Ya está cada vez más cerca el gran reto en bicicleta de seductores contrastes entre el mar y la montaña. Será un recorrido de enorme belleza, calidad y de gran formato, con olor a roble y a salitre, en el que tomarán parte cerca de 500 cicloturistas desde el corte de cinta del exprofesional José Antonio Garrido. Se aproxima por tanto el momento de vivir la experiencia de una etapa de una gran vuelta, con la llegada tan especial al santuario de Urkiola.

La segunda edición de la atractiva y espectacular prueba Gran Fondo BIBE Transbizkaia se celebra dentro de poco más de diez días, el domingo 21 de mayo, con salida en Landako y meta en el legendario santuario de Urkiola (casi 180 kilómetros y 3.900 metros de desnivel positivo tras ocho puertos). Esta segunda edición tiene como gran novedad la aparición de la demandada Media Gran Fondo, de 122 kilómetros, una alternativa mucho más accesible que mantiene con todo el carácter de dureza.

La cita, que en su estreno del año pasado reunió a 400 participantes, es una prueba cicloturista no competitiva y muy exigente. Quien desee aún tomar parte en este apasionante desafío, puede apuntarse en la web www.granfondobibetransbizkaia.com. (Plazas limitadas hasta 1.500 participantes entre ambos recorridos. La plataforma de inscripción está abierta hasta el 16 de mayo. Aquellos que no posean la licencia federativa deberán sacar el seguro de accidentes de día valorado en 8 euros).

Tras atender las peticiones de muchos aficionados al ciclismo, BIBE integra, dentro de la original Gran Fondo BIBE Transbizkaia, el trazado de la Media Fondo, una alternativa de 122 kilómetros con cerca de 2.500 metros de desnivel y seis puertos. Con el mismo punto de inicio, Durango, y también de llegada, el santuario de Urkiola, la Media Fondo, adecuada a otros perfiles, mantiene la característica de resistencia de esta gran prueba cicloturista. Es una novedad que representa una opción más accesible para aquellos ciclistas que no deseen tantos kilómetros como en la Gran Fondo, una de las pruebas más duras a escala nacional. Así, más ciclistas, unos 500, podrán disfrutar de un recorrido espectacular.

La II Gran Fondo BIBE Transbizkaia es una de las grandes citas del calendario con un formato exquisito y con servicios de calidad. Los participantes del año pasado la equipararon a una etapa de una gran vuelta, como la de los profesionales, con un final maravilloso en el arco de meta de Urkiola, algo muy especial y poco habitual de encontrar en el calendario ciclo-turista.

La salida de las dos aventuras tendrá lugar en el pabellón multiusos Landako de Durango, a las 8 horas del domingo 21 de mayo. Los primeros participantes de la Gran Fondo está previsto que lleguen a la meta en torno a las 14 horas, después de casi 180 kilómetros de recorrido, que transcurren prácticamente en su integridad por territorio vizcaíno, aunque 20 de ellos se recorren por Gipuzkoa (desde el alto de Kanpazar, pasando por Bergara y Soraluze hasta Ixua en Eibar).

El recorrido de la Gran Fondo supone un verdadero desafío al tener que subir ocho puertos puntuables: Kanpazar (2ª categoría), Ixua (1ª categoría), Milloi y Astorkigane (3ª categoría), Sollube (1ª categoría), Gerekiz (3ª categoría), Montecalvo (2ª categoría) y Urkiola (1ª categoría). La Media Fondo cuenta con dos puertos menos. Todo ello hace que los participantes tengan que ascender 3.900 metros positivos y 2.445, respectivamente, en los 179 kilómetros de la prueba de larga distancia, como era la antigua clásica cicloturista Jesús Loroño (1992 a 2003), y en los 122 de la Media.

Los ciclistas terminarán en el santuario de Urkiola, un escenario legendario en el mundo del ciclismo, ya que en sus rampas han dejado huella figuras como Marino Lejarreta, Pedro Delgado, Andrew Hampsten, Claudio Chiappucci, Tony Rominger, Jon Odriozola, Joaquim Rodríguez, Iban Mayo o Igor Antón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This