Rígida o doble suspensión ¿qué bicicleta debes elegir?

Rígida o doble suspensión ¿qué bicicleta debes elegir?

Esta pregunta es una de las más extendidas entre todos los ciclistas de montaña. Existen multitud de argumentos a favor y en contra de cada tipo de bicicleta, rígida o de doble suspensión, por lo que trataremos de arrojar luz sobre este debate y analizar a qué tipo de ciclista se dirigen cada una.

PUBLICIDAD Content_1

Partamos de la base de que vamos a orientar este artículo hacia la modalidad de Cross Country y Maratón, segmento en el que el debate sobre rígida o doble suspensión sigue totalmente vigente.  Obviamente, en disciplinas de largo recorrido prácticamente no hay alternativa, siendo las doble suspensión la opción estandarizada.

Así, nos encontramos en la actualidad con un mercado que empuja claramente hacia las doble suspensión. Es una consecuencia lógica de la situación que vivimos, puesto que, en modelos de media y alta gama, las bicicletas de montaña de doble suspensión tienen mayor demanda por parte de los usuarios y su precio es notablemente superior, por lo tanto, es una tendencia que satisface a ambas partes.

mmr kenta doble suspensión
La nueva MMR Kenta 2022 es una doble suspensión de última generación.

Sin embargo, las bicicletas rígidas, es decir, que carecen de suspensión trasera y confían la absorción a la horquilla delantera (y la capacidad de filtración del cuadro), aún poseen una importante cuota de mercado en nuestro país. Y también en otros países mediterráneos como Italia o Portugal, formando una corriente diferente a la que apunta el resto de Europa, más orientada a las bicis de doble suspensión, mayor recorrido y un perfil menos deportivo o racing.

Es por ello por lo que hemos de recuperar un debate antiguo, la elección entre rígida o doble suspensión, puesto que en realidad está más vivo que nunca, teniendo en cuenta los últimos lanzamientos entre bicicletas de Cross Country de alta gama y cómo ambas corrientes comienzan a distanciarse entre sí. A esto hay que sumar el auge de una sub modalidad, por decirlo de algún modo, como el pujante down country, que aboga por mayor recorrido en la suspensión y una geometría más radical que coquetea con el Trail.

PUBLICIDAD Content_2

Así, vamos a analizar las virtudes y defectos de cada propuesta, definiendo qué tipo de biker se adapta a cada condición. No obstante, recuerda que el MTB ofrece multitud de opciones, siendo las bicicletas con micro suspensión o las softail un término medio interesante. En este artículo te mostramos los principales sistemas de micro suspensión que existen y las bicicletas que los equipan.

Cannondale Scalpel HT, una mtb rígida

MTB Rígidas

  1. Son más económicas

Comenzamos con uno de los argumentos más importantes. A igualdad de montaje, las bicicletas de doble suspensión son notablemente más caras que las rígidas, una cifra que puede rondar los 2.000 euros de diferencia en modelos de alta gama, insistimos, a pesar de contar con los mismos componentes y el mismo material de fabricación. Obviamente, la MTB rígida ahorra algunos elementos como el amortiguador y puntos móviles propios de la suspensión trasera.

Por tanto, si tu presupuesto no es holgado, deberás saber que a igualdad de precio tendrás la oportunidad de adquirir una MTB rígida de mayor calidad que su alternativa de doble suspensión, o al menos con un montaje de mayor rango.

PUBLICIDAD Content_3
  1. Son más ligeras

Continuamos con otro argumento ‘de peso’ (perdón por el chiste). De nuevo, si equiparamos ambas propuestas a igualdad de precio o de montaje, una MTB rígida es más ligera que una MTB de doble suspensión. Y esto es algo que incluso en los últimos tiempos se ha acentuado, ya que las bicicletas de doble suspensión han comenzado a equipar componentes como llantas y cubiertas más anchas u horquillas de mayor recorrido, que aumentan el peso del conjunto.

La diferencia entre ambas propuestas puede ser de hasta 3 kilos de peso, una cifra que desde luego repercutirá en el rendimiento en marcha, como veremos a continuación. Una bicicleta rígida de alta gama suele rondar los 8,5-10 kg mientras que una doble suspensión de gama media o alta se sitúa entre 10,5 y 12 kg. De este modo, si la ligereza es un valor primario a la hora de elegir, ya sea por una cuestión de rendimiento o funcionalidad, debes tener presente que existe una diferencia importante en la báscula entre una rígida y una doble suspensión.

