El ciclismo virtual ya tiene la primera mancha negra en su historial, con la sanción impuesta por la federación británica de ciclismo (British Cycling) a Cameron Jeffers.

Este joven ciclista de 22 años ganó el ‘British Cycling eRacing Championship’ el pasado 28 de marzo, pero unos seis meses después ha sido desposeído de su título, que ahora pasará en menos del segundo clasificado, que fue James Phillips.

Por lo visto, Jeffers ha sido acusado de manipular datos previamente a las carreras en las que compitió para lograr una ventaja que la federación ha considerado injusta.

En otras palabras, Jeffers hizo trampas para conseguir mejor material como la ‘Tron Bike’ con la que compitió. Una bicicleta más rápida y con una estética llamativa, que se puede conseguir completando un difícil reto de escalada en Zwift (la plataforma de ciclismo virtual).

La Tron Bike de Zwift

Sin embargo, para completar este reto contó con un software que le permitía «hackear» el juego para poder hacer que su avatar estuviese pedaleando sin parar, sin que el tuviera que estar físicamente sobre la bicicleta. Se establece un valor de potencia en vatios y se deja funcionando hasta recorrer los kilómetros necesarios para completar el reto y conseguir el deseado premio.

British Cycling no se dio cuenta hasta recibir un aviso anónimo, y tras la investigación le han impuesto una multa de 250 libras a Jeffers (unos 280 euros) y una sanción de seis meses sin poder correr en ningún tipo de competición ciclista. Además de quitarle el título, como hemos apuntado más arriba.

El director de British Cycling, Rod Findlay, hay explicado que «defender el ‘fair play’ en nuestras competiciones es el núcleo de nuestras responsabilidades. El hecho de que hayamos podido investigar el delito y sustentar la acusación, refleja la fuerza de nuestra nueva regulación disciplinaria y nuestra determinación en perseguir las malas conductas«.

Por otro lado, Jeffers se ha defendido en un video de YouTube donde sale pidiendo disculpas por su comportamiento, pero en el que se defiende explicando que en el momento de llevar al cabo estas acciones, todavía no había una normativa vigente que lo prohibía. Además, también apunta que no fue él quien manejaba el software, sino que fue un tercero el que le propuso la idea.

A continuación te dejamos el video de Cameron Jeffers por si estás interesado en conocer su punto de vista de lo sucedido, de primera mano:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This