Prueba: Stages Dash M200, tu entrenamiento ciclista a todo color
Fotos: Israel Gardyn / Stages.

Prueba: Stages Dash M200, tu entrenamiento ciclista a todo color

Sometemos a una prueba de larga duración una de las novedades tecnológicas del año ciclista: el nuevo GPS Stages Dash 200 en su versión M. 

PUBLICIDAD Content_1

Para este test, he querido aislar el funcionamiento de cualquier otro dispositivo y probar el nuevo ciclocomputador de Stages durante un largo periodo de tiempo.

La parte física del sistema destaca por un diseño muy compacto (81 mm x 51 mm x 22 mm en versión o talla M) con una pantalla everbright OCA de 240x320px, 5 botones y un peso de 77 g declarados, aunque en nuestra báscula subió hasta los 84 g. La gama Dash 200 también cuenta con una versión L de mayor tamaño, con más autonomía (más de 19 h) pero también más pesado (105 g) y caro (329 €).

Stages Dash M200 GPS: las claves (soporte, autonomía y manejo)

prueba Stages Dash 200

Cuenta con batería de duración hasta 16 horas, que durante la prueba se alargó hasta casi las 20 horas de uso sin navegación, y hasta las prometidas 16 h con ella. Algo que me ha garantizado que el dispositivo no agote la batería con facilidad y pueda realizar casi cualquier ruta a mi alcance, sin temor a quedarse sin batería.

PUBLICIDAD Content_2

Otro de sus puntos fuertes es la carga del dispositivo. Se realiza de forma muy rápida. De media ha rondado las 2 horas para una carga máxima. Un dato muy destacado, ya que normalmente el tiempo de carga completa de los dispositivos suele ser mucho mayor.

Prueba Stages Dash 200 solo bici
Está precargado con mapas específicos para ciclismo en toda Europa (otras regiones están disponibles de forma gratuita).

La parte de memoria interna nos lleva hasta 16 GB de capacidad. Una característica que garantiza tener años de rutas diarias en bici dentro del dispositivo. Sin duda es una capacidad amplísima para alguien que salga con asiduidad con la bici o compite.

El tipo de anclaje comparte el sistema de media vuelta con otros dispositivos como Garmin, lo que hace universal y disponible a todos los niveles y demandas el sistema de soporte. Por defecto, el dispositivo incluye la goma de seguridad y un anclaje, que cogí con 4 gomas.

Sin pantalla táctil

Las combinaciones de colores se usan para marcar cambios en el progreso, ofrecer datos de potencia y también cambios en el desnivel o la pendiente.

La parte física se completa con cinco botones. Uno lateral para encendido y apagado y cuatro frontales para el uso y manejo del dispositivo. El uso de los botones en este Stages Dash M200 es muy sencillo y me llevó apenas unas salidas acostumbrarme. Además, la parte más tediosa de un GPS, la configuración, no se hace con estos botones, sino desde el nuestro móvil según preferencias. Pantallas de datos, widgets, etc, quedan almacenadas en la aplicación y no tendremos que andar cambiando una por una.

PUBLICIDAD Content_3

Este punto de integración total del dispositivo con el teléfono hacen que los botones sirvan solo para movernos por los menús y pasar de pantalla. En la navegación, salvo que queramos buscar un punto, mover el mapa por ubicación o algo parecido, no es necesario utilizar los botones. Un aspecto que me ha parecido agradable y para las personas que suelen salir en condiciones de lluvia muy práctico, ya que no hay que bloquear la pantalla.

Conectividad total

Ha sido de los puntos que más destaco del nuevo ciclocomputador GPS Stages Dash M200. El nuevo Dash es compatible con todo tipo de móviles con sistema Android o iOS y su emparejamiento con el teléfono es muy intuitivo y sólido. La conexión no se rompe nunca, la carga de actividades es inmediata una vez finalizado y durante todas las salidas que hemos realizado la conectividad no ha fallado nunca con el dispositivo móvil.

Además, es compatible con todos los accesorios ANT+, lleva conectividad Wifi y por supuesto Bluetooth para emparejar el smartphone.

