Excelentes como segundas zapatillas en aquellos días de frío intenso, por debajo de 10°C o incluso lluviosos.

Las Shimano RW5 son perfectas para los días de frio, incluso de lluvia, que sufrimos unos más que otros, dependiendo de nuestra ubicación geográfica y de lo frioleros que seamos. En nuestro caso los pies fríos son algo habitual durante todo el invierno, ya sea con botines o con calcetines gruesos, el frio se acaba apoderando de ellos. Así era hasta antes de probar estas zapatillas específicas para invierno.

Las RW5 son muy cómodas, con un interior aterciopelado, tipo forro polar y una horma ancha pensada para poder llevar calcetines gruesos. El ajuste de la zapatilla al pie se consigue estirando de los cordones y usando un tope de plástico para evitar que se aflojen, tipo bota de nieve, sin hacer ningún nudo, de este modo, el cordón sobrante queda escondido debajo de la solapa y un velcro en la parte final del cordón, evita que este se mueva, quedando sujeto a la parte interior de la solapa. Esta solapa es la clave de la zapatilla, fabricada con material DRYSHIELD (escudo seco) evita que el aire frio incluso el agua de la lluvia traspase al interior. Esta protección DRYSHIELD envuelve toda la zapatilla solo interrumpida por pequeñas perforaciones para la transpiración del pie.

Cuando la cosa se pone fea, con temperaturas bajo cero, las Shimano RW5 mantienen el pie caliente durante toda la salida, sin duda, es mucho mejor opción que llevar un cubre-botas, eso sí, el problema llega con la lluvia; el pie se mantiene seco solo el tiempo que tarda en bajar el agua filtrada por el tejido del culote largo, si conseguimos evitar este filtrado, el pie quedará seco.

Otro de los elementos destacables de las RW5 es la suela de carbono, que otorga a la zapatilla ligereza y confort a partes iguales, con un índice de rigidez medio “stifness 6”, además, la suela cuenta con una zona micro perforada en la parte de los dedos, con el objetivo de una mejor transpiración. En nuestra opinión, la temperatura de confort para el uso de la zapatilla está por debajo de los 10°C, por encima de esa temperatura, la transpiración queda sobrepasada calentando el pie en exceso, en cuanto a la temperatura mínima de confort no la hemos encontrado, ya que la hemos probado a -2°C de temperatura mínima y mientras el resto de compañeros se quejaban del frio nosotros íbamos de maravilla.

¿Para quién es?
Unas zapatillas para el frío como las Shimano RW5 son para usarlas como segundas zapatillas en aquellos días de frío intenso, por debajo de 10°C o incluso lluviosos. Sobre todo si somos de los que ya de serie sufrimos de pies fríos.

¿Qué le falta?
Es difícil encontrar algún aspecto susceptible de mejora para estas soberbias zapatillas de invierno, pero puestos a pedir, nos gustaría que el agua de la lluvia no filtrara por la espinilla, algo que no ha conseguido ninguna otra zapatilla de invierno del mercado.

FICHA TÉCNICA

Precio: 139 euros.
Descripción: Membrana DRYSHIELD impermeable con forro polar. Botín de neopreno. Plantilla con forro polar para añadir aislamiento y retención de calor
Sistema de ajuste: Sistema rápido de cordones que permite ajustar la zapatilla de forma fácil y rápida además de una solapa con velcro
Tallas: de la 38 a la 48
Peso comprobado: 376 gramos (talla 44)
Color: negro y amarillo
Distribuidor:   info@macario.com
Web: www.shimano-lifestylegear.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This