Ecuador festeja su primer gran hito en el ciclismo a nivel mundial. Richard Carapaz ha ganado el Giro de Italia a los 26 años. Y lo ha hecho a lo grande: ganando dos etapas y llevando la maglia rosa de líder durante toda la última y definitiva semana. Además, sin tener especiales problemas para sostener la prenda. O, lo que es lo mismo, siendo el más fuerte.

Pero esto no es, ni mucho menos, algo que se haya encontrado. De hecho, Carapaz lleva años ambicionando el Giro. Lo hacía ya cuando corría en España, en las filas del equipo Lizarte, y también cuando era pequeño y montaba en una vieja bici fabricada con cuatro hierros mientras pastoreaba en su Carchi natal, a más de 3.000 metros de altitud.

«Es así como yo lo soñé. Toda una vida sacrificada para esto, se te pasa todo ese tiempo por la cabeza, y este momento único hace que todo valga la pena», asegura el todavía joven ecuatoriano. Que, por cierto, termina contrato en la estructura de Unzué y el Team Ineos ya quiere echarle el lazo.

Venido desde América, donde ya había ganado un Panamericano sub23 y destacado en el Clásico RCN colombiano, ‘Richie’ llegó al Lizarte renunciando a contratos con algunas escuadras continentales del nuevo continente. En 2016 ganó la Vuelta a Navarra, que no reporta un hueco en profesionales en España de forma directa, pero casi. En agosto de ese mismo año pasaba al Movistar Team para correr pruebas del verano francés y el otoño italiano.

Con los telefónicos fue creciendo durante 2017 sin presiones, sin pedirle nada y trabajando para algunos de los mejores del mundo. Debutó en la Vuelta a España 2017 y para el año siguiente, que en realidad fue el año pasado, ya sí le dieron manga ancha a la hora de preparar el Giro. Ganó la Vuelta a Asturias y en la Corsa Rosa lograba, primero, imponerse en Montevergine y, después, hacerse con una cuarta plaza en la general.

El mismo camino llevaba este año, compartiendo galones con Mikel Landa -que, por cierto, ha perdido el podio con Roglic por ocho segundos-, repitiendo victoria en Asturias y logrando la cuarta etapa. Todo calcado… hasta que se impuso el pasado sábado en Courmayeur y ahí cambió todo. Del Carchi ecuatoriano a lograr su sueño. Richard Carapaz entra en el olimpo del ciclismo… y mete a Ecuador en el mapa mundial de este deporte.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This