Para los que buena parte del año no tenéis otra alternativa que pedalear en casa para mantener o mejorar la forma física, Elite cuenta con algunos productos sencillos pero eficaces como es este Super Crono Powermag. Un rodillo de gama media y de resistencia magnética que permite hasta 8 niveles de dureza para no sólo tengas la limitación de los desarrollos de tu bici si quieres trabajar duro en tus sesiones de entrenamiento.

La clave, en los imanes

El PowerMag tiene unos imanes dentro de la unidad de resistencia que en función del nivel de dureza que elijamos, tiene un mando con cable que se instala en el manillar a través del cual elegimos el nivel, se aproximan más o menos a la rueda de inercia frenándola en mayor o menor medida. Esto supone un extra de dureza que se añade a la que podemos elegir simplemente con los desarrollos de la bicicleta. Obviamente es un claro punto a favor para los que usan en rodillo para algo más que simplemente pedalear y sudar, sino que quieran introducir algo de intensidad y usar esa hora tiempo destinado a hacer rodillo como un entreno provechoso. El inconveniente, para los que quieran hilar fino es que entre los 8 niveles hay saltos de resistencia demasiado

grandes como para conseguir un escalonado progresivo de dureza. Con todo ello, el más exigente notará como la sensación de cambio de dureza no es del todo real y no se ajusta demasiado a los cambios u oscilaciones de resistencia que podemos notar cuando pedaleamos sobre un perfil real en bicicleta. En este sentido los rodillos con resistencia hidráulica ofrecen una curva de resistencia más progresiva y ajustada a al realidad, de hecho, Elite tiene en su catálogo rodillos hidráulicos.

Montar y listo …

Al sacar el equipo de la caja hay que montar el equipo de resistencia sobre el bastidor con unos pernos metálicos. Estos pernos admiten diferentes posiciones en función del tamaño de rueda que vayamos a usar, de 26”, 28” y 29”. Una vez montado en la posición que queramos, una operación que nos llevará un tiempo, el anclaje sobre el eje de la rueda es perfecto, sólido y preciso.

La sensación de rodadura es buena, en parte porque los brazos que soportan la bicicleta son basculantes y permiten cierta oscilación lateral y vertical de la bicicleta que proporcionan una feeling próximo al que se tiene rodado en un recorrido real. No ocurre lo mismo como hemos dicho, con la sensación de resistencia, carente de progresividad entre punto y punto de dureza de entre los 8 puntos que permite manipular. El rodillo en si, la pieza cilíndrica con la que contacta el neumático, es de elastogel, un material compuesto derivado de la goma, evita de manera eficaz ruidos elevados, permite mejor grip con el neumático y disipa buena parte del calor que se suele generar en rodillos metálicos.

zp8497586rq