Orbea Alma, una rígida mtb

  1. Menos mantenimiento

Como hemos avanzado en el punto anterior, las bicicletas rígidas poseen menos elementos móviles y puntos de giro en el cuadro, y por lo tanto requieren de un menor mantenimiento. Su construcción es más básica y, en general, suelen dar menos quebraderos de cabeza en cuanto a averías y revisiones periódicas. Además, en determinados casos, su uso es menos intenso y esto ayuda a la hora de alargar la vida útil de los componentes.

Si no eres un ‘manitas’ a la hora de realizar reparaciones básicas en tu taller casero y quieres ahorrar en mantenimiento, ten presente que una bicicleta rígida va a demandar, teóricamente, menos visitas al taller.

  1. Son más explosivas y mejores escaladoras

Es cierto que estas cualidades son relativas o genéricas, y habría que analizar cada modelo de forma individual para poder comprobar si responde a esta afirmación, pero en términos generales las bicicletas rígidas ofrecen una respuesta a la pedalada muy directa, puesto que carecen de un sistema de suspensión trasera que ‘contamine’ la potencia de la pedalada.

Es por ello que en la máxima competición, como la Copa del Mundo de Cross Country, los mejores corredores reservan sus hardtail para los circuitos más explosivos y con menor dificultad técnica. Además, su geometría es algo más conservadora, con ángulos cerrados y, como hemos visto, son notablemente más ligeras, lo que supone que sus cualidades como bicicletas escaladoras puras sean más preciadas.

Juntando ambas cualidades podemos afirmar que muchos bikers escogen una bicicleta de doble suspensión de forma errónea, a veces porque es la que tiene el resto de la grupeta, porque les han aconsejado mal o porque es el tipo de bici que lleva el ciclista que más le gusta. Pero la realidad es que, si en tus recorridos abundas las pistas y caminos forestales con poca o ninguna dificultad técnica y te gusta exprimir tu estado de forma rodando a ritmos altos, ya sea en competición o en rutas de fin de semana, una rígida no sólo será una opción más económica y de menor mantenimiento, sino también una bicicleta más eficaz y apropiada para el uso que harás de ella.

MTB de doble suspensión

  1. Son más completas, más versátiles

Lo hemos avanzado anteriormente, y es que, aunque las bicicletas de doble suspensión para Cross Country mantienen su genética deportiva y necesitan valores como la ligereza o rigidez, presentan, por lo general, geometrías más relajadas y componentes que facilitan su manejo.

Así, en términos globales, una bicicleta de doble suspensión ofrece mejores cualidades en descenso, estabilidad, paso por obstáculos, etc. Su maniobrabilidad es más completa en todos los escenarios que nos ofrece el XC de la actualidad. Por cierto, aunque son más pesadas a igualdad de condiciones, en general traccionan mejor, la rueda trasera tiende a adherirse al firme si el esquema de suspensión es óptimo, por lo que no hay que despreciar sus dotes como escaladora.

Si eres un biker que acostumbra a rodar por todo tipo de terrenos, con predilección por segmentos montañosos, es más probable que le puedas sacar todo el partido a una doble suspensión y, por el contrario, puedes correr el riesgo de que una rígida se te quede ‘corta’.

  1. Son mejores bajadoras

Este punto es prácticamente una extensión del anterior, pero merece la pena detenerse en él. Ya hemos visto que la geometría de las bicicletas de doble suspensión es más versátil, favorece el manejo en general y en zonas rápidas o con flow en particular. Pero, si hay un contexto en el que son netamente superiores es en los descensos.

El ángulo de la dirección es más lanzado, las cubiertas suelen ser más gruesas y los manillares más anchos. Por supuesto, contamos con un eje más de absorción de obstáculos, el trasero. Además, el peso y la distancia entre ejes superior también refuerzan esta cualidad. De este modo, si destacábamos a las rígidas como aventajadas en una situación tan importante como las subidas, debemos hacer lo propio con un segmento fundamental en el ciclismo de montaña: las bajadas.

