Prueba Zwift Hub, ¿cómo es pedalear en casa con un rodillo inteligente?
PUBLICIDAD Noticias Mega 1
Fotos: Paolo Álvarez.

Prueba Zwift Hub, ¿cómo es pedalear en casa con un rodillo inteligente?

El ciclismo indoor ha cambiado completamente en pocos años. Ahora se puede considerar una modalidad de ciclismo más, con su propio campeonato mundial, y no sólo una herramienta para salvar el entrenamiento del ciclista los días que llueve. En este cambio han influido de manera importante los rodillos inteligentes y las plataformas virtuales de ciclismo. Y Zwift, con el nuevo Hub, son referencia de esta nueva y práctica forma de pedalear. Probamos y descubrimos todas sus ventajas. 

Por Paolo Álvarez

PUBLICIDAD Noticias Mega 2

El ciclismo indoor, además de permitirnos continuar con nuestras salidas durante el invierno, es también un complemento. Me atrevería a decir que imprescindible para casi cualquier ciclista. Lo aprendimos por accidente durante la pandemia. Una época dura para todos. Pero también los meses en el que que el mundo de los rodillos, o entrenadores virtuales de ciclismo, alcanzaron su pico de popularidad.

Tanto las marcas que los desarrollan, como los propios ciclistas, vieron en ese momento que no era una moda o una máquina de tortura para esos días de estar encerrados en casa. Es la pequeña gran diferencia entre no entrenar, rodar por rodar y hacerlo bien, ganando tiempo al tiempo por la eficiencia del trabajo que realizamos en las sesiones indoor.

PUBLICIDAD Noticias Mega 3

Prueba: Zwift Hub, la evolución al rodillo inteligente

Prueba rodillo ciclismo Zwift Hub 2022

El mercado de los rodillos es ya muy amplio, signo claro de su madurez, ofreciendo muchas opciones y alternativas, en precio y funciones. Y el rey indiscutible para complementar un rodillo, es una plataforma virtual, sin la cual el rodillo seguiría siendo una máquina de tortura como la que fue durante décadas.

Competir con otra gente, incluso del otro extremo del mundo, socializar con ellos, involucrarte en paisajes y escenarios que simulan subidas y bajadas y un sinfín de funciones es lo que nos ofrecen estas plataformas. Hay ya equipos ciclistas virtuales, ligas, pruebas por etapas… Es un mundo tan rico, o más, que el ciclismo que se practica en la calle.

Al hablar de plataformas virtuales de ciclismo indoor, la reina indiscutible es Zwift. Por número de usuarios, funciones, realismo y versatilidad para funcionar en casi cualquier móvil, tablet u ordenador. Pero a su mundo virtual le faltaba un complemento tan necesario que sin él es imposible hacer ciclismo en casa: el rodillo. Para ello han creado el Zwift Hub, un rodillo que acaba de lanzarse al mercado y podemos comprar directamente en su web desde 499 €.

¿Qué tiene el nuevo Zwift Hub?

El Hub es un rodillo de transmisión directa, que podemos pedir con cassette a la carta (incluido con el precio) compatible con nuestra bici (8, 9, 10, 11 o 12 velocidades), o instalar el propio de la bicicleta. También se puede adquirir sin el cassette, pero con el mismo precio de 499 €.

Instalación

Llega el momento de proceder a la prueba a fondo del Zwift Hub, tras un primer test que realizamos en octubre coincidiendo con su presentación. Nuestra unidad de prueba incluía en la caja el rodillo, compuesto de tres piezas a ensamblar. Por un lado, el cuerpo, con el cassette a encajar en el eje de la rueda. Éste se adhiere a la correa de resistencia y al volante de inercia. Por el otro, dos patas, que hay que atornillar con cuatro tornillos que vienen incluidos. Su montaje no dura más de 3 minutos y te puedes ayudar con una sencilla y práctica guía de instalación.

No hace falta un calzador para la rueda delantera; simplemente engrana tu transmisión en el rodillo como si fuera una rueda y listo.

Para completar el proceso de instalación, vienen tres tipos de cierre del eje, cada uno adaptado al tipo de bici que tengamos. Cierres pasantes y rápidos para diferentes anchuras de eje.

Conexión y modos de funcionamiento

Rodillo ciclismo Zwift hub funcionamiento

El Zwift Hub se puede usar sin estar conectado a la corriente, pero no ofrecerá resistencia más que la del propio volante de inercia. Así que hay que conectarlo a la red eléctrica con el cable y transformador que viene incluido en la caja. También puede usarse sin estar conectado a la plataforma Zwift, a la que se accede con suscripción de pago mensual de 14,99 € al mes (con la compra viene incluida una prueba gratuita de 14 días).

