SOBRADAMENTE PREPARADA

Con esta Scott Scale 770 podrás disfrutar de una bici de tradición deportiva a un precio muy accesible para rodar rápido y a un precio lógico. La 770 la podríamos considerar la primera bici de carreras de primer precio en 27,5”.

Esta bici aúna muchos aspectos positivos que nos facilitan una mejor calidad de marcha.
No vamos a sorprender a nadie si decimos que en los últimos años hemos vivido y seguiremos viviendo una evolución de los
componentes de las bicis, y la Scott Scale 770 lo representa perfectamente. Posee un cuadro de aluminio; no es carbono, pero funciona muy bien y además calca la geometría de los cuadros tope de gama realizados en fibra de carbono. Por tanto, posturalmente adoptamos la misma posición y reacciona con la misma vehemencia que modelos más altos de gama y de la misma familia pero, evidentemente, con componentes más asequibles, pero no por ello menos funcionales. Con una geometría específica para ruedas de 27,5”, en que la mayoría de los usuarios que provengan de bicis más sencillas y de menor diámetro agradecerán sus mejores prestaciones. Mejor tracción, mayor inercia en terrenos planos y más seguridad en terrenos rotos. Eso sí, con una geometría deportiva, aspecto muy a tener en cuenta.

Perfil deportivo

La 770 la podríamos considerar la primera bici de carreras de primer precio en 27,5”.
No olvidemos, ni nos dejemos seducir por su ajustado precio, que ésta es una bici de puro XC, que invita a ir rápido, a levantarte de la bici y dar pedales para notar su buena capacidad de aceleración, pero que con el paso de los kilometros requiere un buen estado físico, ya que, como todas las hardtail de XC, no tienen ni la misma capacidad de absorción ni son posturalmente tan cómodas. Están concebidas para ser eficientes, para ser rápidas y atacar bien las curvas. Una gran escaladora te ayuda a sentirte ágil subiendo.

Por ese presupuesto, olvídate de una doble suspensión, ninguna de ellas estaría a la altura de esta bici cuando toque dar pedales cuesta arriba, pues en la mayoría de los casos nos pasamos cerca del 70 % del tiempo de ruta dando pedales.

La clave

Y todo ello lo consiguen al calcar la geometría de sus cuadros tope de gama, sí, sí, esos que valen muchos ceros.

Ésta es una bici compacta, con una pipa de dirección agresiva y unas vainas cortas traseras que garantizan una buena manejabilidad. Pero lo que más nos gusta de esta bici que no llega a los 800 euros son sus angulaciones. 73° de sillín que nos ayudan a pedalear fuerte en las subidas más acentuadas y un ángulo de 69° en la dirección que nos permite acometer los tramos más técnicos con algo más de aplomo en la parte delantera de la bici gracias a tener una pipa algo lanzada para bicis de XC.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.