Guardes la bici en la habitación más segura y menos expuesta al interior de tu casa, la tengas a buen recaudo, o al menos tú lo pienses así, en el trastero, o la tengas en el balcón protegida porque no te cabe en casa, tu querida bici siempre está expuesta a que el amigo de lo ajeno se haga con ella.

El ciclismo, las bicis, el mountain bike está de moda, y los nuevos ladrones se han dado cuenta de que hay bicis que valen más de 5.000 euros, aunque tiene que quedar claro que no hay ninguna bici que esté a salvo de ser sustraída, ya nos costara 800 euros o nos costara 8.000. Los números están ahí y el robo de bicis no deja de crecer, y para que os hagáis una idea, vamos a daros cuatro datos:

¿Sabías que cada cinco minutos se roba una bici en Europa, que en España hay más de 100 robos de bicicleta al día por ciudad, o que en cuatro meses los Mossos d’Esquadra pueden llegar a recibir más de 1.000 denuncias por robo de bicis?

Las bandas organizadas de ladrones se han dado cuenta de lo que puede llegar a valer una bici y, además, la situación actual favorece que tras el robo puedan colocar la bici en el mercado con una cierta facilidad, ya sea a través de las webs de venta de productos de segunda mano o en algunas apps de compraventa de productos, donde la demanda de bicis es muy elevada. Todos los que alguna vez las hemos utilizado podemos dar buena fe de ello.

Por desgracia, todos conocemos a alguien a quien le han robado la bici, algunos a unos cuantos a los que se la han robado varias veces y nadie está a salvo. Hasta los cracks se ven afectados. Varios han sido los casos en los que los cacos se han hecho con las bicis de algunos ciclistas conocidos. El último en ser víctima de ello fue David Valero, a quien una vez había acabado la competición, le robaron las bicis de ciclocross del coche después de competir en una prueba de La Garriga.

Y quién iba a decirnos hace unos años que si vivimos en un primero o en segundo, no sería nada seguro dejar la bici en el balcón. De un tiempo a esta parte han aumentado mucho este tipo de robos, así como los de los trasteros. Por esta razón las compañías de seguros cada día reciben más llamadas de ciclistas que quieren asegurar sus bicis.

Qué dicen las compañías aseguradoras

Nos pusimos en contacto con las principales compañías aseguradoras, las que todos tenemos en mente, como Mapfre, Liberty Seguros o Axa. Partiendo de la base de que, ante el riesgo que conlleva, queremos asegurar nuestra bici, varias son las preguntas que nos vienen a la cabeza: ¿el robo en el hogar, en el balcón o en el trastero están cubiertos?

Por ejemplo, en Liberty Seguros nos aseguran que si la bici está en el balcón, se considera como si estuviera en casa, aunque poco después nos dicen que “no está claro”. Hay que asegurar la vivienda y dentro de la vivienda va la bici, a través de una póliza de hogar”, nos comentan desde el otro lado del teléfono, para añadir, “depende de si la tienes en casa o en el trastero se cubre menos”. El precio de la póliza varía en función de las características de la vivienda, de los metros cuadrados y del importe del contenido, es decir, del de la bici. ¿Cuánto nos costaría?, preguntamos. “Una vivienda normal, de 80 m2, que no es ni un bajo ni un ático, con contenido de 15.000 euros, tiene un precio de 200 euros al año, pero también depende de cuánto se tarde en hacer el presupuesto”. En el caso de que la bici sea robada de dentro de la casa, se indemniza por el valor de la bici o su valor actual, mientras que si se tiene en el trastero, se indemniza solo por un 10 %, lo que nos aconseja claramente no guardarla en él. Tras poner la denuncia por robo, un perito de la compañía se desplazará al domicilio. Luego hay que esperar un plazo de tiempo a ver si aparece la bici y, si no, se indemniza.

