¿Qué hace especial a la Titan Desert y Titan Series en comparación con otras carreras por etapas?

¿Qué hace especial a la Titan Desert y Titan Series en comparación con otras carreras por etapas?

La gran carrera de Mountain Bike por etapas en el desierto, y las versiones que se han exportado fuera de Marruecos, suponen una experiencia para los corredores que va más allá de la propia competición. ¿Por qué la Titan Desert es una carrera que todo biker debería hacer una vez en su vida?

PUBLICIDAD Content_1

Esta temporada se han organizado dos carreras bajo el sello Titan. En primer lugar, la Titan Desert regresó al desierto de Marruecos tras un largo periodo de ausencia provocado por las restricciones de la pandemia. Y antes de poner punto final a la campaña de competición, el desierto de Tabernas ha acogido la primera Skoda Titan Series Almería, tras el éxito como sede celebrando el año pasado la Titan Desert 2020.

Un crecimiento que refuerza el éxito de una fórmula que va más allá de cualquier otra propuesta por etapas en bicicleta de montaña. La Titan Desert tiene ‘algo’ que hace de ella una carrera con misticismo, un reto superlativo que atrae cada año a cientos de valientes. Veamos en detalle qué cualidades son las que impulsan la exclusividad de esta carrera y por qué es diferente a cualquier otra carrera en la que hayas participado.

El desierto

Es, sin duda, el gran aliciente y donde reside la personalidad de esta carrera y sus ‘hermanas’ menores. La Titan Desert es, por encima de todo, un gran reto en el desierto y su dificultad radica en buena parte por la exigencia y ‘crudeza’ de este escenario.

PUBLICIDAD Content_2

La arena del desierto nos deja estampas espectaculares y a medida que avanza la carrea la presencia de grandes dunas y bancos de arena va aumentando. Muchos participantes esperan con expectación la llegada del desierto… pero también desean que pase rápido. En el desierto las temperaturas son extremas, el viento feroz, la arena tiende a penetrar por todas partes, puede causar rozaduras y, sobre todo, hace muy difícil la ciclabilidad. Ninguna carrera en el mundo puede ofrecer una experiencia tan intensa con el desierto en todo su esplendor, desde áridos lagos de sal hasta gigantescas dunas dignas de postal.

La Skoda Titan Series Almería y la prueba en Arabia Saudí también se desarrollan en el desierto y, aunque la presencia de dunas es menor, sí mantienen la esencia de parajes lunares y terreno árido que hace tan difícil la acumulación de kilómetros.

titan desert etapa 4

El recorrido

La Titan Desert es capaz de llevar a lugares imposibles de acceder para cualquier turista. La carrera penetra tan profundo en el corazón de Marruecos que algunas etapas atraviesan cañones o valles desconocidos para los guías locales. El recorrido de esta carrera genera expectación edición tras edición y lo cierto es que tienden a superarse.

PUBLICIDAD Content_3

La organización persigue evitar el hartazgo de los múltiples ‘titanes’ que repiten año tras año a base de innovar y buscar nuevos alicientes. La tónica habitual, no obstante, suele repartir el recorrido en un inicio de perfil más montañoso, donde se acumula buena parte del desnivel, y una segunda parte más árida y meridional que sirve para entrar en contacto con el desierto seco y arenoso. Ha habido ediciones donde los participantes han alcanzado cumbres nevadas a gran altitud en el Atlas y otras que incluso han contado con etapas en la Península Ibérica.

La Titan Desert divide su recorrido en seis etapas, con una distancia total de entre 600 y 700 km y un desnivel positivo acumulado de unos 7.000 metros. Las Titan Series (Almería, Arabia Saudí, Cuba) reducen el número de etapas a 4 y, por consiguiente, también la distancia y el desnivel. La última edición de la Skoda Titan Series Almería propuso también un prólogo inicial de 24 km.

Video diario de la Titan Desert etapa 3

Navegación

Tan íntimamente ligado a la Titan como el propio desierto, la navegación es una de las cualidades que hacen totalmente diferentes a estas carreras respecto a las citas por etapas habituales. La navegación es un arma favorable para algunos bikers, sobre todo los más experimentados, y fuente de temores para otros, principalmente los debutantes. Además, ha sido el juez que ha determinado la clasificación general en múltiples ocasiones.

La organización cede los tracks de cada etapa con solo unas horas de antelación y además el recorrido está señalizado. Pero cada participante tiene libertad para estudiar el terreno y el recorrido y encontrar puntos que sirvan de atajo, siempre que crucen los puntos de control y estaciones de hidratación obligatorios (puede haber tramos donde no esté permitida la navegación). Pero lo mejor llega con la etapa de navegación. Una jornada específica en la que se prescinde del track y la señalética en buena parte del recorrido, de tal forma que cada corredor debe establecer una estrategia para conectar los puntos de control obligatorios. Cada uno decide cuál es el mejor recorrido para sumar menos distancia, desnivel, esfuerzo, terreno favorable, etc.

Las dificultades

Quienes no han participado en una Titan Desert tienden a subestimar su exigencia. Es cierto que hay carreras más duras en cuanto a distancia y desnivel, pero lo que realmente hace de esta prueba un auténtico desafío titánico son precisamente todas las dificultades ajenas al propio trazado.