Sin Zwift o con cualquier otra plataforma (con la que también es compatible) podremos controlar la resistencia con nuestro dispositivo GPS. Pero entonces el valor completo del rodillo, de éste y de cualquiera, se pierde.

rodillo inteligente Zwift Hub

Es muy estable en el suelo y las patas son los suficientemente anchas y con una protección de goma, como para que incluso en sprints a máxima potencia, la bici y el rodillo apenas se desplacen, algo que es habitual en otros rodillos con peor sujeción.

Mediciones y ruido

Gráfica comparativa de medición de la potencia entre Zwift Hub y el medidor Powerlink Roam.

La marca asegura una precisión en la medición de la potencia de un +-2,5%. Un dato discreto para los potenciómetros actuales de referencia, pero esto es un estimador. Y pese a ello, nuestras pruebas de medición han sido óptimas, reflejando efectivamente una más que aceptable estimación de los vatios.

Como cualquier dispositivo estimador, los valores son más exactos si la potencia es estable y está alejada de las altas. La estimación la realiza en función de la tensión de la correa que resistencia, por lo que es importante saber varias cosas:

  • Que hay que calibrarlo cada dos semanas (en la propia aplicación de ZWIFT se puede hacer en apenas unos segundos)
  • Después de una sesión muy intensa, los datos pueden diferir ligeramente entre el comienzo y el final por la propia tensión y temperatura de los materiales.
  • Que después de un sprint, por lo mencionado anteriormente, también pueden no ser exactas algunas mediciones. Pero hablamos de una desviación sin excesiva importancia. Hay que tener siempre en cuenta el precio de este producto para valorarlo. Y para su precio, en cuanto a la exactitud de datos de potencia, es lo normal en el resto del mercado.

Según Zwift, su Hub emite 52 db de ruido a una intensidad de 250 vatios. Esto significa que es relativamente silencioso. El sonido que vas a escuchar es el de la propia transmisión y eso dependerá de lo lubricada que esté y lo fina que tengas tu bici. Las patas de goma y su firme sujeción al suelo hacen que el ruido que se pueda transmitir al vecino de abajo sea mínimo.

Por otro lado, el volante de inercia, es de 4,7 kg y es lo que hará que se sienta real. Además, la fuerza la ejercemos sobre los piñones y no por resistencia o fricción en el exterior de la rueda, como sucede en los viejos modelos.

Puntos a mejorar

El único problema que encontramos en este prueba Zwift Hub se localiza en su resistencia. Cuando hay que simular la dureza de un terreno no es redonda, sino que hay un punto en cada pedalada donde se nota que frena más y aplica la resistencia, en lugar de ser una dureza homogénea. Esto provoca que se sienta como un freno, más que como una pendiente, que vayamos a tirones y no suave.

Sin embargo, si estamos realizando un entrenamiento planificado donde la resistencia sea fija (lo que se llama ERG) o varíe en bloques porque estamos realizando una serie, el pedaleo es suave, incluso aplicando potencias de 300 w o más.

Es una pena que una de las mejores cosas de los rodillos inteligentes, que es la simulación en tiempo real del terreno, no sea del todo perfecta. Pero esperamos se pueda corregir con alguna actualización de software. Ya que, como comentábamos, es algo que con un entrenamiento planificado no nos ha pasado.

¿Para quién es este rodillo?

Zwift Hub características y precio

Partiendo de la base que desde Solo Bici recomendamos a cualquier ciclista el rodillo como complemento imprescindible tanto si busca rendimiento, como nuevos retos, socializar, competir en un entorno seguro o exprimir la eficiencia de nuestro tiempo entrenado, el Zwift Hub es una buena idea, quizás no la mejor, pero como casi siempre, el precio del producto determina su calidad.

Recomendable si es tu primer rodillo. Porque algo menos de prestaciones casi siempre será insatisfactorio y verás el ciclismo indoor como algo poco orgánico y agónico. Si quieres lo mejor, no es tu rodillo, hay alternativas mejores, pero más caras. Incluso mucho más caras.

Que sea de Zwift y vayas a realizar tus entrenamientos en esa plataforma no le aporta un valor extra que no tengan otros modelos, mas allá del logotipo o de los colores de la marca.

LO MEJOR 

· Estética y simplicidad a la hora de montarlo e instalarlo.

LO PEOR

· La fluidez de la resistencia no es perfecta. Se nota frenada al pedalear.

Ficha técnica

  • Potencia máxima: 1.800 W
  • Pendiente máxima simulada: 16%
  • Precisión de potencia: +/- 2,5%
  • Peso: 15 kg (16,5 kg declarados)
  • Peso máximo del ciclista permitido: 120 kg
  • Compatible con medidas de rueda: 650B, 700c, 24″, 26″, 27,5″, 29″, de carretera y MTB
  • Compatible con cierres rápidos de 130 y 135 mm, y ejes pasantes 12×142 mm y 12×148 mm
  • Núcleo de cassette Hyperglide.
  • Conectividad: Bluetooth, ANT+.
  • PRECIO: 499 € (incluyendo cassette a escoger. También es posible comprarlo sin él al mismo precio).

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1