Scott está ampliando su gama de e-bikes a marchas forzadas. Una de las novedades de esta temporada es la Strike, una bici que permite a cualquier usuario disfrutar de la montaña cómodamente pero sin límites. Y así es la Strike eRide 910, una bici sin límites.

En Solo Bici hemos podido probar el modelo Strike eRide 910. Con ruedas de 29”, su recorrido es de 140 mm tanto delante como detrás. De hecho, en la parte trasera contamos con la opción de 140 mm, 90 mm o bloqueado, seleccionable desde el mando al manillar Twinloc. Para ello, se monta un amortiguador Nude de Fox, específico para Scott.

El cuadro de la Strike está fabricado en aluminio con un sistema de suspensión de 4 puntos de giro. Lógicamente, el cuadro está diseñado de cero partiendo de la base de seguir una línea como el resto de e-bikes de la marca pero con un objetivo claro: ser una e-trail. La 910 monta ruedas de 29”, pero si quieres ruedas más pequeñas, tienes la opción de adquirir la 710, que cuenta con las mismas especificaciones pero con ruedas de 27,5”. De esta manera, tengas el modelo que tengas, siempre podrás montar el tamaño de rueda que quieras sin problema alguno.

Además de poder adaptar la misma e-bike a las ruedas de 29” (hasta 2.6″) o 27,5” (hasta 2.8″), en el anclaje superior del amortiguador encontramos un Flip Chip que adaptará la geometría a nuestro gusto. En función de esto, el ángulo de dirección variará de 66º a 65,4º y la altura de pedalier de 346 a 339 mm, como variaciones más destacables.

Una de las novedades de la nueva e-bike de Scott es que monta un motor Bosch Performance CX de 250 W. Hasta ahora, en su gama sólo podíamos ver e-bikes con motores Shimano, pero en el caso de la Strike, han abierto el campo montando el activo y potente motor de los alemanes, con 75 Nm de par motor. La batería también es de Bosch, la Powertube de 500 Wh. La extracción de la batería es por la parte inferior del tubo diagonal e igual que el resto de modelos de Scott, podremos cargarla en la propia bici mediante el puerto de carga en la parte superior del tubo diagonal.

Nuevo display Bosch Kiox

La otra gran novedad es el display Kiox de Bosch, que cubrirá las demandas que teníamos muchos usuarios dada la simplicidad de las otras versiones de displays. Además de pantalla en color de 1,9″, la información es algo más completa que la que podíamos tener hasta ahora, pudiendo visualizar varios campos a la vez e incluso en una barra, los watios que nos aporta el motor y la que estamos aportando nosotros según nuestro esfuerzo.

Además, podremos conectar nuestro smartphone o nuestra cinta pectoral para controlar las pulsaciones gracias a la conectividad que ofrece. Lo único que no nos gusta en este sentido es que debido a la forma del soporte del display, que va directamente sobre la tapa del tubo de dirección de la horquilla, si queremos una posición más baja de la que viene de serie, debemos cortar el tubo, sin posibilidad de pasar los gruesos por arriba de la potencia y display.

En la parte izquierda del manillar, nos encontramos con el mando Bosch para controlar el modo de asistencia y las diferentes pantallas del display, y el Twinloc de Scott, con el que controlaremos el recorrido de la suspensión trasera.

También cambia el pulsador, que a decir verdad podría ser más ergonómico. Eso sí, el control desde él con los diferentes botones es total, lo que hará que no tengamos que soltar el manillar en ningún momento.

Para quién es

Lo primero que vemos en la geometría de la Strike es que la posición que otorga una vez montados en ella es erguida, buscando la comodidad ante todo. Eso es debido a que es corta de tubo superior y además, el manillar queda a una altura generosa debido a los numerosos gruesos de aluminio que hay en el tubo de dirección de la horquilla.

Como no podría ser de otra manera, su funcionamiento es bueno. Las suspensiones de 140 mm de recorrido cumplen perfectamente tanto delante como detrás. Además, gracias al mando remoto Twinloc, la facilidad de cambiar el comportamiento de la trasera es inmejorable. Es verdad que una vez te acostumbrar a la Strike, quizás no sea tan necesario como en una bici muscular el bloquear o recortar el recorrido a 90 mm, pero sin duda es una de las ventajas que Scott ofrece en todas sus bicis de doble suspensión.

