Repasamos la carrera de Ivan Basso tras su retirada

En el año 2007 se unió a un Discovery Channel ya sin Armstrong para ser la nueva esperanza del equipo de cara a conseguir un nuevo Tour, pero el CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano) prosiguió con la investigación de la Operación Puerto y, finalmente, confirmó su implicación como cliente en la red de dopaje gracias a la confesión del propio Basso y le impuso una suspensión de dos años.

Su regreso tras la sanción se produjo de la mano del equipo Liquigas con quien volvió a la cima del ciclismo mundial haciéndose con el Giro d’Italia 2010 además de dos victorias de etapa, en la crono por equipos y en la etapa 15 después de una épica lucha con Cadel Evans en el Monte Zoncolan.

Después de seis años en el Liquigas, posteriormente denominado Cannondale, fichó por el Tinkoff-Saxo como gregario de lujo de Alberto Contador para la temporada 2015. Pero después de serle detectado un pequeño cáncer testicular que le obligó a abandonar el Tour y de superarlo para volver a montar en bici, se retira asegurando que «todo deportista sabe que su luz no alumbrará siempre durante su carrera. Inevitablemente, en algún momento esta luz oscurecerá como una señal y un deportista inteligente debe saber cuando llega el momento de apagarla».

Ivan Basso indudablemente permanecerá en la memoria de todos los aficionados al ciclismo como uno de los mejores corredores de grandes vueltas y uno de los más brillantes escaladores de una generación.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.