La renovada Trek Powerfly rígida está dirigida a los mismos usuarios de siempre pero con varias novedades muy apetecibles, sobre todo en cuanto a batería y motor.

Porque, para empezar, el motor Bosch Perfromance CX es ahora un 40% más pequeño que el incorporado en modelos anteriores, permitiendo introducir unas vainas más cortas para mejorar el manejo de la Powerfly en curvas.

Asimismo, el cuadro de esta e-bike acoge las baterías desmontables con su sistema RIB (Removable Integrated Battery), que facilita el colocar y retirar de estas mismas. Pero además, en algunos modelos la batería ahora pasa de tener una capacidad de 500 Wh a 625 Wh, lo que implica poder recorrer distancias más largas con una sola carga.

La horquilla de la Trek Powerfly tiene un recorrido de 120 mm en la mayoría de sus versiones, ruedas de 29″, aunque también es compatible con las de 27,5″, y un cuadro de aluminio que viene con ciertas variaciones en su geometría según la talla elegida, como podéis ver a continuación:

La tija del sillín, por su parte, es de 100 mm, 150 mm o 170 mm, también dependiendo de la talla de bicicleta elegida, que va desde la XS hasta XL.

Pero de todas las versiones, la tope de gama es la Trek Powerfly 7 que viene con neumáticos Bontrager XR3 Team Issue, tubeless ready, grupo Shimano SLX M7100 de 12 velocidades y frenos hidráulicos Shimano MT520 de cuatro pistones por un precio de 4.199 euros.

La Trek Powerfly 5 tiene un precio de 3.299 euros mientras que la versión 4 baja hasta los 2.799 euros. Aunque tampoco faltan tres versiones de la 4, 5 y 7 para mujeres, con precios idénticos a los recién mencionados.

Para más información acerca de esta nueva Trek Powerfly puedes visitar la página web de Trek.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This