A finales del año 2016, Scott presentó la actual Spark, con unos cambios bastante radicales hasta entonces vistos en las bicis de XC-maratón en cuanto a geometría se refiere. Desde entones y hasta la fecha, la Spark ha sido una revolución en este segmento, y eso se ha transmitido en victorias a manos de los corredores del equipo Scott internacional, que la han convertido en un modelo éxito de ventas.

Desde las victorias de Nino Schurter en las agónicas carreras de XC hasta las salidas con los amigos, en Solo Bici hemos querido aportar nuestro granito de arena pidiendo la opinión a dos ciclistas con un enfoque distinto del MTB: el de la competición pura y dura y el de quien disfruta en sus salidas de amigos y hace alguna marcha o carrera esporádica.

Hemos querido demostrar que la Spark es una bici con una gran variedad de posibilidades, que igual te puede hacer ganar una prueba de la Copa del Mundo como hacerte disfrutar en tus salidas de fin de semana con los amigos.

Las dos caras

Para la ocasión hemos querido contar con la colaboración de Fernando Conde, aficionado a la bicicleta es su versión más lúdica, aunque según nos contó, también ha participado en alguna prueba destacada de MTB.

Por otro lado, la del ciclista profesional del equipo Buff Scott MTB, Francesc Guerra, que entre sus muchas victorias destaca la 4ª posición en la pasada edición de la Cape Epic junto a su compañero, el portugués Luis Leao Pinto.

Guerra vs. Conde

Según nos contó Francesc: “Destacaría sobre todo su mando de tres posiciones Twinloc, que regula la suspensión delantera y trasera a la vez. Te permite sacar lo mejor de la bici en cada momento, ya sea en un tramo roto o una bajada técnica. Este año he estado compitiendo con la Scott Scale y la Scott Spark, según el tipo de carrera he elegido una u otra. A principio de temporada competí bastante con la Spark, ya que el objetivo de principios de año era la Cape Epic. Donde se disputa la Cape no hay grandes desniveles, pero en cambio el terreno está bastante roto y las medias son muy altas. En este tipo de terreno una doble se desenvuelve mejor. En cambio, en los maratones de un día que no son muy técnicos prefiero la Scale, ya que, por mi bajo peso, el kilo de más de la Spark me penaliza mucho en las subidas”.

En cambio, en palabras de Fer: “La bici estéticamente es muy bonita y en cuanto a comportamiento es muy divertida, rápida y ágil en las curva. Las suspensiones van muy bien, lo absorben todo. Como referencia, comparándola con mi anterior MTB de doble suspensión, destacaría sobre todo el mando Twinloc de tres posiciones, con el que tú decides cuándo lo abres y lo cierras”.

El enfoque de Francesc hacia la Spark es el de puro rendimiento, normal en un corredor de sus prestaciones. Según nos comentó, por su bajo peso prioriza rascar el máximo de gramos a la bicicleta para un óptimo rendimiento, tras cambiar varios de sus componentes y dejar su Spark en talla M en 10,3 kg.

En cambio, Fer lleva la bici tal cual de serie, solo ha cambiado los neumáticos y los pedales.

Dos maneras de entender la Spark, con similitudes y diferencias, con la que disfrutan cada uno de ellos a su nivel, gracias a nuestro deporte.

Fer Conde

Edad: 26 años
Profesión
: Real State
Peso: 73 kg
Altura: 1,91 cm
Aficiones: Esquí, moto y bici
Horas de entreno: 5-10 a la semana
Años en bici: En serio, desde 2014
Bici: Scott Spark RC 900 2018. En mi opinión, la Spark destaca sobre todo estéticamente, que es muy bonita. En cuanto a su comportamiento, la definiría como muy divertida, rápida y ágil en curvas. Las suspensiones van muy bien, lo absorben todo, sobre todo comparándola con mi anterior bici de doble suspensión. De la Spark destacaría, por encima de todo, el mando Twinloc de tres posiciones. Tú decides cuándo y cómo lo cierras según el tipo de terreno. La bicicleta la llevo prácticamente de serie, solo le he cambiado las cubiertas. Ahora llevo unas Maxxis Ikon delante (1,2 BAR) y detrás (1,5 BAR) en 2,2”. Los pedales que monto son unos Shimano XTR y el manillar no lo he cortado, lo llevo de serie.

Francesc Guerra

Edad: 28 años
Profesión: Ciclista profesional
Peso: 54 kg
Altura: 1,71 cm
Aficiones: Fútbol y deportes en general
Horas de entreno: 15-23 a la semana
Años en bici: Federado desde 1999
Bici: Scott Spark RC 900 World Cup 2018 De la Scott Spark destacaría sobre todo el mando Twinloc, con el que puedes tener tres bicis con un simple gesto de pulgar. De normal, contamina muy poco a la hora de exprimirla y, bajando, lo hace realmente bien. He hecho varios cambios, sobre todo para aligerar el peso. Este es un factor determinante para mí, ya que por mi bajo peso, el kilo extra de la doble, en comparación con la Scale, lo noto mucho, sobre todo en competiciones con grandes desniveles. Los cambios que he hecho son montar ruedas DT Swiss con aros de carbono, casete SRAM XX1, potencia de -17º y de 90 mm, mando de cambio SRAM Grip Shift, pedales Look X-Track Race Carbon y neumáticos Maxxis, Arden Race delante (a 0,94 BAR) e Ikon detrás (1,12 BAR), ambos en 2,20”. El manillar lo llevo cortado a 66 cm.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.