Hemos tenido el privilegio de asistir a su presentación, probar la tope de gama, la SL y el modelo más económico en carbono, la versión Team de 2018. Pero todavía no habíamos tenido la oportunidad de probar su modelo más accesible, la Scott Spark RC 900 Comp.

Sensaciones que aporta la Comp

No vamos a ahondar en las mil y una bondades o recursos técnicos y especificaciones de una bici tan conocida como la Spark. Para ello podéis tirar de hemeroteca. Nos vamos a centrar en el funcionamiento, sensaciones y rendimiento de la versión de aluminio, que ya os avanzamos que han sido muy buenas.

Es sorprendente el rendimiento de una bici que, en orden de marcha, con pedales, portabidón y soporte de GPS, ronda los 13,4 kg de peso, un factor clave en cualquier bici de XC en clave rendimiento. Porque el rendimiento es muy parejo a un modelo de RC de carbono, pero, claro, la ley de la gravedad es implacable, y en las cuestas más pronunciadas se nota esa pizca de dinamismo que te aporta una bici de XC de alta gama.

También en los cambios de ritmo y demarrajes se deja notar ese extra de peso, aunque poco podemos exigirle, pues su calidad, precio y montaje es excelente. Prácticamente intachable y más económica que nunca.

Pensad que este mismo modelo, la Comp de aluminio de 2018, costaba nada menos que quinientos euros más (una pasta) respecto a los 2.799 euros que vale la de la presente temporada, con un montaje prácticamente calcado.

De hecho, incluye el nuevo estándar de ejes más anchos DUB de SRAM, por ejemplo, o el nuevo rediseño del bloqueo/tecnología más laureado de Scott, su mágica palanca Twinloc, que nos permite jugar con las tres posiciones de la bici. Un elemento que marca la diferencia, ya que sus competidores siguen optando por incluir amortiguadores con solo dos posiciones (abierto y cerrado).

Sin duda, un argumento de peso para decantar la balanza a favor de esta Scott en caso de duda. Y es que nosotros mismos, en esta Spark Comp, hemos abusado mucho del bloqueo y de la posición Trail, la intermedia, para sacar su mejor rendimiento y dinamismo y, en consecuencia, el máximo partido en las subidas.

En las bajadas o trialeras de subida optamos por desbloquear ambas suspensiones. Entonces se torna una bici con más estabilidad, con un tacto de suspensión tremendamente suave y lineal, especialmente la horquilla, la FOX Rythm con cartucho Fgrip 3 (tres posiciones).

Divertimento XC

Es una bici que nos ha hecho disfrutar en las bajadas por varios motivos. El principal, por la característica geometría y cinemática bajadora de la bici.

El reparto de pesos es muy bueno, bajo y centrado. La bici se nota compacta, divertida y a la vez lo suficientemente estable gracias a su generoso lanzamiento de la dirección, nada menos que 68,5º. Y luego por detalles que se dejan notar y que suman.

Por ejemplo, la bici tiene mucho más aplomo en las bajadas que bicis más ligeras. En este sentido, el extra de peso es positivo. Igual ocurre con la horquilla Rythm de FOX, que pesa algo más de 1,8 kg de peso, pero que estructuralmente es más sólida que las FOX Step Cast, le afectan menos las torsiones y hace que su tacto sea más lineal y suave, muy previsible, aunque le falte un poco de progresividad final, pues, con cierta facilidad, realizamos topes. Nada preocupante. La verdad es que es una de nuestras bicis preferidas de XC.

¿Inmejorable?

Bien, todo es mejorable. El hecho de solo llevar un solo portabidón entendemos que puede ser un hándicap para un corredor profesional que está disputando una competición, pero es relativamente trascendente para un usuario más recreativo.

Precisamente entendemos que para el potencial usuario de una Spark Comp de aluminio, el peso, como en todas las XC doble de este segmento, no es un aspecto especialmente trascendente. En cambio, sí hay dos detalles que podrían mejorarse.

El primero, mitigar la acumulación de suciedad (y barro) que se acumula en la tripa del tubo que aloja el amortiguador en posición invertida. Un pequeño orificio, como sucede en la Genius (o dos, a ambos lados), podría ayudar a evacuar la suciedad.

