All new

Nuevo cuadro, nuevo proceso de fabricación, nuevo diseño… La Spark sólo se parece a su predecesora en el nombre; el resto es nuevo. Presentada en versiones con ruedas de 26 y 29 pulgadas, disfrutamos de una excelente jornada por los mejores caminos de la Toscana italiana, aunque a día de hoy no tenemos clara nuestra preferencia. ¿Tú con cuál te quedarías?

Hace justo cinco años, Scott presentaba la que sería su doble de cross country más famosa de los últimos tiempos. La Spark aportaba muchísimas novedades al segmento XC más actual por aquel entonces, pero sobresalía sobre todo por contar con una ligereza inédita en una doble suspensión de carreras creada por Scott hasta la fecha. Las versiones de carbono y aluminio de la Spark original en realidad no han dejado de evolucionar estos últimos años, pero siempre dentro del mismo concepto de cuadro, con una geometría y diseño que ya pedían un cambio.

Y el cambio está aquí, además, de la mejor manera posible, ya que la nueva Spark 2012 es una bici más rápida, más eficiente pedaleando, cuenta con más recorrido de suspensión trasera, sin perder ese carácter XC de carreras que la diferencia, tiene mejor tracción, es significativamente más rígida que su predecesora e incluso es más ligera. ¿Podemos pedir más?

Los cambios

Como en Scott nos explicaron, para la creación de la nueva Spark partieron desde cero. El reto de mejorar el modelo precedente estaba en marcha, y no sólo eso, sino incluso crear también una Spark con ruedas de 29” a la altura de la calidad del modelo con ruedas de 26”. ¿El resultado? Un nuevo cuadro con un diseño integrado, con un peso para la versión de 26” de 1.790 gramos en talla M con el nuevo amortiguador Nude 2 de 190x 50 mm, tres opciones de recorrido (bloqueo, 85 ó 120 mm) tanto en suspensión trasera como simultáneamente en las horquillas Rock Shox con tecnología DNA3 de 2012.

La versión con cuadro de 29” cuenta con un peso de 1.890 gramos para el cuadro con amortiguador Nude 2 de 165×38 mm con triple opción de recorrido gracias al mando Twinloc (bloqueo, 70 ó 100 mm) tanto detrás como delante con la nueva SID de 29 pulgadas gracias a la nueva tecnología DNA en aquellos modelos que equipan horquilla Rock Shox.

¿Por qué la Spark 26” tiene ahora un recorrido máximo de 120 y la de 29” es de 100 mm? Scott así lo ha decidido, pero ciertamente en marcha apenas parece que existan diferencias de recorrido entre ambos modelos y gracias a una posición Traction Control mucho más efectiva, -con un recorrido intermedio de 85 mm en el modelo 26” y 70 mm en el 29”– tiene mayor sentido si cabe haber aumentado el recorrido máximo en la versión con ruedas de 26”. Los amortiguadores son también diferentes (190x 50 en el modelo de 26”, 165×38 mm en el modelo de 29”), con el fin de reducir el

ratio para así contar con un mejor comportamiento del amortiguador: 2.4:1 la actual Spark de 26” (2.9:1 la anterior) y 2.6:1 la de 29”.

Las mejoras de la nueva Spark

Entre los aspectos que más cambian respecto al modelo precedente encontramos una nueva dirección conificada: 1-1/8” superior y 1-1/2” inferior, pedalier Pressfit BB92 con una mayor anchura y notable aumento de rigidez respecto a la Spark del pasado y posibilidad de montar un eje trasero estándar para cierre rápido o eje pasante de 12 mm en 135 ó 142 mm.

Otro detalle interesante se ubica en el anclaje inferior del amortiguador, que presenta dos posiciones que permiten modificar ligeramente la geometría, tanto en la versión de 26” como en la de 29”. En la Spark de 26 podemos elegir entre 330 de altura de pedalier y 68.0° de dirección, con 73.5° en el tubo de sillín, o bien 338, 68.7° y 74.5°. En la de 29” optamos entre 322 mm de pedalier, 69.5° de dirección y 72.5° de sillín o bien 330 mm, 70.1° de y 73.1º de sillín.

Resumiendo, podemos modificar ligeramente el ángulo de sillín y de dirección así como la altura de pedalier como parámetros más destacados (aunque también influye en la distancia efectiva de tubo superior, vainas y distancia entre ejes con menor repercusión). De todos modos, la posición verdaderamente ideal en ambas bicicletas es la que sitúa el pedalier lo más bajo posible, que en marcha tampoco resulta tan bajo.

Otro cambio digno de destacar es la nueva ubicación para el anclaje de la pinza de freno, ahora en la parte trasera de las vainas, bajo los tirantes, con un diseño más compacto, así como el diseño de la bieleta principal de la suspensión, que resultaba excesivamente ancho en la Spark original (72 mm de anchura entre extremos) y se ha reducido en esta nueva Spark hasta los 57 mm, poniendo fin a cualquier posible rozadura de la parte interna de nuestras rodillas con los tornillos de ambos extremos.

Los rodamientos del punto de giro principal sobre el pedalier anteriormente integrados en el cuadro con una separación de 41 mm en la anterior Spark, ahora en el nuevo modelo se ubican en el extremo de las vainas aumentando la distancia hasta los 59,5 mm e incorporando un nuevo eje principal de un grosor muy superior (antes de 10, ahora de 15 mm en la Spark 2012). Todas estas mejoras técnicas se traducen en marcha en un rodar superior, un comportamiento pedaleando más sólido y una bicicleta que se siente completamente diferente, más rápida y efectiva que la Spark original que conocíamos hasta ahora.

Galería

zp8497586rq

Una Respuesta