Sensor de cadencia: 5 razones por las que deberías usarlo

Sensor de cadencia: 5 razones por las que deberías usarlo

Si te has propuesto mejorar tu estado de forma sobre la bici y no sabes aún qué nuevas técnicas añadir a tus entrenamientos, la utilización de un sensor de cadencia pueda ayudarte a lograr tu objetivo. Te damos una serie de razones para instalarlo en tu bicicleta.

PUBLICIDAD Content_1

Es posible que términos como frecuencia cardiaca, potencia o cadencia te den aún pereza a la hora de practicar ciclismo. O te suenen a entrenamiento profesional y acabes descartándolos. Pero queremos romper ese mito de que la captación de datos de tus salidas no son útiles para un ciclista aficionado. Todo suma en tu progresión. Por ello te aconsejamos desde aquí que empieces a trabajar en función de tu cadencia de pedaleo para mejorar como ciclista.

¿Cómo hacerlo adecuadamente? Lo primero de todo tendrás que instalarte un sensor o medidor de cadencia en tu bicicleta para obtener datos fiables que puedan guiar tu mejora.

¿Qué es y para qué sirve un sensor de cadencia?

sensor de cadencia pedal
Marcas como Garmin han integrado el sensor en los propios pedales.

Un sensor de cadencia es un dispositivo capaz de medir las revoluciones por minuto (rpm) de la biela o los pedales de la bicicleta. Es decir, el número de vueltas que hace el pedal durante un minuto. Este valor mide la cadencia de tu pedaleo y te servirá para optimizar el ritmo y mejorar tu rendimiento.

El dispositivo consta de un sensor que se instala, generalmente, en una de las bielas con cinta adhesiva o bridas, aunque los hay integrados en ésta, y un conector situado en el soporte de la cadena. La captación de las rpm se consigue gracias a unos acelerómetros. Los más antiguos usaban imanes, pero es una tecnología que ha quedado obsoleta por la aparición de la primera. Además, desde el conector es posible enviar los datos a la centralita de un ciclocomputador (mediante conexión ANT+ o Bluetooth), o incluso al teléfono móvil, para ver los datos en tiempo real y almacenarlos para su análisis.

PUBLICIDAD Content_2

Razones por las que tener un sensor de cadencia

1. Mejorarás tu pedaleo

Con las mediciones del sensor de cadencia obtendrás datos de referencia para mejorar tu pedaleo. En base a unos valores predeterminados de rpm, podrás aumentarlos o reducirlos dependiendo del momento de forma en el que te encuentres, el tipo de ciclismo practicado o el recorrido (llano, montaña, etc.). La información es poder y tenerla sobre tu cadencia te permitirá tener un punto de referencia claro, aprovechar cada pedalada y evitar el derroche de fuerzas.

2. Te cansarás menos

Encontrar la cadencia de pedaleo óptima significa aprovechar cada gramo de fuerza que tengas, retrasando la aparición de la fatiga y evitando el sobreentrenamiento o la aparición de lesiones. No obstante, lograr esto implica prestar un poco más de atención a la planificación de tus salidas o entrenamiento, y saber interpretar los datos de cadencia. En otros artículos como éste que os compartimos justo debajo encontrarás más información sobre cómo comprender correctamente los datos del sensor de cadencia.

Relacionado || ¿Existe la cadencia perfecta en el ciclismo?

Retrasar la fatiga significa mejor recuperación, asimilación de esfuerzos y, finalmente, mejora del estado de forma. Esto tampoco llega de la noche a la mañana. Repetimos que una buena interpretación de los datos de cadencia y cumplir con un plan de entrenamiento definido deben combinarse, para empezar a ver mejoras ya en las primeras semanas tras introducir los cambios.

PUBLICIDAD Content_3

4. Fácil de utilizar e interpretar

sensor de cadencia polar

La instalación de un sensor de cadencia es muy sencilla y apenas complica la mecánica de la bicicleta. Y el peso añadido es testimonial. Además, entrenar en base a la cadencia es recomendable para todos los niveles, desde principiantes a avanzados, y sólo deberás tener en cuenta una sola medición, la de las rpm.

5. Es económico

sensor de cadencia precio

Desde 10 € se pueden conseguir sensores de cadencia fiables a los que conectar vía Bluetooth a un teléfono móvil, y ver los datos desde una app concreta creada para el dispositivo. O también está la opción de emparejarlo con tu ciclocomputador para verlos en tiempo real o una vez acabada la ruta.

Marcas como Taope poseen modelos sueltos económicos para emparejar con el móvil. Por lo general, Garmin, Wahoo, Polar y sus ciclocomputadores poseen los sensores más avanzados y codiciados, pero otras marcas de prestigio como Sigma poseen opciones más económicas ciclocomputador + sensor o sensor por separado (a emparejar con el ciclocomputador) con captación de datos muy fiables.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.