¿Cómo va?

El ICEdot es un sensor de detección de impactos que se instala en el casco y permite enviar una señal de aviso automática en caso de caída grave. El sistema se compone de varios elementos el primero y más importante, un pequeño aparato de color amarillo en forma de pequeño disco que contiene un acelerómetro, un giroscopio y que se comunica por Bluetooth 4.0 con tu iPhone (4S o superior) o tu Android (4.3 o superior).

El pequeño sensor, que se engancha en el casco mediante un soporte y bridas, pesa unos 15 gramos y contiene una batería de litio que promete una autonomía de unas 20 horas, fácilmente recargable mediante conexión USB (micro USB). La otra parte del sistema la forma el software, a través de una APP instalada en tu smartphone y que se comunica con el sensor para determinar cuando hay un impacto grave.

A través de una serie de algoritmos propios, el sensor detecta y decide si el golpe ha sido lo suficientemente grave para dejarte inconsciente y emite una señal sonora en forma de cuenta atrás, que si el biker no cancela manualmente, envía un aviso vía SMS a los contactos que hayamos indicado previamente con nuestra localización de GPS exacta.

Para ello, se debe crear una cuenta on line en la que se almacenan todos nuestros datos médicos, de contacto, etc., así como de las personas a las que se debe contactar en caso de detectar una caída grave hasta 10 personas). Ello permite localizarnos a través del sistema GPS del móvil y que el rescate sea mas rápido.

¿Para quién es?

Nos parece una gran solución para gente que sale a entrenar o a montar en bici sola. Si te caes por un barranco o tienes un accidente grave cuando vas solo, tu vida puede correr peligro si no hay un amigo cerca. El ICEdot se convierte en tu guardaespaldas y al menos consigue avisar a alguien de que estás en problemas. Para ello es muy importante configurar bien la cuenta y elegir correctamente las personas de contacto para que el aviso sea efectivo.

¿Qué falta?

El sistema depende de la señal móvil para enviar el aviso, así que no es 100 % infalible y precisamente puede fallar en las zonas más remotas, donde más falta hace ser localizado rápidamente. Existe una función que permite rastrear hasta el último punto grabado también en caso de pérdida de la señal de GPS. Sería perfecto si integrara una luz de led , ya que su colocación en la parte trasera del casco aumenta nuestra visibilidad. Algo más de autonomía no le iría mal, aunque entonces la batería pesaría más y sería más incómodo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.