Con una doble suspensión no sólo bajarás más rápido, también lo harás con más seguridad y, por tanto, podrás superar descensos que con una rígida no te atreverías. Si en tus rutas abundan los descensos con cierta dificultad técnica o eres un biker al que le gusta exprimir sus cualidades técnicas y segregar adrenalina con la bicicleta de montaña, una doble suspensión permitirá satisfacer tus necesidades.

  1. Son más cómodas

Otro valor fundamental a la hora de escoger entre una MTB rígida o de doble suspensión. Las bicicletas rígidas son rápidas, ‘reactivas’, facilitan las arrancadas o las ascensiones pronunciadas, pero también transmiten al ciclista las vibraciones del terreno. Aunque muchas marcas han abogado por mitigar este efecto explorando las propiedades de flexión del carbono, son registros que están muy lejos de la capacidad de absorción de una doble suspensión. Y esto es algo que resulta vital para muchos bikers, especialmente los que opten por rutas o competiciones de larga distancia o por etapas.

Es habitual que un ciclista con una rígida se levante sobre los pedales ante el más mínimo bache u obstáculo del camino, mientras el usuario de una doble permanece sentado y pedaleando, dejando que el amortiguador ‘trague’ ese obstáculo. A la larga, la espalda principalmente, aunque también las articulaciones, los brazos y las piernas soportan menor fatiga que con una hardtail.

Abraham Olano en la Titan Desert 2021

Hay ciclistas que sufren o han sufrido alguna lesión o dolencia particular para los que no existe debate alguno, necesitan una doble suspensión. Si, como biker, vas a afrontar recorridos de larga distancia o por terreno muy roto (independientemente de su dificultad técnica) una bicicleta de doble suspensión mejorará la comodidad y la resistencia del cuerpo. En competiciones este factor se agrava más si cabe, y es por lo que la mayoría de las parrillas de salida de las grandes carreras de Maratón o por etapas están copadas por bicis de suspensión total.

  1. Son la base de la mejor tecnología de la industria

Recogiendo todo lo anterior, no se puede negar que las grandes bicicletas de doble suspensión para Cross Country son las MTB más sofisticadas del mercado. En estas plataformas es donde las mejores firmas desarrollan su tecnología más innovadora y vanguardista y donde se marcan las diferencias.

Algunas proponen esquemas de suspensión complejos, otras apuestan por diseños innovadores o por dispositivos que mitiguen sus defectos y potencien sus virtudes. En cualquier caso, una doble suspensión tope de gama será, por lo general, una bicicleta superior en lo que a tecnología se refiere, respecto a la versión tope de gama de la misma firma entre las rígidas.

Si eres un biker premium que desea montar con el mejor producto que ofrece el MTB actual, deberás explorar las opciones que ofrecen las dobles por encima de las rígidas, puesto que cuentan con un soporte más amplio en el que integrar mayor capacidad tecnológica.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

5 comentarios en «Rígida o doble suspensión ¿qué bicicleta debes elegir?»

  1. Hola yo soy un chico de 53años peso 71 kg y salgo una hora y media 2 días por semana el dilema es el siguiente me gusta la rígida por su peso y que la lanzó mejor pero me gusta la doble por la seguridad que me da en bajadas voy por senderos y zonas de dificultad no técnicas me quiero
    Comprar una nueva bici cual me recomendais
    Precio máximo 2500 euros

    Responder
    • Con ese presupuesto tendrás acceso a rígidas de mayor nivel. Si quieres aprovechar todas las ventajas de este tipo de bicis y usarlas en zonas técnicas quizá sea una buena idea optar por una rígida e instalarla tija telescópica. Saludos.

      Responder
  2. Un artículo muy bien estructurado y definido, mis felicitaciones. Lo único que puedo preguntar es, para las muñecas en concreto que tipo de suspensión es la más adecuada. Lo pregunto porque acabo de tener una lesión grave en la muñeca dcha.
    Muchas gracias.

    Responder
    • No hay una respuesta cerrada a tu pregunta porque es un poco relativo. Depende del uso que hagas de la bici más que del tipo de suspensión. No obstante, una doble suspensión con los ajustes de compresión debidamente regulados será más suave con tus muñecas que una rígida. Saludos!

      Responder

Deja un comentario