A nivel de agilidad, el ser tan corta compensa las largas vainas (de 477 mm) y se siente manejable, aunque sin ser «la más manejable». También ayuda la posibilidad de variar la geometría con el Flip Chip, que podremos darle un comportamiento más personalizado. El secreto es probar las dos opciones, y quedarnos con la que más nos guste. En nuestro caso fue el High ya que la sentimos más ágil. Otro punto a favor es que, a diferencia de tantas y tantas e -bikes, no has de estando pensando en si pegarás en el suelo o no con las bielas. Y esto nos da una tranquilidad extra a nuestra conducción.   

Scott Strike 910 eRide

Aunque todo respondió perfectamente, diremos que los neumáticos pueden limitarte si buscas una e-bike agresiva. Si este es tu caso, puedes cambiar los neumáticos, lógicamente, o decantarte por la E-Genius que ofrece Scott. Si la diferencia entre recorridos no es exagerada (cuenta con 150 mm), sí lo es la diferencia de geometría, siendo esta algo más radical.

Sin duda, la Strike está pensada para ir cómodo y seguro, y aunque por sus neumáticos no puedes llevarla al extremo, si que las limitaciones son pocas. Tanto por recorrido como por control gracias a sus ruedas de 29″, hace que sea una e-bike ideal para el que le guste hacer de todo. Una e-bike para todos.

Valoraciones

Cuadro: 4/5 –No hace falta decir que viniendo de Scott, está a la altura de lo que podemos esperar..

Transmisión: 4/5 – nada que decir por su óptimo funcionamiento. Las bielas de 165 mm son todo un detalle.

Suspensión: 4/5 – Tanto horquilla como amortiguador funcionan bien, con las diferentes opciones de recorridos trasero como estrella principal.

Eficacia pedaleo: 4/5 – Buena eficacia de pedaleo y más si utilizamos el mando Twinloc correctamente.

Frenos: 3,5/5 – Correctos a nivel de frenada pero nos gustaría poder personalizarlos fácilmente.

Conjunto ruedas: 4/5 – Tanto ruedas como neumáticos son correctos pero si eres agresivo te faltará un mejor taqueado.

Motor-batería: 4,5/5 – La garantía de funcionamiento del motor Bosch Performance CX está más que asegurado.

Calidad-precio: 4/5 – Correcto. Podría estar más ajustado para ser todavía más competitiva.

Ficha técnica

General

Bici: Scott Strike eRide 910

Precio: 5.999 euros

Peso: 23,680 kg

Cuadro

Material: Aluminio

Tallas: S, M, L y XL

Garantía: De por vida previo registro

Suspensión

Horquilla: Fox 34 Float Performance Elite, 140 mm

Amortiguador: Fox NUDE Evol, 140-90 mm o bloqueo

Transmisión

Pedalier: SRAM X1 1000, 16 dientes, bielas de 165 mm

Casete: SRAM PG-1230 Eagle, 11-50

Cadena: SRAM NX Eagle

Mando de cambio: SRAM NX Eagle

Cambio: SRAM GX Eagle

Motor: Bosch Performance CX, Display Kiox

Batería: Bosch PowerTube 500 Wh

Ruedas

Llantas: Syncros X-30S

Bujes: Formula CL811 15 x 110 mm delantero y Formula ECT148S 12 x 148mm trasero

Componentes

Neumáticos: MaxxisRekon 29” x 2,6” delantero y trasero

Frenos: Shimano Zee. Discos: 203 mm

Manillar: Syncros Hixon, 760 mm

Potencia: Syncros FL 1.5, 40 mm

Dirección: A-Head tapered

Tija de sillín: Fox Transfer Dropper, 31,6 mm

Sillín: Syncros ER1.5

Más información

Contacto: BM Sportech, info@bmsportech.es

Website: https://www.scott-sports.com

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This