Tras la irrupción en el mercado de la innovadora tecnología Eagle, SRAM lanzó recientemente la versión más económica de su concepto 1×12, el SRAM NX Eagle.

El nuevo NX adopta todas las tecnologías propias del resto de los grupos 1×12 y que, a la postre, hacen de este concepto uno de los más deseados y competitivos en todos los segmentos, desde el XC hasta el enduro. De ahí que muchos de los modelos de bicis de gran relación calidad-precio en la presente temporada lo incluyan en su transmisión.

Pasarte a un grupo de un solo plato y doce velocidades nunca hasta la fecha había tenido un coste tan bajo. Con lo que cuesta un solo casete Eagle X01 te costeas toda la transmisión.

Antes de desgranaros, uno a uno, cómo se han comportado después de más de un mes intenso de uso, os adelantamos que todos los componentes NX son compatibles con los del resto de los grupos 1×12 de SRAM.

Obviamente, la principal diferencia del NX respecto a sus hermanos mayores GX, X01 y XX1 son los materiales, niveles de acabado y, en consecuencia, el peso. Podéis consultar el precio oficial y sus pesos en la ficha técnica.

1×1, el cambio

En cuanto a funcionamiento, se ha comportado correctamente sin fallos ni desajustes imprevisibles. No hemos sabido apreciar diferencias de funcionamiento respecto al cambio GX Eagle del que es prácticamente calcado.

Solo se diferencian en que el NX Eagle posee toda la pata de cambio que alberga el juego de rulinas realizada en acero, y no aluminio como el GX Eagle, lo que se traduce en unos gramos de más, pero también le confiere algo más de solidez soportando mejor las torsiones. Es realmente fiable.

Como decíamos, nos ha ido muy bien. Una vez reajustado después de las primeras salidas, cuando el cableado coge algo más de holgura, ha respondido con precisión y fiabilidad. Al igual que el resto de los cambios con diseño Horizon de SRAM, podemos ajustar tanto los tornillos de los topes superior e inferior y tensión mediante una llave hexagonal de 3 mm.

El cambio es muy sensible a los ajustes, requiere precisión. Cuando engranamos los piñones superiores, especialmente el 50, el cambio sobresale bastante, lo que lo torna más vulnerable y lo expone a recibir más golpes. Nada preocupante, en todo caso.

Pulsador

Una curiosidad para los más freaks del peso. Este pulsador tipo Trigger de la versión NX Eagles es incluso unos gramos (pocos, unos 10 g) más ligero que las versiones tope de gama con tecnología Eagle, el de los grupos X01 y el XX1.

La única diferencia palpable es que su tacto es más plasticoso. No obstante, se perciben más sólidas que el NX de 11 velocidades.

La ergonomía es agradable y nos permite bajar piñones uno a uno y subir con rapidez hasta un máximo de cinco. Cuenta con la abrazadera MatchMaker X, para que podemos integrarla, si así lo deseamos, con un freno SRAM.

El montaje de dos posiciones ofrece hasta 12 mm de ajuste lateral para convivir mejor con la maneta de freno. A diferencia de los demás pulsadores Eagle de SRAM, cuenta con un pequeño puerto de goma en la parte superior del cuerpo de la palanca de cambios que nos permite acceder al cable sin necesidad de herramientas.

Casete

El principal hándicap del casete es el peso: 616 g en nuestra báscula. El casete NX Eagle de 12 velocidades ofrece un rango de 454 %, por poner un ejemplo, algo más que un Shimano de once velocidades en 11-46, su principal competidor.

Los cuatro piñones más grandes están hechos de acero endurecido y se encuentran fijados a una araña de aleación. Los ocho piñones restantes, los más pequeños, son todos piñones independientes. Precisamente es su piñón de once velocidades el que hace que no requiera de un buje XD y que sea compatible con la mayoría de los bujes con núcleos estriados de 8, 9 y 10 velocidades.

El cincuenta es una maravilla cuando toca atacar subidas imposibles o vamos con las fuerzas justas, pero el once hace que potencie esa sensación de falta de desarrollo, falta de velocidad punta, especialmente si lo combinamos, como es nuestro caso, con un plato de 32 dientes o inferior.

El tratamiento de color negro del casete se ha deteriorado, dejando entrever el desgaste, pero su precisión no ha disminuido.

Plato y bielas

Los platos son de anclaje tipo direct mount (anclaje directo), por lo que no ahorramos la araña. El dentado es tipo X-Sync 2, que durante nuestras salidas nos ha aportado altas dosis de retención de cadena (no hemos utilizado guiacadenas y no se nos ha salido ni una sola vez) durabilidad y suavidad.

Las nuevas bielas DUB NX Eagle, fabricadas en aluminio 6000, si bien son algo pesadas, son tremendamente robustas, y el nuevo estándar de pedalier DUB lo dota de una mejor estanquidad. Aun con las generosas lluvias de finales de verano y otoño, no ha presentado quejidos ni crujidos que demandasen un mantenimiento prematuro.

Cadena

Su instalación es sencilla gracias al conector Flow Link. La longitud de la cadena es crucial, pues, como decíamos del cambio, las transmisiones Eagle son especialmente sensibles a los ajustes.

Si vamos con algunos eslabones, sentiremos el cambio algo lento y menos consistente. Para apreciar bien su funcionamiento y longevidad, necesitaríamos una prueba de larga duración. Poco más os podemos decir después de acumular con ellos solo unos cientos de kilómetros.

Características técnicas

Precio y pesos: Cambio, 119 euros y 341 g de peso; casete 11-50, 110 euros y 616 g de peso; pulsador, 38 euros y 104 g de peso; cadena, 29 euros y 271 g de peso (incluido el enganche); y bielas DUB de 175 mm con plato de 32 dientes, 116 euros y 705 g de peso
Más info: Distribuidores oficiales de SRAM en España, Comet y Team Bike
Webwww.sram.com

Fotos: Jesús Andrés Fernández

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.