Creo que mi memoria debe remontar hasta finales de agosto de 2016 para acordarme de las primeras imágenes que publicamos de la que en su momento fue una de las novedades más impactantes de Trek para la temporada 2017. Una enduro apodada Slash, con horquilla de 160 mm, 150 mm de recorrido trasero y ruedas de 29.

Trek apostaba ciegamente por las ruedas de 29 también en una enduro de largo recorrido cuando las 27,5 parecían consagrarse en el mercado, especialmente entre las bicis trail y enduro. Una apuesta valiente, pensé, estos americanos o están muy locos o saben qué se llevan entre manos. Incluso dicen que van a apostar también por las ruedas de 29 para DH…

Pues bien, a día de hoy muchos han hincado ya la rodilla y parece que bicis como la Slash están empezando a demostrar que la rueda de 29 no solo es para el XC o maratón. Nosotros mismos hemos sido acérrimos defensores también para las bicis trail de 120 o 140 mm de recorrido (un servidor las prefiere). Así que ¿por qué no probar una enduro de largo recorrido en 29? Dicho y hecho.

Amor y confianza

Solo sacarla de la caja te das cuenta de dos cosas. La primera, que la calidad de los cuadros Trek es indiscutible. Y la segunda: no es un peso pluma. La 9.7, si bien es la más accesible de las Slash (recordemos que solo se comercializan tres modelos y el cuadro suelto), tiene un peso que ronda, sin pedales y demás, cerca de 14,5 kg.

Ahora entendemos por qué Trek de momento no comercializa modelos con cuadro de aluminio y componentes de gama media. Ello se traduciría en un incremento de peso que condicionaría la dinámica general de la bici. Así que la Slash es lo que es, una bici de enduro de largo recorrido en 29 de gama alta.

Cuadro imponente

El cuadro nos recuerda y mucho a las líneas del modelo de DH de Trek, la Session. De hecho, una de las principales obsesiones de los ingenieros de Trek ha sido conseguir un cuadro excepcionalmente rígido, prácticamente igualando cotas del Session de DH. Para ello se ha optado por adoptar la tubería con la tecnología Straigh Shot con protector de cuadro Knock Block y montarle ambos bujes Boost.

 

El resultado es un cuadro con un tubo vertical imponente, muy sobredimensionado y de sección cuadrada, que contrasta con la línea más curvada y redondeada del resto de los tubos que conforman el triángulo principal. A diferencia de los modelos 9.8 y 9.9, con tal de economizar costes y poder ofrecer un precio competitivo, los tirantes y las vainas de la 9.7 son de aluminio que, aunque es verdad que incrementan algo más el peso del conjunto, ofrecen un plus de fiabilidad para una bici destinada a un trato muy exigente, el de la competición.

Suspensión

Una de las cosas más destacables es que el sistema de suspensión no utiliza el Full Floater del resto de los modelos de doble suspensión de Trek. Esto es debido a que se ha priorizado la rigidez, dado que los amortiguadores actuales ofrecen un gran margen de ajuste y personalización de la suspensión.

Lo que sí que podremos hacer es ajustar la geometría según nuestras prioridades con el Mino Link, que nos permitirá variar el ángulo de dirección. Además, sí cuenta con el punto de giro concéntrico ABP, sello de identidad de la marca en sus bicis de doble suspensión. La principal diferencia en los modelos de 2018 es la entrada en escena de la tecnología de suspensión RE:aktiv Through Shaft que podemos encontrar en el amortiguador RockShox Deluxe RT3.

Acción, se rueda

Lo que nos ha quedado claro desde las primeras bajadas es que 160 mm de recorrido, ruedas de 29 y un lanzamiento del ángulo de dirección de 65,6º dan para mucho. Sobre todo mucha confianza. Puedes atacar rampas verticales implanteables con bicis trail de corto recorrido. Además, lo hace con una solvencia pasmosa. Va, como decíamos en las primeras líneas, sobre raíles. Solo se trata de elegir correctamente la trazada.