Hemos llegado incluso a conectar 3 cambios, 3 medidores de potencia, 2 sensores cardíacos y un sensor Garmin Varia. El Stages Dash M200 ha funcionado con todos y cada uno de ellos a la perfección, detectando el que usaba en cada momento, cambiando el que estaba antes y cogiendo los valores del sensor en uso en ese momento.

Aplicación móvil: la central de ajustes

Una vez que tenemos la parte física, todos estos dispositivos no serían del todo eficaces sin una buena interfaz que sea capaz de expresar los datos, poder interpretarlos e analizarlos.

Para ello Stages posee una potente app vía web y para móvil, muy fácil de configurar y que nos permite ver absolutamente todo de nuestras rutas.

Hay una versión de pago en la que la marca permite llevar un control más profesional, a la altura de otras aplicaciones como WKO, por ejemplo. Pero esto es opcional y por supuesto la aplicación de Stages es compatible con otras plataformas como Komoot, Ride with GPS, Strava o Map my ride. En caso de Garmin Connect, la aplicación permite recibir también los archivos que allí se suban. Sin embargo, no hemos logrado una buena conexión, teniendo que subir los datos a Connect de forma manual a través del ordenador.

Con la aplicación también es posible programar pantallas en otros dispositivos Stages, en caso de tener otros ciclocomputadores de la marca.

Funcionamiento en marcha

Posee mapas específicos de ciclismo con carreteras, rutas ciclistas, caminos y senderos, todos ellos codificados por colores.

Lo que más me ha sorprendido de este dispositivo es la calidad de su pantalla, que ya avanzamos en el momento de su lanzamiento, el pasado mes de abril. La nitidez y colores que ofrece es muy alta al aire libre y con luz solar. Es una auténtica explosión de color y precisión para ofrecer datos en tiempo real.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

La velocidad de respuesta es una característica positiva del Dash M200.Tarda poco en encender y lograr el emparejamiento con GPS para darle soporte. Durante el test de larga duración no he encontrado ningún día en que el GPS se haya quedado durante un rato prolongado buscando el soporte del GPS, para poder comenzar el recorrido.

Respecto a este mismo GPS, hay que resaltar su cobertura de precisión. Responde muy bien en zonas muy arboladas y cerradas y en entornos alejados de poblaciones.

Ciclocomputador táctil o de botones, ¿qué es mejor?

prueba stages dash 200 m ciclocomputador gps
En nuestra prueba del Stages Dash 200 hemos podido conectar 3 cambios electrónicos, 3 medidores de potencia, 2 sensores cardíacos y un sensor Garmin Varia.

Para el manejo en marcha, como le ocurre al 100% de estos dispositivos en uso de no navegación, el funcionamiento es perfecto y el sistema de botones no supone una diferencia relevante de uso con respecto a táctil. El cambio de pantalla, de pulsar un botón o tocar el propio display, nos ha parecido muy similar a la hora de hacerlo sobre la bici.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Para utilizar con navegación, sí que nos ha parecido, por el contrario, que la pantalla táctil ofrece una ventaja sobre el botón a la hora de interactuar, sobre todo en los primeros días con el dispositivo. Pero es importante recalcar que, con el paso de los días y una vez nos habituamos a los botones físicos, los botones físicos suponen una ventaja estratégica sobre lo táctil, porque podrás usarlos sin problema en condiciones como lluvia, niebla, etc.

Por último, destacar que el Stages Dash M200 se puede colocar en posición vertical y también en horizontal, si gustas de ver los datos más ampliados o desde esta perspectiva.

LO MEJOR

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

· Ciclocomputador con gran calidad de imagen y color.

· Uso intuitivo mediante botones físicos. Ninguna torpeza al navegar por los menús.

· Conectividad con app de Stages y otras aplicaciones de entrenamiento y rutas.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

LO PEOR

· Solamente hemos echado de menos una pantalla táctil para manejar la navegación en los primeros días.

· Widgets limitados de serie en el dispositivo. Muy dependiente de la app para configurarlos.

Ficha técnica

Modalidad: todas.

Dimensiones: 81 mm x 51 mm x 22 mm.

Pantalla: pantalla Everbright OCA 2,2″ a todo color. 240×320 px.

Impermeabilidad: IP57.

App: Stages Cycling (disponible para Android e iOS).

Peso: 84 g.

Precio: 279 €. 

Más información y compra: stagescycling.eu/es/

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.