Los cinco pistards sirios huyeron hace dos meses de la guerra civil en su país y ahora pueden volver a entrenar en el velódromo de Berlín.

Después de que la guerra les obligara a abandonar su país, este grupo de cinco ciclistas profesionales sirios han hallado el camino de vuelta a la pista con la ayuda y el equipamiento prestados por el director de los Seis Días de Berlín Dieter Stein y la Federación Alemana de Ciclismo.

Después de obtener asilo en Alemania, y tras dos meses sin rodar en la pista, se presentaron en el velódromo de Berlín con la petición de volver a entrenar. «Resultó que habían realizado una petición de asilo y querían entrenar. Así que les dimos un poco de ropa de deporte, un par de cascos y les dijimos: ‘Ok, sí.’ También les hemos proporcionado cinco bicicletas y les dejamos entrenar durante dos horas», comenta Dieter Stein. Además, la Federación Alemana de Ciclismo está buscando un entrenador fijo para los cinco.

Ahora, ya con equipamiento y lugar donde entrenar, fijan sus miradas en los próximos Juegos Olímpicos de Río 2016, en los que por primera vez, gracias a un cambio de reglamento del COI, atletas refugiados podrán competir por sus países de acogida.

«Es una sensación genial volver a entrenar después de dos meses en los que vinimos desde nuestro país sin poder hacerlo. Queremos hacerlo cada día, no tenemos nada ahora mismo, solo los entrenamientos y los estudios», cuenta Tarek Al Maqa, uno de los ciclistas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This