Nadie va a discutir las habilidades sobre la bici y el equilibrio y destreza de Fabio Wibmer, pero este vídeo es tota una tortura para el que lo contempla, ya que en más de una ocasión parece que Fabio se vaya a precipitar al vacío, especialmente hacia la mitad del vídeo, en el 1’43”, cuando el viento sopla con mayor fuerza y se ve como se le mueve la rueda delnatera. Por fortuna, todo queda en un susto y Fabio Wibmer logra su objetivo y es capaz de recorrer sin caerse esta barandilla en un pantano, con una caída a su izquierda de más de 200 metros en Koelnbreinsperre, Austria, una de las presas más altas de Europa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.