La organización acude al crownfounding para sufragar parte del sobrecoste de los gastos generados por el Mundial de Ciclismo. La caída de algún patrocinador y de la corona noruega, entre otras causas, ha supuesto una caída en los ingresos previstos por la organización del Mundial de Bergen, disputado hace una semana. La Federación Noruega de Ciclismo, responsable último del evento, calcula que el desfase en las cuentas es de unos 70 millones de coronas (unos 7,5 millones de euros). Para financiar este descuadre, la federación ha abierto una campaña de crownfounding en la que, de momento, solo se han recaudado unos 300.000 euros.

El canon UCI suele ser la principal partida del Mundial de Ciclismo, pero a eso hay que añadir muchos otros gastos: alojamiento y dietas para personal UCI y patrocinadores, vallas en todo el recorrido, alquiler de sala de prensa y, algo que no es común en todos los países, el pago del servicio de seguridad a cargo de la Policía local y nacional. Pese a ello, se considera que el Mundial de Bergen fue un éxito, tanto organizativo como de público. Se calcula que unas 100.000 personas vieron en las calles de la ciudad noruega el desarrollo de la prueba élite masculina. Además, todos los días de competición hubo un gran número de público jalonando el paso de los ciclistas.

Curiosamente, esta noticia sobre el Mundial de Noruega se conoce unos días después de que se haya sabido que las cuentas del Mundial de Ponferrada de 2014 disten mucho de estar claras. Según ha publicado el diario AS, el caso está en los tribunales y un informe externo asegura que el importe de las partidas atribuidas a aquel presupuesto va ya por los 12 millones de euros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This