Foyer West: Pressekonferenz EUROBIKE 2017

Con el candado En el caso de Axa nos comentan que el seguro cubre el valor de la bici menos la franquicia; que suele ser del 10 %. Es decir que si la bici vale 2.000 euros, habrá que restar el 10 %; y en el caso de que la bici ya se dispare a los 7.000 euros, la franquicia es del 20 %. Lo que sí nos señala este agente y nos repite en varias ocasiones es que la bici, ya sea en casa, en el balcón o en el trastero, hay que tenerla atada a un candado homologado. “En casa yo también le recomendaría que la tuviera atada con un candado”, apunta el agente, quien pasa a leernos un apartado del contrato de la póliza. “Lo primero que dice esta es que si la bici se encuentra en una dependencia exterior, tiene que estar sujeta por el cuadro a través de un objeto, cadena o candado”. Es decir que si la tenemos en el balcón de un primer piso, lo mejor es que la tengamos atada a algún punto, por ejemplo a uno de los barrotes del balcón. De esta forma dificultamos la tarea a los cacos y, por otro lado, evitamos problemas con la compañía aseguradora. Un dato interesante en el caso de Axa es que la póliza también nos protege en caso de que el hurto se produzca en lavivienda turística ocasional, al cubrir el robo tanto en el domicilio como en el garaje, siempre y cuando esté atada con el candado”.

Un punto que también trata Mapfre. En los seguros de bicicleta que ellos ofrecen –desde 37 euros al año–, en el apartado de robo de la bicicleta se indica: “Indemnización del robo de la bicicleta en vivienda habitual o secundaria y en sus dependencias o trastero siempre que la bicicleta esté sujeta a elemento fijo mediante candado homologado. Cubre el robo de la bicicleta fuera de la vivienda siempre que la bicicleta esté sujeta a un objeto fijo mediante candado de seguridad. Se cubre el hurto y la apropiación indebida. El cliente deberá acreditar la posesión de un candado de seguridad”. Parece pues que sí, que las compañías cubren el robo de la bici tanto en el interior del hogar como en el balcón –una práctica de robo cada vez más habitual– o en el garaje, siempre y cuando esta esté sujeta con un candado, que tiene que estar homologado; aunque no estaría nunca de más a la hora de contratar un seguro para bicis asegurarse bien del todo.

Consejos tras el robo

Esperemos que no, pero todos estamos expuestos a que en algún momento u otro nos roben la bici, así que lo importante llegado ese momento será saber cómo hay que actuar.

Lo primero que hay que hacer en caso de ser víctima de un robo es denunciarlo en la dependencia policial más cercana. Para presentar una denuncia, ya sea de una bici o de un coche, es necesario aportar el DNI, pasaporte, NIE o permiso de conducir. También es muy importante conservar la factura de la compra o, en el peor de los casos, una fotocopia para facilitar las cosas; además de aportar el mayor número de datos de la marca de bici, el modelo, el color y los rasgos característicos. A su vez, el número de registro de la bici y una fotografía de la misma puede ser de gran ayuda.

Muchas veces no pensamos en ello, pero ninguna bici está a salvo, así que es conveniente guardar la factura de la compra y el número de serie de la misma, conservando ambos en un lugar seguro, del que luego nos acordemos. Pensad que en el caso de que la Policía encuentre vuestra bici, tendréis que demostrar que se trata de ella. No estaría de más que personalizarais la bici, equipándola con alguna pieza o detalle especial, que la haga diferente a la competencia y al resto.

Cuatro ojos ven más que dos, así que después de efectuar la pertinente denuncia y confiar en la pericia de la Policía, lo mejor es que tú mismo empieces a buscarla también, ¿dónde?, pues en las páginas web especializadas en venta de productos de segunda mano, así como en las apps de venta de artículos usados, en las que muchas veces no se controla como se debería todo el proceso de la compraventa. Si la encuentras en una de estas plataformas, puedes quedar con el comprador, y si lo haces acompañado de los agentes de seguridad, matarás dos pájaros de un tiro: recuperarás tu bici y la Policía detendrá al ladrón.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.