datos de la pierna izquierda pero, mediante una fórmula específica, realiza una estimación de la potencia de ambas piernas.

Comparativa en directo

Para comprobar la precisión del potenciómetro Stages hemos realizado nuestro test con un medidor de potencia Quarq en la biela derecha, complementando al Stages de la biela izquierda, cada uno vinculado a un ciclocomputador diferente. La diferencia de potencia a 3 segundos, media y normalizada ha sido menor a un 2% entre ambos medidores. Sin duda una prueba irrefutable de la fiabilidad de este sistema, con una versatilidad apta para todo tipo de usuarios.

El medidor de potencia Stages está considerado como el sistema no científico (es decir, fuera de un laboratorio) más preciso del mercado. Como muestra, la cantidad de ciclistas profesionales y de alta competición que recurren a este dispositivo para el registro de su potencia aplicada. Además, multitud de ciclistas amateurs alrededor del mundo confían ya en esta firma para planificar, controlar y medir sus entrenamientos y competiciones.

potenciómetro Stages
Imagen en detalle de ambas bielas y el eje compatible con el pedalier SRAM DUB.

El peso del eje tipo G, para SRAM DUB, ha sido de 89 gramos y el de la biela de carbono con el medidor integrado, 183 gramos. Un incremento respecto al conjunto original de tan solo 45 gramos puesto que el eje G es más pesado que el eje SRAM de serie.

Además de la ganancia estética, puesto que este potenciómetro es imperceptible a la vista, su principal cualidad radica en la compatibilidad con platos direct mount, un sistema de platos muy valorado ya que no existe pérdida en la transmisión de la potencia del pedaleo y hace más rígido al conjunto del pedalier.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

La biela, además, posee un acelerómetro que controla la cadencia del pedaleo y un sistema de auto calibración con el que la precisión del medidor ofrece una tolerancia de +/- 1,5%. El rango de cadencia que registra va desde 20 a 220 rpm, mientras que el rango de potencia es más que suficiente (hasta 2.500 vatios).

Compensación de temperatura

Pero su gran aportación, piedra angular del medidor de potencia Stages, es el sistema ATC: sistema automático de compensación de temperatura. En Stages fueron pioneros en desarrollar esta tecnología y ahora son la referencia en este campo. Se basa en la certeza de que la variación de las condiciones de la temperatura afectan a las capacidades de registro del potenciómetro. A través de este sistema se anula este efecto, ofreciendo siempre unos valores precisos sin importar las condiciones externas o los cambios de temperatura que pueda haber durante una ruta.

Durante nuestro periodo de test, cabe destacar, en primer lugar, la facilidad de instalación del sistema Stages. Tan solo requiere ensamblar primero el eje adicional a la biela derecha junto a los platos, instalar en el cuadro y ajustar con espaciadores el lado opuesto si es necesario. A continuación, colocamos la biela izquierda con el potenciómetro Stages y ajustamos todos los elementos roscados.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Es muy importante comprobar antes de adquirir el potenciómetro Stages que contamos con espacio suficiente entre la biela y la vaina trasera. El grosor del medidor es muy reducido, pero hay bicicletas con un hueco tan limitado en este punto que impiden su paso y son, por tanto, incompatibles. La web de la firma Stages cuenta con un listado en el que se muestran este tipo de compatibilidades en caso de duda.

A continuación, debemos emparejar el medidor de potencia Stages con nuestro ciclocomputador a través de ANT+ o al propio teléfono móvil, donde también podemos descargar la aplicación del fabricando y realizar actualizaciones periódicas de firmware, control del estado de la batería y otras muchas funciones. El acceso a esta app Stages Link es de por vida con la compra del potenciómetro Stages Power y, aunque hay una versión premium de pago, con la compra se incluyen dos meses de prueba gratuita de esta opción.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

En marcha

Una vez instalado y vinculado con terceros, rápidamente nos ponemos en marcha. Esto quiere decir que no requiere calibración previa. Como hemos comentado anteriormente, el test lo hemos complementado con otro potenciómetro como el Quarq que equipa el cranckset de alta gama de SRAM. Los datos que proporcionan ambos dispositivos son muy estables y, de hecho, la potencia a 3 segundos era la misma en prácticamente todo momento.

