Después de ganar la Volta a Portugal, Raúl Alarcón se convirtió –junto a su compañero de equipo Amaro Antunes- en el ciclista más codiciado del mercado luso. De hecho, el propio corredor desveló que había tenido conversaciones con el equipo Movistar y con alguna otra formación del World Tour, si bien todavía no había decidido cuál iba a ser su destino durante la próxima temporada 2018. Antunes, por su parte, ha terminado en el CCC Sprandi-Polkowice.

Sin embargo, ayer mismo el equipo W52-FC Porto anunciaba la renovación del ciclista alicantino de 31 años por una temporada más. Por tanto, seguirá vinculado a una escuadra que al menos en Portugal ha arrasado casi en cada carrera que ha corrido. Además, Alarcón ganó la Vuelta a Asturias de forma muy autoritaria por delante de Nairo Quintana. Sin embargo, ha preferido mantenerse donde estaba.

“Aquí me siento muy valorado, me lo demuestran año tras año. Disfruto del ciclismo y me siento querido”, dijo ayer mismo el corredor. Será la cuarta temporada en la misma disciplina. Un equipo que por cierto estaba haciendo intentos para salir el año que viene a la categoría Profesional Continental, aunque de momento no está incluido por la UCI ni tampoco ha habido informaciones desde el equipo que hagan pensar en materializar ese salto de categoría. Con el apoyo de un club como el Oporto, la economía no debe ser un problema.

El mejor del año

Alarcón ha obtenido además un reconocimiento al final de temporada por su gran rendimiento mostrado durante el año. El alicantino ha recibido el premio ‘Dragoes de Ouro’, que reconoce al mejor deportista de todas las secciones del FC Porto. Es realmente llamativo que un ciclista se adjudique el galardón por delante del resto de áreas, especialmente el fútbol. De hecho ha acabado por delante del portero Iker Casillas o Vincent Aboubakar. Dos símbolos del club.

En ese contexto, Alarcón quiso “compartir el premio con todos mis compañeros” en agradecimiento por el trabajo que han hecho para él. Especialmente en la Volta a Portugal, el levantino tuvo un rendimiento sobresaliente. Sobre todo en la etapa reina, cuando regaló el triunfo a Antunes después de sacar más de cinco minutos a sus rivales con un ataque a casi 90 kilómetros de la meta.

Para el año que viene, el gran objetivo del corredor de Sax es volver a ganar la Volta a Portugal. Veremos si el equipo repite más o menos el calendario de temporadas anteriores, que incluye carreras como Castilla y León, Asturias y Madrid aparte de una programación fundamentalmente portuguesa o tratan de aumentar la presencia fuera del país luso. De momento, lo único cierto es que el FC Porto se asegura la continuidad de su gran estrella… del ciclismo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This