Segunda edición celebrada ya de la Sealight-Camí de Llum, la prueba entre Cadaqués y Cotlliure, que combina la exigencia de un recorrido único entre viñedos y acantilados, con la degustación de vinos y productos regionales

Una exquisita combinación de MTB y paisaje, de diversión y cultura, de viñedos y gastronomía, de la luz del Mediterráneo y de las calles bohemias de Cadaqués y Colliure… Así se define Sealight-Camí de Llum, una ruta transfronteriza de ida y vuelta entre estos dos municipios hermanados, que este fin de semana ha vivido su segunda edición con 75 participantes venidos de toda Europa, que han disfrutado de un fin de semana excepcional pedaleando por la Costa Brava Norte, la sierra de la Albera y la Costa Bermeja de la Catalunya Norte.

En dos días han unido Cadaqués y Collioure, 150 kilómetros y un 3.500 metros de desnivel por un estudiado recorrido de senderos junto al mar que ha maravillado a los ciclistas, muchos de ellos llegados en grupo para disfrutar entre amigos de una singular prueba que significa poner punto y final a la temporada.

Este año han participado una veintena de bicis eléctricas, una modalidad que va en aumento y que es muy recomendada en recorridos como el de Sealight-Camí de Llum, que a pesar de ser una propuesta muy distendida presenta algunos tramos de exigencia física.

La gastronomía, muy presente en la prueba

Uno de los elementos diferenciadores de Sealight-Camí de Llum es la puesta en valor de los elementos patrimoniales, paisajísticos y gastronómicos de estas dos villas hermanadas, Cadaqués y Collioure. Con el fin de que los ciclistas y sus acompañantes puedan vivirlo en primera persona en la línea de llegada de las dos poblaciones se han ofrecido productos típicos de la villa y la región; incluso en el transcurso de la primera etapa se ha hecho una degustación de vinos en la Bodega Les Templiers de Banyuls, donde los participantes y su comitiva han probado los vinos elaborados en esta zona costera tan ligada a la producción vitivinícola de pequeña escala.

Por segundo año, Cadaqués y Collioure se han volcado en la celebración de este evento, conscientes de los elementos que los unen y que ahora han podido intensificar aún más con esta genuina prueba ciclista que ha reunido a una gran diversidad de deportistas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.