Una cualidad sorprendente y que valoramos muy positivamente es la precisión dentro de un uso exigente en Mountain Bike. La potencia se entrega de modo muy lineal y estable, sin presencia de picos resultantes de las vibraciones o irregularidades del terreno. Lo pudimos probar en un escenario tan exigente como la Andorra MTB Classic con excelentes resultados.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Estos picos de potencia o de cadencia han sido, tradicionalmente, uno de los puntos débiles de los potenciómetros en Mountain Bike y han quedado anulados en esta nueva generación de medidores Stages. Tampoco hemos apreciado ninguna pérdida en la conectividad con el ciclocomputador, de nuevo un defecto común en otros sistemas.

También nos ha gustado la facilidad en el reemplazo de la batería. Se trata de una pila de botón CR2032 sujeta por una tapa hermética muy fácil de quitar y poner, tan solo girando con la mano sin necesidad de herramienta. El dispositivo posee un pequeño indicador LED que revela el estado de la batería, con una duración estimada superior a 200 horas.

Conclusión

En términos globales, el medidor de potencia Stages Power integrado en la biela izquierda es una elección acertada, con especial nota en sencillez y fiabilidad. Sin duda su fuerte radica en el amplio espectro de compatibilidades, a un precio ‘terrenal’ y sin la necesidad de alterar la transmisión al completo.

En Mountain Bike no está tan extendida la necesidad de un potenciómetro para entrenar y competir. Uno de los motivos por los que muchos bkers se sienten reticentes es por la mayor probabilidad de sufrir daños por caídas o impactos, especialmente los modelos con potenciómetro integrado en el pedal. Con el Stages este problema (casi) desaparece, gracias a la excelente integración en la biela, quedando muy bien protegido a agentes externos. Por si queda alguna duda, cuenta con una impermeabilidad IPX7.

Es cierto que no es tan sencillo intercambiarlo entre bicicletas como un sistema de pedales, pero en este caso solo basta con cambiar la biela si en el resto de bicicletas (carretera, gravel…) se utiliza la misma longitud de bielas.

Por fiabilidad, ligereza, sencillez e integración, el medidor de potencia Stages Power es sin duda uno de los mejores que cualquier ciclista puede adquirir en la actualidad.

Puedes consultar toda la información adicional sobre este potenciómetro en concreto en la web oficial de Stages en España.

Lo mejor

  • Sistema ligero, integrado y muy protegido.
  • Excelente nivel de precisión en la medición de potencia.
  • Sistema más económico que otras opciones.
  • Facilidad de montaje.

Lo peor

  • Puede haber roces con la vaina.
  • El sistema dual no es compatible con muchas MTB de alta gama, más orientado a la carretera.

Ficha técnica / Stages Power L – Carbon

potenciómetro Stages

MaterialBiela de fibra de carbono
Longitud de la biela165, 170, 172,5 (probada), 175 mm
EjeSRAM DUB MTB
Precisión+/- 1,5 %
Peso183 g (biela + potenciómetro)
BateríaPila de botón CR2032
Rango de potencia0 – 2500 vatios
Rango de cadencia20 – 220 rpm
ImpermeabilidadIPX7
TransferenciaANT+, Bluetooth Smart Ready
Precio628 € (desde 578 €)

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

1 comentario en «Probamos el potenciómetro Stages integrado en la biela, perfecto para MTB»

  1. Tuve un potenciómetro Stages en 2016. La peor compra que he hecho: continuos cortes de señal, duración de la pila de 20 horas… Lo tuve que cambiar cuatro veces en garantía hasta que me harté y lo guardé en el cubo de la basura.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.