¿Pueden Van Aert y Pidcock ganar el Tour de Francia?
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

¿Pueden Van Aert y Pidcock ganar el Tour de Francia?

Las recientes exhibiciones de los ciclistas multidisciplinares del pelotón, Wout Van Aert y Tom Pidcock, plantean este debate sobre sus posibilidades en las grandes vueltas por etapas.

Fotos: Pauline Ballet (ASO)

Van Aert, Van der Poel y Pidcock son los estandartes de una generación de corredores única. Una hornada de ciclistas capaces de hacer lo que ningún otro había hecho en toda la historia del ciclismo: tener éxito y ganar grandes carreras tanto en carretera, ciclocross o Mountain Bike (esto último en el caso de Pidcock y Van der Poel).

Todos ellos han demostrado que no es una norma inamovible especializarse en una sola modalidad para triunfar en este deporte. Es evidente que el talento acompaña y gracias a sus condiciones lo pueden realizar. Y abrirán seguro el camino a que corredores opten por esta vía de correr todo el año con diferentes bicicletas y disciplinas: del ciclocross de diciembre o enero, a la carretera y el MTB de primavera o verano.

En el Tour de Francia, tanto Wout Van Aert como Tom Pidcock, belga y británico, están maravillando al mundo con sus actuaciones. Van Aert con el maillot verde y siendo pieza clave del equipo Jumbo-Visma en el asalto al Tour por parte de su compañero Vingegaard. Y Pidcock peleando con los mejores por el Top 10 de la carrera y ganando una gran etapa alpina como la de Alpe d’Huez. Actuaciones y motivos suficientes para preguntarse si de verdad tienen capacidades para lograr la gloria del ciclismo: ganar un Tour de Francia.

¿Puede Wout Van Aert ganar un Tour de Francia?

Wout Van Aert Tour de Francia
La imagen más repetida de este Tour.

El rendimiento de Van Aert en todos los Tour en los que ha participado indica que, al menos, y siendo cautos, puede estar en la pelea por el maillot amarillo. Su rendimiento en montaña, la piedra angular de toda gran vuelta moderna, lleva siendo excelente desde que aterrizara por primera vez en la carrera francesa en 2019. Aunque su explosión como gregario de lujo en las cumbres explotó sobre todo en 2020 y ha alcanzado su mayor nivel en esta edición 2022.

Además, no podemos dejar de lado su punto fuerte como gran rodador y contrarrelojista, su técnica sobre la bicicleta y más factores (inteligencia en carrera, capacidad de recuperación de los esfuerzos) que hacen de él un ciclista muy completo, con todas las cualidades posibles para ganar una gran vuelta. Sus resultados, además, plantean o vaticinan que puede estar en la pelea por el podio de la carrera: 20º en 2020, 19º en 2021, 8 victorias de etapa (6 de sprint, una crono y una de alta montaña con exhibición en el Mont Ventoux) y 4 días con el maillot amarillo (2022).

Van Aert en el podio mostrando el premio de la combatividad del Tour.

No obstante, y ya con casi cuatro Tour a sus espaldas, el belga no ha obtenido galones para liderar al equipo en una vuelta por etapas, ni siquiera de una semana, como el Dauphiné o París-Niza. Siempre ha estado supeditado a los intereses, primero de Roglic, y ahora de Vingegaard.

Cómodo en el rol de corredor multiherramienta

Un rol, el de clasicómano y gregario de lujo para el Tour, en el que, a tenor de sus declaraciones, siempre se ha sentido a gusto. Incluso en ocasiones ha declarado que tiene capacidad para ganar todo, pero no una gran vuelta. Veremos sí, con este espectacular rendimiento en el Tour, cambia de idea y se plantea, a medio plazo (aún tiene 27 años), obtener el liderato de un equipo para preparar como líder un Tour, una Vuelta o un Giro.

¿Puede Pidcock aspirar a ganar un Tour de Francia?

Tom Pidcock Tour Alpe d'Huez
Pidcock, dándose un baño de masas en las rampas del Alpe d’Huez.

La situación del actual campeón olímpico de MTB y del mundo de ciclocross es algo diferente a la de Wout Van Aert. Primero, por edad. Si el belga está en la plenitud física como corredor (27 años), Pidcock es casi un recién llegado al ciclismo (22 años), aunque explotara muy joven en el CX.

Sólo cuenta con temporada y media de profesional en la carretera. Pero en este corto periodo de tiempo ha maravillado con sus actuaciones y resultados: victoria en una prestigiosa clásica como la Flecha de Brabante, podio en Amstel Gold Race y victoria de etapa en el Alpe d’Huez en el presente Tour.

Además, hasta esta tercera semana del Tour, que recordemos es su primera participación en la carrera, se ha mantenido en posiciones de Top 10 durante el paso por la alta montaña. Aunque se le está haciendo larga la tercera semana y ha caído por debajo del Top 15. Aunque aún tiene algunas lagunas (en fondo, contrarreloj, etc.), su debut en una carrera como la francesa es sobresaliente.

Un corredor voraz sin techo a la vista: «No me conformo con una victoria de etapa»

No obstante, son resultados espectaculares para el corredor de Ineos Grenadiers. Un equipo, en el que a diferencia de Van Aert, está mejor posicionado para escalar hacia el liderazgo. 

En Ineos, el equipo británico que cuida con mimo a sus corredores locales, buscan constantemente un nuevo ciclista british que abandere al equipo en las grandes carreras, en la línea de Froome o Thomas. Y parece que Pidcock es el elegido para esta nueva época. No obstante, hay que tener en cuenta a todo un ganador de Tour como Bernal, por ahora recuperándose de las heridas de su grave accidente, de cara al futuro liderazgo de la estructura.

RELACIONADO || Tom Pidcock, así se forjó el nuevo chico maravilla del ciclismo

¿Y qué piensa Pidcock de su evolución? Tras ganar en el Alpe d’Huez dejó claras sus intenciones. «Venía al Tour con el objetivo de ganar una etapa y lo he conseguido. Pero soy ambicioso. Este año vine aquí para aprender y, comparándome con ciclistas como Vingegaard o Pogacar, aún me falta experiencia. Pero en el futuro quiero volver al Tour con otros objetivos que el de ganar una etapa».

Sin duda, Pidcock, por edad, progresión y oportunidades dentro de su equipo, parece incluso mejor posicionado que Van Aert para intentar ganar el maillot amarillo en años próximos. O erigirse, al menos, como gran rival de Pogacar o Vingegaard. No obstante, y al igual que sucediera con Van Aert, el camino hacia París pasa, inevitablemente, por sacrificar objetivos en el ciclocross o el MTB.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1