Tras el paso por Aínsa, Ligure (Italia) ha acogido la última ronda de la Enduro World Series 2018 (EWS) el pasado 29 y 30 de septiembre.

En la categoría masculina, pese a no tener su mejor día, Sam Hill terminó noveno, acumulando suficientes puntos como para proclamarse campeón de la Enduro World Series 2018. El ganador de esta cita fue Richie Rude, marcando el mejor tiempo en los cuatro tramos cronometrados. Damien Oton, segundo en la general por detrás de Hill, también fue segundo en carrera. Un podio que completó Kevin Miquel.

Por lo tanto, Hill ha sellado el título con un total de 3.510 puntos, 410 puntos más que Oton y muy por encima de los 2.770 puntos de Florian Nicolai, tercer clasificado en la general.

Por otro lado, en la categoría femenina Cecile Ravanel no ha dado oportunidad a sus rivales y ha cerrado la temporada con su octava victoria consecutiva. En Ligure ha finalizado por delante de su compatriota Isabeau Courdurier y la canadiense Andréane Lanthier Nadeau.

En cuanto a la clasificación general, Ravanel ha sumado 3.200 puntos, seguida de Courdurier con 2.800 puntos. La tercera posición ha quedado para la británica Katy Winton con 2.290 puntos.

El título sub21 ha sido para Elliot Heap en la masculina y Ella Conolly en la femenina. Mientras que en la categoría Máster, ha sido para Karim Amour y Melissa Newell. Finalmente, el título por equipos se lo ha quedado el Canyon Factory Team.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.