El

 que probamos es, sin duda, uno de los dispositivos de control del entrenamiento más avanzados del mercado. De hecho, aunque todos asociemos todavía la marca Polar a pulsómetros, hay que decir que el RS800CX es mucho más que eso. Además de ser el modelo más sofisticado de todo el catálogo Polar, pues ningún otro se iguala siquiera en el número e importancia de funciones, el RS800CX está orientado a un usuario multideportista; es decir, que está adaptado para ser usado tanto en running como en ciclismo, patinaje, trekking o cualquier otra actividad deportiva en la pueda ser interesante llevar un control sobre la frecuencia cardíaca del deportista.

Funciones para todo

De todas las funciones que posee el RS800CX -es casi imposible explicarlas todas en este artículo-, nos pareció especialmente interesante la que es capaz de determinar nuestro estado de forma y asimilación de las cargas de entrenamiento a través de la variabilidad del período de tiempo existente entre latido y latido de nuestro corazón. De hecho, éste es un tema sobre el que Polar como empresa líder en el control del entrenamiento ha investigado de manera intensa en los últimos años y sobre el que ha llegado a desarrollar este exclusivo e innovador sistema que lo diferencia de su competencia.

Además, la versión Premium de este computer training trae consigo gadgets como un receptor GPS que graba recorridos que después se pueden leer y volcar sobre mapas. Un sensor de velocidad adaptable a la zapatilla orientado a runners o practicantes del trekking y, por supuesto, los específicos para ciclismo, como el sensor de velocidad WIND o el soporte para el manillar. Permite programar entrenamientos por distancia y tiempo con alarmas sonoras, recuperaciones por tiempo, distancia o frecuencia cardíaca y configurar la visualización de los datos en pantalla, con lo que el RS800CX se puede convertir en un excepcional “entrenador de muñeca” que, tras su previa configuración, te marca en todo momento las pautas de trabajo.

Fácil de usar

A pesar de lo complejo que pueda parecer por la infinidad de funciones que ofrece, el RS800CX no es complicado en cuanto a su uso, algo fundamental de cara al deportista. Esto es algo que Polar siempre ha conseguido en sus productos, usabilidad gracias a unos menús intuitivos y fáciles de recordar. Por otro lado, nos gusta la estética futurista y refinada del reloj de muñeca, mucho más atractiva, por ejemplo, que los ya veteranos 720 y 725X y que hacen que pueda ser usado incluso de reloj de calle. No nos gustó el receptor GPS por su tamaño y la ubicación con el brazalete, al menos para uso ciclista. Además, no aporta datos en marcha, sino que sólo pueden verse a posteriori volcando los datos en el PC.

A favor

– Funciones de entrenamiento y diagnóstico de condición física avanzados
– Fácil de usar a pesar de la complejidad del producto
– Por fin, compatible con Windows y MAC

En contra

– Sensor GPS algo aparatoso
– No abierto a tecnología ANT +

Características

Training computer de edición limitada orientado al multideportista avanzado con interés por el entrenamiento y las últimas tecnologías. Funciones de pulsómetro con tests de condición física, de entrenamiento con combinación de ejercicios y determinación de franjas de trabajo individualizadas. También de ciclocomputador, de GPS con lectura sobre mapa, de cadenciómetro y de podómetro para running o trekking. Software para la edición y análisis de datos. Edición limitada

El precio del RS800CX con sensor de velocidad S3, software y stick USB es de 450 euros.

Más información: Polar Ibérica, 902 159 951 // www.polariberica.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.