El único hándicap es que las inercias de una bici que en orden de marcha roza los quince kilos de peso y que cuenta con ruedas de 29 es luchar contra las inercias, mucho mayores que en una Remedy de 27,5, por ejemplo. Para dar el máximo, exige un punto de preparación física (fuerza) y un pilotaje distinto al de una 27,5. Aquí los frenos de doble pistón juegan un papel muy relevante, pues debemos parar la bici en el punto exacto antes de atacar y aprovecharnos del paso por curva y tracción de la 29. Si entras colado y tienes que cambiar la trayectoria en plena curva se te acumulan los deberes y cuesta mucho más volver a tomar velocidad. La maniobrabilidad a baja velocidad no es su punto más fuerte. En cambio, en las bajadas más verticales y tramos más rápidos, la Slash es una auténtica máquina de dibujar el terreno.

Valoraciones

Cuadro4/5 – A diferencia de las versiones superiores, tanto vainas como tirantes son de aluminio, lo que incrementa un poco el peso del conjunto, justo uno de los pocos aspectos negativos de la bici. Poco más que exigir.

Transmisión3/5 – Cuenta con una fiable y simple transmisión de 11 velocidades. Nos habría gustado que incluyera la tecnología Eagle de 12 vel. y poder montar un plato de 34 o superior para poder ganar algo más de desarrollo.

Suspensiones4/5 – Accionamiento manual y con un funcionamiento más que correcto, sobre todo la dulzura del amortiguador trasero. No estaría de más incluir una versión con amortiguador de muelle.

Eficacia pedaleo: 4/5 – Asombrosa. Una bici tan aparatosa podría invitar a hacernos pensar lo contrario, pero el sistema ABP y las ruedas de 29 hacen muy buenas migas, aunque el plus de peso se hace notar en las subidas.

Frenos5/5 – Muy muy bien. Nos han funcionado genial sin echar en falta un disco de 200 mm delanetro. La potencia de los Guide con su pinza de doble pistón es excelente. Ideal para parar la bici con precisión.

Ruedas4/5 – Rapidez de engranaje del buje trasero muy buena y con un ronroneo que denota calidad. Además, las llantas con canal interno de 30 mm le sientan genial a los neumáticos de 2,40.

Neumáticos3/5 – Cumplen con su cometido. Son fiables y muerden bien en terreno compacto y seco. Nos habría gustado más una opción algo más rodadora para el trasero, pero es simplemente cuestión de gusto.

Calidad-Precio4/5 – Es el modelo más accesible de una gama top. La calidad es difícilmente superable y el precio, aunque elevado, está más que justificado. Incluir el modelo 9.7 es todo un acierto para 2018.

Ficha Técnica

General

Bici: Trek Slash 9.7
Precio: 3.999 euros
Peso: 14,456 kg (sin pedales en talla 17,5)

Cuadro

Material: Carbono OCLV Mountain con tirantes y vainas específicos de aluminio
Tallas: 15,5”, 17,5”, 19,5” y 21,5”
Garantía: De por vida en el cuadro previo registro, dos años en el basculante

Suspensión

Horquilla: RockShox Yari RC, Solo Air, Boost y con avance de 51 mm
Amortiguador: RockShox Deluxe RT3, RE:aktiv con Thru Shaft, 230 x 57,5 mm

Transmisión

Pedalier: SRAM Descendant Eagle, 32 tipo Direct Mount X-Sync/Bielas 175 mm
Casete: SRAM PG-1130, 11-42, 11 velocidades
Cadena: SRAM PC-1110
Mandos de cambio: SRAM NX, 11 velocidades
Cambio: SRAM NX, Roller Bearing Clutch, 11 vel.

Ruedas

Llanta: Bontrager Line Comp 30, tubeless, 28 radios delante y detrás con fondos tubeless incl.
Bujes: Boost110 delantero, Boost148 trasero

Componentes

Neumáticos: Ambos Bontrager SE4 Team Issue, Tubeless Ready, flancos Core Strength, aro de aramida, 29×2,40
Frenos: SRAM Guide R
Discos: 180 mm delante y detrás, seis tornillos
Manillar:  Bontrager Line, 35 mm, altura 27,5 mm, anchura 780 mm
Potencia: Bontrager Line, Knock Block, 35 mm, 0 grados, 50 mm de longitud
Dirección: Knock Block integrada, rodamientos de cartucho sellados, superior1 -1/8, 1,5 en la inferior
Tija de sillín:  Bontrager Drop Line, guiado interno, 31,6 mm y 125 mm de recorrido
Sillín: Bontrager Evoke 2, raíles de cromoly

Más info

Contacto: Trek Bikes España
Website: : www.trekbikes.com

Galería

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos de acción: Carlos García
Fotos de estudio: Santi Díaz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.