Y un detalle más personal, más de gustos, sería la de montar de serie una tija sin retraso para pedalear más encima del pedalier sin tener que recurrir a avances de sillín exagerados poco estéticos. Poco más, mejorar una bici como la Spark va a ser complicado, no nos gustaría estar en el papel de los ingenieros.

Valoraciones

Cuadro: 5/5 – Nada que reprochar. Gran reparto de pesos, integración del amortiguador excelente, geometría RC, calidad contrastada de sus acabados y una estética que genera expectación y tendencia.

Transmisión: 4,5/5 – Inteligentemente han jugado alternando componentes de NX y GX de SRAM junto a las nuevas bielas Stylo con eje DUB más ligero. El desarrollo se queda un poco corto bajando (32 x 11).

Suspensión: 4,5/5 – El binomio FOX con el Twinloc de Scott es idílico. Tres comportamientos distintos en un solo clic. Además, la posición intermedia, la que ofrece 70 mm de recorrido trasero, es muy aprovechable.

Eficacia pedaleo: 4/5 – Notable. La geometría de la Spark, por sus angulaciones (pensada también para exprimirse en los descensos), nos posiciona algo retrasados respecto al eje del pedalier.

Frenos: 4/5 – Las manetas del Shimano SLX son compactas y muy ergonómicas, ideal para manos pequeñas. Bajo mantenimiento y gran fiabilidad. Un punto más de potencia de frenado y sería de diez.

Ruedas: 3/5 – Cumplen con su cometido: fiables y tubeless, pero algo pesadas. Evidentemente, no podemos exigirle más a una bici de este precio. Sin duda, en caso de incluir cambios, sería el primero.

Neumáticos: 4,5/5 – Rápidas, cómodas, fiables y polivalentes. Las Maxxis Ikon son unas cubiertas de gran solera y tradición XC. Conjúgalas con un buen líquido sellante y a volar raso…

Calidad-Precio: 4,5/5 – Encantados con el rendimiento de la bici. Salvo el peso, se merece lucir las siglas de RC. Además, como os comentábamos, nunca este modelo había sido tan accesible. Toda una oportunidad.

Ficha técnica

General

Bici: Scott Spark RC 900 Comp

Precio: 2.799 euros

Peso: 12,998 kg

Cuadro

Material: aluminio hidroformado SL 6011

Tallas: S, M, L y XL

Garantía: De por vida previo registro

Suspensión

Horquilla: FOX 32 Float Rhythm, Grip 3/3-Modos/15 x 110mm QR

Amortiguador: FOX Float EVOL Performace 3 modos DPS

Transmisión

Pedalier: SRAM Stylo Eagle DUB Boost, 32 dientes, 175 mm

Casete: SRAM NX XG1230, 11-50 , 12 velocidades

Cadena: SRAM CN NX Eagle de 12 vel.

Mandos de cambio: SRAM NX Eagle Trigger, tipo Trigger

Cambio: SRAM GX Eagle 12 vel.

Ruedas

Llantas: Syncros Silverton 25 mm Tubeless Ready Rim, ambas de 28 radios

Bujes: Delantero 15 x 110 mm, trasero 12 x 148 mm Boost, ambos con anclaje de 6 tornillos

Componentes

Neumáticos: Ambas Maxxis Ikon / 2.20” / 60 TPI Kevlar Bead TR Tubeless Ready / EXO

Frenos: Shimano SLX M7000 Disc hidráulicos

Discos: SM-RT66 180 delante y 160 mm detrás

Manillar: Syncros FL2.0 T-Bar / Alloy 6061 / 720 mm

Potencia: Syncros XR2.0 / Alloy 6061 / 8° / 70mm

Dirección: Syncros Pro Press Fit / Tapered 1.5”-1 1/8”

Tija de sillín: Syncros FL2.0 10mm offset 31.6 x 400mm

Sillín: Syncros XR2.0 / CROM rails

Más información

Contacto: Scott España (BM Sportech), 876 269 100, scott@bmsportech.es

Website: www.scott-sports.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.