Ya sólo queda un día para que acabe la Vuelta al País Vasco, y de momento Primoz Roglic lo tiene prácticamente hecho. Después de prácticamente sentenciar ayer en la crono, el esloveno ha conseguido mantener hoy el maillot amarillo y además ha sacado más tiempo a sus inmediatos perseguidores.

Ahora mismo Roglic lleva 1’57” a Mikel Landa y 2’13” a Ion Izagirre, segundo y tercero respectivamente. Resulta muy difícil que en una etapa de 120 kilómetros como la de Arrate –por mucho que tenga ocho puertos puntuables- vaya a perder toda esa diferencia. Y lo más importante, ha ejercido de patrón durante los cinco días pese a no tener el equipo más poderoso a su lado.

“Seguiremos insistiendo”

Sin embargo, Mikel Landa tiene claro que va a seguir peleando por darle la vuelta a la carrera. En esta quinta etapa con final en Eibar ha tomado las riendas del pelotón para dejar fuera de juego a Roglic. El esloveno se ha quedado solo, sin compañeros, pero ha podido responder en primera persona al ritmo impuesto por Movistar, que había metido en la fuga del día a José Joaquín Rojas, que se paró en Azurki para esperar a Landa.

El descenso hacia Eibar a tumba abierta fue también conducido por Landa e Izagirre, con Omar Fraile como gran beneficiado al conseguir la victoria de etapa. Sin embargo Landa, que hoy no ha conseguido distanciar a Roglic, lo va a seguir intentando: “Roglic puede pagar mañana los esfuerzos de hoy, así que seguiremos insistiendo. Un puesto de podio es bonito, pero nosotros venimos a ganar”, ha dicho a las cámaras de ETB tras la etapa.

Alaphilippe revienta

Y la peor parte del día se la ha llevado Julian Alaphilippe. El francés de Quick Step, que ganó las dos primeras etapas y ayer sorprendió para bien con una contrarreloj más que notable, se ha quedado completamente clavado en la subida a Azurki. Primero no ha sido capaz de salir a por Landa, Roglic e Izagirre. Y, pocos kilómetros después, incluso se quedaba del grupo donde marchaban Urán, Mollema o Pello Bilbao, entre otros.

El equipo Quick Step ha decidido sacrificar a Enric Mas para ayudar a Alaphilippe. Los dos han acabado perdiendo 2’14” en meta, y ahora el francés es cuarto a 2’55” de Roglic. Y sobre todo, deja unas sensaciones bastante malas. Ahora Mas ha perdido también el maillot azul de los jóvenes, en favor de Jack Haig por medio minuto. Sólo queda un día para que se resuelva todo, pero parece muy complicado que Landa le pueda dar la vuelta a la general.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.