Te mostramos al detalle la bici de Nino Schurter, la bici ganadora de la última prueba de la Copa del Mundo celebrada en Vallnord, Andorra. 

Esta claro que Nino atraviesa un momento dulce en su carrera deportiva. Un claro ejemplo de ello fue en Vallnord, este pasado domingo, donde se destacó durante los primero compases hasta atravesar la línea de meta saludando tranquilamente a los aficionados, deleitándonos con algún truco y alzando la bici, su Scott Spark RC, con la que parece tener un idilio inacabable.

Nosotros aprovechamos la jornada de entrenamientos del viernes para conversar con su mecánico de confianza, el también suizo Yanick Gyger, para que nos mostrara cada recodo de la bici de Nino Schurter y nos explicara las manías, secretos y ajustes de su Scott Spark mientras acababan de ultimar los detalles de cara la carrera del domingo.

Nino empleó, como suele ser habitual en él, una Scott Spark RC en talla M que salvo excepción, como ocurriera recientemente en Albstad donde montó en la también renovada Scott Scale, suele acompañare en la mayoría de circuitos. Esta es una Spark edición limitada y exclusiva con una estética que conmemora las recientes victorias logradas en la Cape Epic, los juegos olímpicos de Río o el mundial de Nove Mesto entre otras. Nino tiene parte de su currículum vitae impreso en el tubo superior:

Es una bici muy personalizada con numerosos detalles tanto en el puente de la horquilla, en el paso de la rueda trasera e incluso escondido bajo el sillín entre los raíles de carbono de su sillín Syncros XR 1.0. Sin duda, una de las bicis más atractivas del paddock de Vallnord. Toda una bici de museo de un mito en activo del MTB.

La jornada del viernes estuvo presidida por la lluvia intermitente y eso hizo que los corredores probaran varias configuraciones en las suspensiones y sobre todo en los neumáticos. Para la prueba de Vallnord, un circuito técnico y natural, Nino corrió con una presión de tan solo 80 PSI en su horquilla Rock Shox SID World Cup con caño y puente de carbono. El color naranja de la horquilla es similar al que también emplea Fox para sus nuevas horquillas de competición lo que en ocasiones da lugar a confusión…

Tanto horquilla como el amortiguador pertenecen al programa de desarrollo Black Box de SRAM y RockShox. Ambos son prototipos no definitivos que el equipo Scott-Sram MTB está acabando de desarrollar, especialmente el amortiguador pues todavía utilizan amortiguadores Fox sin gráficos para su Spark con una presión de 130 PSI para la carrera de Vallnord.

Como decíamos, Nino estuvo montando diferentes configuraciones de neumáticos hasta decidirse por los Maxxis Aspen de 2.25 tipo tubeless ready y con carcasa EXO (para una mayor protección) en ambos neumáticos. Se da la circunstancia que Nino también estrenaba unas exclusivas llantas DT Swiss de carbono con alguna pequeña variación respecto a las de serie, las  DT Swiss XMC 1200 Spline Carbon. Imaginamos que deben estar probando diferentes anchos de llanta interno. Yanick nos asegura de que el mejor valor de estas ruedas es su calidad de giro y fiabilidad. Su peso, en torno a los 1.490g el par. Además nos contó que utilizan líquido sellante No Tubes y que para competir en XCO emplea una cantidad de 45 ml por rueda.

En cuanto a las presiones de las cubiertas. Podían variar, pero que corriendo con el terreno  seco, como así fue, las presiones elegidas serían de 1.45 para el neumático delantero y 1.50 para el trasero.

Una de las grandes particularidades de la bici de Nino y que ya pudimos comprobar en Sud África durante el transcurso de la Cape Epic es la colocación invertida del manilllar. Igual que Carlos Coloma en su nueva bici, coloca el manillar de esta manera tan poco ortodoxa con tal de lograr bajar cerca de 5 mm la altura del manillar. De esta manera calca prácticamente la altura que tenía en su bici de 27.5.

Como podéis apreciar, Nino emplea puños de silicona de la marca Syncros. Utiliza un manillar de carbono de Syncros (marca de componentes adquirida por Scott) con unas anchura de 680 mm y una potencia de 90 mm de longitud y 25º negativos. Suele utilizar un Garmin 820 para entrenar (de ahí que conserve el soporte en la potencia) y desde el mando situado en la parte interna izquierda del manillar encontramos el pulsador Twinloc, encargado de gestionar simultáneamente ambas suspensiones.

Nino utilizó una transmisión Sram Eagle XX1 de 12 velocidades, un casete de con una relación de 10/50 y un plato de 36 dientes coronado con un guia-cadenas muy minimalista de tan solo 23 gramos. Las bielas, también de carbono, eran de 175 mm de largo.

En cuanto a frenos, confía en la potencia de los Sram Level Ultimate con maneta de carbono y discos de 160 mm tanto delante como detrás. Para conseguir el máximo de libertad en ese aspecto se ha diseñado un soporte para la pinza trasera que va anclado al eje de la rueda y a la vaina. Es ligero y limpio, y no limita el movimiento del basculante pero si el tamaño de los discos que deben ser de 160 mm o 180 mm.

Topeak es la marca responsable de los accesorios, como el portabidón Shuttle Carbon de solo 20 g de peso.

Además, pudimos saber que Nino ha estado barajando la posibilidad de montar una tija telescópica pero que de momento lo descarta. Su mecánico nos dio dos razones. La primera, que va sobrado técnicamente y no la necesita con el consiguiente ahorro de peso que ello supone. Y segundo, cuando la han estado probando ha aumentado la posibilidad de pinchar pues potencia todavía más la conducción agresiva de Nino penalizando en la fiabilidad principalmente de sus cubiertas.

La bici de Nino, lista para competir, con un conjunto fiable de componentes, montada con los pedales Ritchey WCS de titanio, portabidón y soporte de GPS bajaba de la espectacular barrera de los 10kg de peso, nada menos que 9.770 gr, una cifra al alcance de pocas bicis de doble suspensión.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.