La temperatura es una de estas claves. El desierto es un lugar de fuertes contrastes, por la noche hace frío y, de día durante el mes de mayo, se pueden alcanzar los 50 grados. Hay quienes hacen una aclimatación a este contexto durante los meses de preparación (con estufas, calefactores…) para acostumbrar al cuerpo a rendir a temperaturas tan altas. Además, como decíamos anteriormente, la arena del desierto puede hacer cada kilómetro un mundo, pero no nos referimos únicamente a los tramos de dunas o los fesh-fesh. Buena parte del recorrido transcurre entre pistas y caminos rocosos que desgastan el físico y, muy importante, el material de la bicicleta. En la Titan Desert abundan averías mecánicas de todo tipo a pesar de no tratarse de un recorrido de alta dificultad técnica.

También es necesario tener en cuenta la respuesta del cuerpo a este nuevo escenario. Aunque la disciplina de los corredores ha mejorado con el tiempo, siguen siendo habituales problemas gástricos e intestinales entre los participantes y muchos de los abandonos se deben a fuertes deshidrataciones.

Por si ni fuera suficiente, la falta de descanso es otro de los elementos a tener en cuenta que no suelen existir en otras carreras más cómodas. Todos los participantes duermen en haimas y una de las noches, durante la etapa maratón, lo hacen en una haima común llevando consigo todas las pertenencias que necesiten para pasar la noche, incluyendo el saco de dormir.

En la Titan Desert abundan averías mecánicas de todo tipo a pesar de no tratarse de un recorrido de alta dificultad técnica.

Convivencia

Todas las particularidades desglosadas hasta ahora conforman buena parte de la personalidad de la Titan Desert y las Titan Series, pero nada es comparable a la convivencia y el ambiente solidario que se genera en esta carrera. El campamento y las propias condiciones de la prueba fomentan unos vínculos de amistad y solidaridad entre participantes que suman lo que se conoce como el espíritu Titán. Una especie de comunión entre corredores para llegar juntos al final soñado, hacerse con el fósil de finisher.

A ello sin duda colabora el formato de la carrera, con un enorme campamento itinerante donde los corredores deberán convivir cuando no estén compitiendo. El comedor, el área de descanso o las haimas son lugares en los que charlar, compartir anécdotas y conocer gente procedente de todos los lugares del mundo. Cada año, además, se dan cita en esta prueba corredores de referencia a nivel mundial, estrellas procedentes del ciclismo de carretera y ‘celebrities’ que atraen las focos mediáticos. La Titan Desert permite compartir parrilla de salida y, lo más importante, convivencia en el campamento, con todos ellos.

En la Skoda Titan Series Almería, el espíritu Titan sigue presente a pesar de cambiar de escenario, y buena parte de la convivencia se desarrolla en el campamento Mini Hollywood, un complejo formado por antiguos sets de cine que fueron usados en películas del spaguetti western durante la época dorada de rodajes en Almería.

Leyenda

Uno de los mayores alicientes entre los corredores que repiten en la Titan Desert es el de alcanzar el estatus de Titan Legend. Un reconocimiento exclusivo para todos aquellos que hayan conseguido sumar 3.500 km en pruebas Titan (Desert, Tropic, Arabia, Almería). Al caer la noche, la organización reúne a todos los corredores para hacer el briefing del día siguiente y se reserva un espacio para la ovación dedicada a los nuevos adeptos a este club.

Titan Legend

En un escalón por encima se encuentran los Titan Legend Platinum, quienes acumulan 5.000 km en total y, en la última Skoda Titan Series Almería, la organización ha encumbrado a los dos primeros Titan Legend Diamond de la historia, capaces de alcanzar la cifra de 10.000 km. En este enlace puedes conocer todos los beneficios que obtiene el corredor que alcanza cada uno de los ‘niveles’.

Organización y servicios

El precio de la inscripción a la Titan Desert es superior al de otras carreras de MTB en territorio nacional, pero más allá de la experiencia única que te permite vivir, el nivel de servicios al participante y la coordinación desde la organización son extraordinarios.

En la prueba de Marruecos los desplazamientos de ida y vuelta se realizan con un vuelo chárter exclusivo procedente de Madrid o Barcelona. Las bicicletas se han enviado unos días antes y se devuelven empaquetadas al término de la carrea. A pesar de las dificultades señaladas anteriormente, la Titan Desert es una carrera que cuida al participante. Cada jornada cientos de personas entre dirección de carrera, logística, comunicación, servicio al participante, montaje, conductores, helicóptero, personal médico y un largo etcétera movilizan un enorme campamento para lograr que la pruebe llegue desde su inicio al fin sin incidencias.

Además, varias empresas han acompañan a la caravana ofreciendo asistencia física y mecánica y desde la organización hay un control concienzudo para que cada corredor tenga agua mineral embotellada suficiente.

A todo esto hay que sumar otras actividades de entretenimiento y ocio que aportan valor añadido a las pruebas Titan. La modalidad Titan Contact permite realizar parte del recorrido para quienes deseen probar la experiencia a modo de toma de contacto, este año también se han acogido por primera vez bicicletas eléctricas, con un recorrido propio, en la modalidad Titan E-bike. En la Skoda Titan Series Almería hemos visto espectáculos musicales en directo, la posibilidad de hacer un pequeño tour en globo aerostático, eventos con cerveza gratuita, etc.

Te recomendamos

Titan Desert 2022
Mussara

Deja un comentario