El DH de la prueba de la Copa del Mundo de Mont-Saine Anne (Canadá) fue de máximo riesgo, una prueba en la que la lluvia condicionó y mucho el desarrollo de la prueba, otorgando protagonismo a riders que no están acostumbrados a salir en la foto, pero que no impidieron que Tahnee Seagrave  y Aaron Gwin protagonizaran dos de las victorias más espectaculares de la temporada.

La británica Rachel Atherton estaba en ello, hasta que tras superar la enorme losa del trazado canadiense perdió el control de su bici. Dio varios bandazos, y, no ella sabe cómo, logró controlar su bici. Fue capaz de volver a la carrera y ni ella misma sabe cómo pudo salavar la que parecóa una dura caída.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.