Con un cuadro totalmente nuevo desde 2012, las Scott Spark en 26 pulgadas comienzan en esta 660, que pone las cosas muy difíciles al resto de las competidoras. Parece seria, pero ¿lo es?

Creo que todos coincidimos de primeras en decir que la Scott es una de las bicis más elegantes de su segmento. Aunque al final esto es muy subjetivo, donde no hay subjetividad es en el gran trabajo que han hecho los ingenieros de Scott en diseñar la nueva Spark que se puso a la venta la temporada pasada. El cuadro está realizado en aluminio 6061 y cuenta con tubo de dirección conificado, sistema de suspensión de 4 puntos de giro y, a diferencia del resto de los modelos Spark, el 660 no dispone de las dos posiciones de anclaje del amortiguador para variar la altura de pedalier y el ángulo de dirección, entre otros.

Confirmamos esto con Scott España, ya que en Scott internacional afirmaban que lo tenía, pero no nos constaba en nuestro modelo de pruebas. Independientemente de esto, la Scott ya cuenta de por sí con un ángulo de dirección bastante lanzado (67,6º), que compensa en cierta medida ese aire pedaleador de su trasera. Sí, sin duda la Spark 660 es un modelo netamente pedaleador, y esto se debe en gran parte a que la trasera no tiene una absorción muy elevada por el amortiguador X-Fusion E1 RL. Esto no es inconveniente en la mayoría de los terrenos, excepto cuando el tema se pone cuesta abajo, que es donde echamos de menos más sensibilidad de la trasera.

A pesar de ello, la estructura rígida del cuadro y basculante, junto con los rodamientos sellados en los puntos de giro, hace que se tenga sensación de rigidez y que el basculante se mueva suavemente cuando llega el impacto. El cuadro está muy cuidado en todos los detalles. Bieleta, anclajes de amortiguador, anclaje postmount integrado del freno trasero, guías para tija telescópica y punto de giro integrado en el eje trasero. En estos aspectos es donde la Scott demuestra estar un escalón por encima de muchos de los modelos del comparativo. En marcha, la Spark 660 es todo equilibrio.

La posición es excepcional, donde agradecemos la generosa longitud del tubo horizontal y el buen cuadro de mandos, con la potencia y manillar de 700 mm de Syncros. Tanto horquilla como amortiguador cuentan con bloqueo, lo que ayuda a lograr más polivalencia de uso en terrenos duros o asfaltados. ¿Y cómo baja la Scott? Pues no baja nada mal, sobre todo por la excelente geometría. Sí, la absorción trasera ya os he comentado que no es su punto fuerte, pero con un poco menos de presión en el amortiguador notarás bastante mejora, ya que los rodamientos del sistema de suspensión son todo suavidad. También es verdad que las cubiertas Rocket Ron de Schwalbe son bastante más cross country de lo que nos gustaría, pero son parte de este enfoque más pedaleador de la bici que te comentaba al principio. En cuanto al resto de los componentes, todo en su sitio, excepto unas bielas muy sencillas de Shimano con eje Octalink. Pero como te decía al comenzar, lo mejor de la Spark es su enorme calidad de cuadro y acabados, además de una geometría y posición de pedaleo fantástica. El equilibrio global y su relación precio-calidad-rendimiento son muy difíciles de superar en este comparativo.

A favor

En contra

+ Geometría y posición de conducción – La eficacia de pedaleo no es su fuerte
+ Absorción y sensibilidad de la trasera – Frenos Avid Elixir 1 sencillos
+ Relación calidad-precio – Es un poco pesada, pero se mueve muy bien

Más info

Ficha Técnica
Scott España
scott@bmsportech.es
Website: www.scott-sports.com

Galería de fotos

Fotos: S. Romero

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.