7 días de carrera cruzando los Alpes de Nueva Zelanda, 549 km de ruta y más de 15.000 de ascensión. Estos son los números de The Pioneer, la carrera ciclista que lleva a los más atrevidos deportistas por zonas inexploradas de Nueva Zelanda.

The Pioneer, que por seguridad se disputa en parejas, contará con cuatro dúos Imparables: el actor y presentador Santi Millán, con su amigo y director creativo de Zoopa Carlos Ortet; el ciclista profesional Ibon Zugasti con el 14 veces campeón nacional Tomi Misser; el atleta olímpico portugués Vítor Gamito junto al `Hombre orquesta` Miguel Silvestre; y la pareja mixta compuesta por el CEO de Gaes y deportista Antonio Gassó y la triatleta Eva Tomás.

 Santi Millán ya ha comentado que “nuestra principal motivación es descubrir nuevos lugares, nueva gente, disfrutar de la naturaleza entre amigos… Es algo genial, sobre todo las tres primeras horas. Luego el cansancio te lleva a preguntarte si no era mejor conocer el lugar con Google Maps. Nuestro secreto es el sentido del humor, que representa nuestra herramienta mágica de supervivencia. Pedaleando somos una calamidad, pero riéndonos de nosotros mismos somos cinturón negro quinto DAN”.

La carrera The Pioneer consta de 7 etapas: la primera une Christchurch con Geraldine en 20 km por carretera con un gran desnivel; la segunda llega hasta Fairlie tras 106 km de recorrido; en la tercera etapa los corredores alcanzarán el lago Tekapo después de 80 km de subidas pronunciadas; la cuarta etapa enlaza con el lago Ohau y consta de 104 km; el lago Hawkea es el final de la quinta etapa, que tiene 112 km de recorrido; la sexta etapa acaba en Snow Farm después de 64 km de aventura; y, por último, la séptima etapa que finaliza en Queenstown tras 59 km y un potente tramo descendente.

Sin duda, un reto físico, mental y ciclista que, como dice Carlos Ortet “la principal dificultad de esta prueba es física. Has de estar preparado para imprevistos de todo tipo y a que tu cuerpo falle de mil maneras. Pero el hecho de competir en pareja y no poder separarte más de dos minutos es en si mismo una prueba mental extrema. Todo el mundo sabe que el hombre en pareja sufre más, de hecho huir de la pareja era una de mis motivaciones. Pese a que lo daremos todo, esta vez no tenemos garantías de que Santi y yo seamos capaces de completar el reto. Manejar esa incertidumbre es parte de la aventura”.

Más información: www.thepioneer.co.nz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.