10 de marzo de 2018. La historia del MTB guardará un hueco en una de sus páginas para explicar cómo un joven de Tokoroa, Nueva Zelanda, de 22 años, era capaz de plantar cara al todopoderoso Nino Schurter y lograr la victoria en la primera prueba de la Copa del Mundo de MTB de 2018 disputada en Stellenbosch, Sudáfrica.

Para ser el primer asalto de la temporada lo cierto es que hemos disfrutado de una gran carrera, en un circuito muy bonito, con mucho público, con zonas técnicas, que puede que no tuviera secciones especialmente duras, pero la dureza la han marcado los corredores con un ritmo endiablado.

[ASÍ HEMOS NARRADO EL DIRECTO DE LA CARRERA]

Nino no salió especialmente bien, pero con la clase que tiene le costó poco pasar a tomar el control de la situación. Lo que no esperaba el de Scott es que tantos rivales le tosieran este sábado. Primero la flota francesa, con Marotte yTempier, hasta que apareció en escena un joven de apellido Gaze y de nombre Samuel que quiso subirse a las barbas de Schurter, y vaya si lo hizo.

A medida que avanzaba la carrera ambos se fueron y se quedaron solos en cabeza, con Marotte haciendo la goma, sin perderlos de vista, pero a merced del ritmo que marcaran Nino y Samuel. Nino Schurter forzó el ritmo en varias ocasiones, pero Gaze aguantó sin apenas pestañear, hasta que ase llegó al asalto final de la última vuelta con todas las espadas en alto.

[CRÓNICA DE LA VICTORIA DE ANNIKA LANGVAD EN LA PRUEBA FEMENINA ÉLITE]

Se veía que salvo un problema técnico o una caída la victoria iba a ser cosa de dos. Ninguno de los dos iba a dar su brazo a torcer. La clave era saber quién y en qué momento iba a abrir la maneta del gas. Schurter, perro viejo, levantó el pie del pedal en la zona de avituallamiento y dejó pasar a Gaze como el que no quiere la cosa. Éste dudó, pero pasó a comandar la carrera. Parecía que había caído en la boca del lobo. Quedaba media vuelta y el mega campeón suizo quería quedarse a rueda de Samuel para darle el hachazo cuando considerara oportuno, pero no contaba Nino que Gaze estaba en estado de gracia.

El campeón del mundo Sub-23 asumió la responsabilidad, y no sólo eso, sino que intentó dejar sentado a todo un Nino Schurter. ¡Qué osadía la suya! ¡Qué descaro! No lo logró, pero sí que con siguió probablemente golpear en los riñones dos veces a un rival que probablemente no encaró el sprint decisivo en la forma decisiva.

Y así fue como Samuel Gaze lograba con un segundo de margen la victoria al sprint sobre un Nino Schurter –a quien según informaba Scott España se le salió un pedal en el momento clave de la carrera– que después sonreía en la foto, pero que entró golpeando el manillar de su bici en un claro gesto de rabia. Marotte, 3º, disfrutó del espectáculo. Y de los nuestros, Sergio Mantecón fue el mejor, entrando el 11º. Dijo el de Santander que quería volver a luchar por el podio y va por el buen camino.

Victoria y liderato en la Copa del Mundo para Samuel Gaze. Nadie había logrado desde los Juegos Olímpicos de Río de 2016 toser a Nino Schurter, que logró el oro y después se llevó todas las pruebas de la Copa del Mundo y el Campeonato del Mundo. Veremos a ver si esta exhibición de Samuel Gaze se mantiene en la siguiente cita de la Copa del Mundo, los días 19 y 20 de mayo en Albstadt, Alemania. ¡Falta demasiado!

[CONSULTA AQUÍ TODAS LAS CLASIFICACIONES DE LA CARRERA]

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.