Levantando pasiones

La Spark es una de las mejores elecciones para quien no quiere perder la esencia de una bicicleta de cross country con un plus de recorrido adicional En esta temporada 2012, Scott ha renovado por completo el modelo Spark de cross-country maratón en sus versiones de carbono y aluminio, mejorando todos sus apartados. Más bonita y elegante que nunca, es una de nuestras invitadas de honor gracias a que ahora cuenta con 120 mm de recorrido.

Cuadro

Fabricado en aluminio 6061-T6 con unos tubos muy trabajados e hidroformados complejos, el objetivo de Scott se ha cumplido con creces al actualizar por completo el modelo Spark y mejorar sus prestaciones con un aumento de rigidez y sin un incremento de peso añadido. En Scott han apostado igualmente por la creación de una nueva versión con ruedas de 29” que ofrece 100 mm de recorrido trasero, mientras que esta Spark 50, como el resto de las versiones en 26”, pasan a tener 120 mm (por eso la tenemos con nosotros), sin perder ese perfil cross country-maratón por el que se distinguen.

Las Spark, como las Genius, son las únicas bicicletas de su categoría que cuentan con la posibilidad de bloquear ambas suspensiones desde el manillar. Gracias al mando Twinloc, podemos pasar de un comportamiento suave, dulce y absorbente de suspensiones al bloqueo total como si fuésemos en una bicicleta rígida, y esta cualidad sigue siendo una ventaja definitiva para quien guste de este cambio de comportamiento y esta característica única.

El nuevo cuadro cuenta con pipa de dirección tapered, sistema de cuatro puntos de giro con posibilidad de elegir entre dos opciones de geometría atendiendo a la colocación de la pieza que sirve de anclaje de la parte posterior del amortiguador en la bieleta. Simple e ingenioso. En el transcurso de nuestra prueba elegimos la posición que coloca el pedalier en posición más baja y la dirección más lanzada como compromiso ideal. El amortiguador es un DT-Swiss M210 especial para este modelo con una medida de 190×50 mm que pivota sobre rodamientos sellados y, como decimos, es bloquable desde el manillar simultáneamente con la horquilla Rocosos Recon RL gracias al mando Twinloc.

Amortiguador DT-Swiss, horquilla RockShox con 120 mm de recorrido con tubo de dirección 1-1/8”, frenos Avid Elixir 3 con disco delantero de 180 mm y trasero en 160 mm, ruedas con llantas Alex Rims con neumáticos Schwalbe Rocket Ron 26×2.25”. En la transmisión encontramos elementos Shimano con pedalier M552 con triple plato 24x32x42, pulsadores Deore 3×10, desviador SLX y cambio XT. Los componentes Scott nos han parecido muy adecuados, con un manillar de 680 mm de anchura, potencia de 80 mm de longitud, tija y sillín cómodo, con un diseño bastante plano. Los puños son un poco gruesos pero ciertamente cómodos.

Cómo va

La Spark 2012 transmite unas sensaciones muy mejoradas respecto al modelo precedente. El cuadro ha ganado solidez, aunque no olvidemos que es una bicicleta que mantiene un marcado perfil cross country frente a la mayoría de otros modelos presentes en el comparativo con un perfil más trail-all mountain.

La suspensión trasera cuenta con una sensibilidad exquisita, y el hecho de que el amortiguador pivote sobre rodamientos sellados demuestra ser toda una ventaja en cuanto a sensibilidad de funcionamiento. Con el mando Twinloc en abierto, la bicicleta es propensa a contar con un mayor vaivén que otros modelos, debido al propio balanceo de nuestro cuerpo, que al movernos arriba y abajo al pedalear, activamos fácilmente el amortiguador. Pese a esto, la Spark pedalea bastante mejor que los modelos del pasado y cuanto más redondo pedaleemos sentados en el sillín, mejor aprovecharemos nuestras fuerzas.

La postura de conducción ha mejorado muchísimo. La geometría es muy acertada al ser más baja de pedalier, más lanzada de dirección, más larga de tubo superior y con una superior distancia entre ejes. De hecho, pese a su perfil más pedaleador que el resto, es una de las bicicletas más estables cuesta abajo y al enfrentarnos a situaciones comprometidas con permiso del agarre de sus neumáticos.

Scott sigue confiando en un modelo como el Rocket Ron, pero creemos que dentro de Schwalbe existen otros modelos con un mejor comportamiento global. El hecho de haber aumentado su recorrido máximo a 120 mm y gracias a la versatilidad de uso que le otorga su mando Twinloc con la que poder bloquear ambas suspensiones al instante en cualquier circunstancia, hacen de la Spark una bicicleta única. Cuenta con un peso de sólo 12.48 kilos, por lo que es el segundo modelo más ligero del comparativo, sólo por detrás de la Stevens, y esto se demuestra en marcha, con una sensación de mayor ligereza frente al resto de sus rivales.

Galería

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.