El de Richie Porte era uno de los grandes nombres del presente mercado de fichajes. Un ciclista que, con 33 años y pese a no tener grandes resultados en grandes vueltas, está considerado uno de los corredores más completos del circuito pese a la eterna sombra de mala suerte que le persigue. El ‘aussie’ deja atrás tres temporadas en el equipo BMC y ahora Trek-Segafredo  ya tiene el vueltómano que buscaba.

Y esto es importante, porque los fichajes suelen producir un efecto cadena. Por poner un ejemplo, Lotto-Soudal sabía que Greipel se marchaba. Sin su velocista de cabecera, necesitaba fichar otro, y ha llegado Ewan. Pues algo parecido debe pasar ahora, y el nuevo BMC que tendrá el soporte de CCC –empresa zapatera polaca- tendrá que buscar por su lado. Los gemelos Yates ya están renovados en Mitchelton-Scott. Y la mayoría de líderes para grandes vueltas tienen contrato.

Por tanto, no será fácil para la escuadra que dirige Jim Ochowitz llenar su hueco. También es cierto y hay que poner de relieve que los resultados de Porte con BMC no han sido ni de lejos los esperados. Y lo peor es que queda la sensación de que tampoco es culpa del ciclista, sino de los innumerables contratiempos sufridos. Su fichaje estaba pensado para ganar el Tour, y lo más que logró fue un quinto puesto en 2016. Los dos posteriores ni los terminó. Difícil sostener así un contrato millonario.

Tour de France 2018 – Mouilleron-Le-Captif – Press Conference – 05/07/2018 – Richie Porte (AUS – BMC) – photo Peter De Voecht/PNBettiniPhoto©2018

El palmarés logrado por Richie en la escuadra rojinegra asciende a nueve victorias, cuatro de ellas en el Tour Down Under –una general y tres etapas-, y con la general de la Vuelta a Suiza y el Tour de Romandía como principales adornos, además de etapas en París-Niza y Dauphiné. Un botín un tanto pobre para uno de los ciclistas mejor pagados del pelotón.

Problemas para la Vuelta

Por cierto que, minutos después de anunciarse su incorporación al Trek-Segafredo, en la que Porte insiste en que el Tour será “un gran objetivo” en próximos años pero también va a buscar carreras de una semana “de las que ya he ganado y de las que nunca he corrido”, su actual equipo anunciaba que se ha levantado con problemas intestinales esta misma mañana y, por tanto, no estará en plenas condiciones para empezar la Vuelta.

De momento, en BMC lo han monitorizado y aseguran que no es nada grave, por lo que salvo empeoramiento de su situación tomará la salida el sábado en Málaga. Sin embargo, es probable que estos primeros días le pasen factura… y más con el calor andaluz, que hace resentirse los estómagos. Veremos si en la ronda española consigue redondear sus logros para BMC antes de despedirse.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This