Prueba del sillín Selle Italia Flite Boost X-Cross, específico para competir en XC

Prueba del sillín Selle Italia Flite Boost X-Cross, específico para competir en XC

El Selle Italia Flite Boost X-Cross es un auténtico sillín de competición lleno de detalles y tecnología orientados al rendimiento y la comodidad. Un modelo con diferentes versiones dependiendo del uso o modalidad ciclista. En este caso probamos el destinado a XC-Maratón.

PUBLICIDAD Content_1

El Selle Italia Flite Boost es un sillín diseñado y orientado a la competición. Presente en el pelotón profesional, de la mano de estrellas como Mathieu van der Poel, y también en bicicletas de la Copa del Mundo de MTB, su carácter versátil y alta tecnología de fabricación hacen de él toda una referencia en las carreras actuales.

Nosotros hemos tenido la oportunidad de probar una de sus versiones más atractivas, enfocada en el MTB Cross Country o Maratón, el Flite Boost X-Cross. Un modelo de sillín que reúne ligereza, comodidad y resistencia.

Selle Italia Flite Boost X-Cross Superflow: las claves

sillín Selle Italia Flite Boost X-Cross

El Flite Boost X-Cross se añadió como novedad para este temporada 2022, dentro de la oferta de sillines para Cross Country y Maratón. Se trata de un modelo de alta gama, disponible en un elegante color gris de acolchado que da a la bicicleta un toque de calidad muy elegante. Su punto fuerte son las carreras de XCO. Pero también puede ser un sillín muy cómodo para largas distancias y también para competir en ciclocross.

PUBLICIDAD Content_2

El X-Cross es un compendio de tecnologías para adaptarse a los entornos off-road, plagados de cambios de ritmo, cambios de postura y donde la absorción de vibraciones por parte del sillín es fundamental:

  • Ligereza y resistencia: un gran equilibrio entre estas dos cualidades. Los raíles de titanio Ti316 contienen el aumento de peso aportado por el acolchado más grueso (comparándolo con la versión de carretera) y los refuerzos laterales de éste para protegerlo de impactos. El Flite Boost X-Cross se detiene en la báscula en 216 g para la talla pequeña S3, que es la que hemos utilizado para este test.
  • Comodidad: las tecnologías aplicadas por la marca italiana para incrementar la comodidad del ciclista empiezan por el acolchado Extra Padding. Un relleno más grueso para aliviar presiones, sentarse cómodamente sobre el sillín durante horas y evitar dolores o calambres en rutas o carreras de Maratón. Prosigue con el Shock Absorber, una capa integrada anti vibraciones entre la carcasa y los raíles, y termina con el canal centro antiprostático Superflow, una de las señas de identidad de la marca.
  • Adaptabilidad: dos tallas se ofrecen de este sillín de MTB: S3 y L3, en base al tallaje específico de Selle Italia idmatch. El primero es un sillín más estrecho, 135 mm de ancho, pero con la misma longitud que el L3 (250 mm), indicado para ciclistas de cadera más estrecha y rotación pélvica elevada, que les guste ir muy acoplados sobre el manillar. En cambio, la L3 se puede adaptar mejor a personas de cadera (distancia intertrocantérica) más ancha.

En marcha

En nuestro test, quisimos comprobar, sobre todo, el nivel de comodidad del Selle Italia Flite Boost X-Cross tras un largo día de bici, con más de 3 horas de ruta MTB. El extra de acolchado que proporciona, muy bien repartido sobre una superficie suave con microperforaciones, permite que pueda adelantar mi posición adelante y detrás según mis necesidades con total comodidad. Bien para compensar la fuerte pendiente de una rampa o pedalear erguido y más relajado por el llano. En este sentido, no hay que llevar al pie de la letra su tallaje y ergonomía sólo para posturas acopladas (idmatch 3).

PUBLICIDAD Content_3

Destaca también el nivel de los acabados y las costuras de la cubierta o tapizado de Fibra-Tek, así como los refuerzos de los laterales. Se nota el gran trabajo de Selle Italia por ofrecer un sillín de calidad, bonito a la vista y suave al tacto, que no acabe, tras horas pedaleando por contribuir a generar rozaduras.

Por otro lado, su generoso ancho tampoco entorpece las maniobras al afrontar bajadas y hacer el juego de piernas necesario para repartir los pesos y mantener el equilibrio, incluso bajándolo con tija telescópica.

Se trata de un sillín con el que se puede pedalear cómodamente en una carrera maratón de un día o por etapas, o afrontar una prueba XC sin añadir a la bicicleta un extra significativo de peso. El Flite Boost es un sillín de gran factura y de carácter muy versátil, de ahí su elevado precio de 224,90 €, que te merecerá pagar si compites habitualmente y quieres equipar tu MTB con un sillín de alta gama ligero, pero también ancho y cómodo.

LO MEJOR

· Sillín muy ligero para su anchura y grosor del acolchado.

· Acabados y costuras del tapizado muy bien rematados.

LO PEOR

· Un sillín de precio elevado, orientado sobre todo a corredores de Cross Country. Selle Italia tiene versiones quizás más atractivas para bikers aficionados u ocasionales por la mitad de precio o menos.

· Sin versión o talla para rotaciones pélvicas bajas o neutras.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Ficha técnica

Acolchado: grueso con Fibra-Tek.

Raíles: titanio Ti316 7 mm de diámetro.

Dimensiones/tallas: 135×250 mm en talla S3; 145×250 mm en talla L3.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Precio: 224,90 €

Más información y compra: selleitalia.com

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.